Luchar contra los privilegios de la Iglesia es luchar por los derechos de las mujeres

0
32


La Iglesia usa los enormes beneficios que recibe del Estado para hacer campañas en contra de nuestros derechos.

Esta semana, la legisladora Laura Vilches destapó el fraude que comete la Iglesia Católica en Córdoba al realizar actividades lucrativas en propiedades por las que no paga impuestos. Hay que aclarar que las más de 1.700 propiedades de la Iglesia que no pagan impuestos son una pequeña parte de sus enormes riquezas, ya que seguramente hay muchísimas más sobre las que no han pedido exenciones.

Entre los inmuebles detectados por nuestra investigación se encuentran 21 terrenos y casas en un exclusivo country de Villa Allende, decenas de locales comerciales en el centro, playas de estacionamiento, una estación de servicio y hasta un supermercado.

Esta es sólo una de las fuentes de ingresos de la Iglesia. El Estado nacional les paga 130 millones de pesos por año para sueldos, además de otras partidas millonarias para pasajes, refacción de templos, jubilaciones, etc. Mientras tanto, para el pueblo trabajador se hace cada vez más difícil llegar a fin de mes entre los tarifazos y los aumentos de precios en general.

Para las mujeres, la situación es aún más difícil. Los porcentajes de pobreza y precarización laboral son mucho más altos en la población femenina, y somos las primeras en perder el trabajo frente a una crisis. El Presupuesto nacional, aprobado con represión hace unas semanas, contempla solo un 0,13 % para financiar programas vinculados a derechos de las mujeres y la diversidad sexual. Son 5.528 millones de pesos, mientras que al pago de intereses de la deuda van 600.000 millones.

Lejos de usar sus privilegios para el “bien común”, como salió a decir el Arzobispado de Córdoba, la Iglesia usa los millones de pesos que recibe del Estado y los que recauda con sus negocios para lanzar enormes campañas contra nuestros derechos, como se vio en el caso de la oposición al derecho al aborto y luego contra la Educación Sexual Integral.

Este 26 de noviembre, las mujeres tenemos una cita de honor en el Día de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres. La marea verde tiene que llenar nuevamente las calles para exigir la separación definitiva de esta institución reaccionaria del Estado.



Source link