Macri minimizó la crisis de Argentina y ante las tensiones comerciales pidió “consenso”

0
86


En el medio de amenazas cruzadas de aranceles entre China y EE.UU. el presidente disertó ante los países del BRICS y pidió “construir consensos que acomoden las diferencias”.

El presidente Mauricio Macri, que asistió como presidente de turno del G20, solicitó “construir consensos que acomoden las diferencias” ante los aranceles cruzados anunciados entre EE.UU. y China y también buscó minimizar la crisis argentina.

El mandatario local dio un discurso en la X Cumbre del BRICS, ante sus pares del bloque que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. También participaron los miembros del denominado “BRICS Plus”. Una iniciativa diseñada para incrementar la cooperación entre países “emergentes”, junto a los presidentes de Turquía, Tayyip Recip Erdogan; y de Jamaica, Andrew Holness.Se realizó en el Convention Center de Sandton de la ciudad sudafricana de Johannesburgo.

Te puede interesar: La Argentina al frente del G20: la falsa ilusión de ser “líder global”

Macri sostuvo que “la escalada de medidas unilaterales y de represalias tienen un potencial impacto sistémico en el crecimiento y ejercen presión sobre la eficacia del multilateralismo” y agregó que “la clave para avanzar en nuestra ambiciosa agenda ha sido y continuará siendo el consenso. Es con este mismo espíritu que estamos presidiendo el G20. Eso es lo que queremos para el G20: que sea un espacio de coordinación para buscar terreno común y construir sobre preocupaciones compartidas e intereses comunes”.

El presidente argentino señaló que “es momento de fortalecer la gobernanza global. Con franqueza, pero con respeto; con principios, pero con soluciones prácticas. El multilateralismo no es, ni debe ser, un ritual de fotos para la prensa, es un seguro contra la discrecionalidad del poder y un compromiso con la coexistencia global a la que estamos destinados”.

Te puede interesar: Tensiones emergentes en la coyuntura económica internacional

A pesar de las declaraciones optimistas y de consenso de Macri, el contexto mundial es de mayores tensiones comerciales y un ascenso de tendencias nacionalistas en los países centrales (Brexit, Trump). Se expresaron estas tendencias en las amenazas de aranceles cruzados entre China y EE.UU., Trump aplicó también tarifas de 25 % a las importaciones de acero y de 10 % a las de aluminio al bloque europeo. También hubo “choques” entre Estados Unidos con Canadá, México y China.

Otra vez el verso de la “tormenta”

Sobre Argentina, el presidente Macri afirmó que “los argentinos decidimos avanzar en un nuevo camino, enfrentando los problemas y tratando de resolverlos en lugar de esconderlos”.

Sobre la crisis el mandatario local señaló que “hace unas semanas, la economía hizo frente a una tormenta debido a la volatilidad externa y a algunos factores externos. Pero tenemos las herramientas para superarla y mantener el curso. Estamos haciendo los esfuerzos concretos”. Macri volvió a justificar la crisis como un problema externo desconociendo el fracaso de sus propias políticas. La economía argentina volverá a caer en una estanflación y se profundizará el plan de ajuste que el Gobierno local acordó con el FMI.

Macri arribó a Johannesburgo el jueves y mantuvo reuniones bilaterales con los presidentes Xi Jinging y Vladímir Putin para solicitar inversiones para Argentina.

Ambos mandatarios se mostraron interesados en poder fortalecer el comercio mutuo. Acuerdos y negociaciones, que seguramente, traerá grandes ganancias para las empresas chinas y rusas con intereses en la minería, agronegocios, transporte y negocios financieros entre otros.

Te puede interesar: Los BRICS levantan el “libre comercio” contra el proteccionismo de Estados Unidos



Source link