Macri y Mercado Libre a las puertas de un negocio millonario usando las AUH

0
96


Además de las exenciones impositivas que el macrismo le concedió a la empresa creada por el multimillonario Marcos Galperín, ahora la beneficia con otra oportunidad de negocios: $ 12.000 millones de subsidios estatales se podrán pagar a través de la billetera electrónica Mercado Pago.

Marcos Galperín, fundador de la plataforma comercial número uno de Argentina, ha protagonizado en los últimos días polémicas en las redes sociales con referentes políticos como el kirchnerista Juan Grabios y Nicolás Del Caño del PTS-FIT.

Te puede interesar Del Caño: “La ley de Economía del Conocimiento busca beneficiar a grandes empresarios”

El líder de Mercado Libre, que el viernes pasado se coronó como la empresa argentina mejor posicionada en Wall Street con una suba de 21,34 % en sus acciones, fue duramente cuestionado por el secreto a voces de su “éxito”, muy ligado a beneficios fiscales otorgados por el gobierno cambiemita.

Para tomar dimensión, el valor en bolsa de Mercado Libre asciende a U$S 28.700 millones, superando a la multinacional Techint de los Rocca que acumula un valor de U$S 16.500 millones; y superando por cinco veces el valor de YPF, calculado en U$S 5.800 millones.

Pero la ayuda de Cambiemos no es de extrañar, Galperín cumple a raja tabla con el perfil de “amigos” del Gobierno que acrecentaron sus ganancias bajo su gestión: proviene de una familia supermillonaria, exige un avance de la reforma previsional y se reconoce como todo un emprendedor.

Podés leer Polémica por prebendas a Mercado Libre: el secreto del “emprendedurismo” de Galperín

El acuerdo millonario entre la Anses y Mercado Libre por las AUH

El motivo real de la polémica con Grabois escondía algo más turbio, el miércoles desde la Anses confirmaron que se alcanzó un acuerdo con Galperín para otorgarle la realización del pago electrónico de 500 AUH a su billetera digital Mercado Pago.

Este proyecto se habilitó en enero a través de una normativa aprobada por el responsable de la Anses, Emilio Basavilbaso, que autoriza el uso de billeteras digitales para el pago de beneficios de alcance nacional, como la Asignación Universal por Hijo (AUH), las becas Progresar y los planes Hogar.

Por el momento la primera empresa confirmada que comenzará la prueba piloto el próximo mes, es Mercado Libre. Pero se podría ampliar a otras empresas ligadas a pagos electrónicos que están bajo evaluación como: Plus Pago, Gire (Rapipago), Todo Pago (Prisma) y Ualá, el banco digital en ligado a Goldman Sachs y George Soros.

Desde la Anses argumentan que con esta medida podrían reducir costos generados en el pago de los subsidios y “transparentar” los mismos. Sin embargo, el Banco Nación cuenta con una plataforma de pago digital llamada PIM. En este caso, la medida adoptada por Basavilbaso no sólo enriquece más a Marcos Galperín, sino que habilita el avance de la privatización de los pagos de subsidios nacionales realizados hasta el momento a través de entidades bancarias públicas.

El vicepresidente de Mercado Libre, Osvaldo Giménez, confirmó en declaraciones a la prensa sobre el acuerdo que a los usuarios de la prueba inicial se les otorgará una tarjeta Mastercard prepaga, con la cual podrán consumir sin cargo y extraer dinero del cajero. También podrán usar la aplicación móvil para cargar la sube o pagar servicios.

De manera muy cínica dado que quienes estarían utilizando esta billetera virtual pertenecen a los sectores más vulnerables que consumen todo su ingreso en necesidades básicas, Giménez remarcó que “los depósitos en la cuenta de Mercado Pago generan intereses –del orden de 43 % anual– por medio de un trámite extra, muy simple y online. O sea, el dinero en la cuenta genera sumas extras diarias.”

Las declaraciones del vice de Mercado Libre, no tienen desperdicio, asegura que “por el momento”, es decir, sólo durante la prueba inicial, no van a cobrarle al gobierno por sus servicios. Argumenta que el objetivo de Mercado Pago es cambiar los hábitos, pero igualmente se juegan a retener a muchos clientes al final de la prueba.

Según un cálculo realizado por el diario La Nación el negocio sería millonario ya que contempla transacciones que superan los $ 12.000 millones al mes entre: “el pago mensual de las 3.924.734 de AUH ($ 2652 por hijo), más $ 2,8 millones de pagos por el programa Hogar ($ 163 por mes) y 600.000 becas progresar de ($ 1.800 mensuales).”

De sólo pensar en una pequeña comisión por cada una de esas transacciones es imaginable el negocio que representa para Galperín y la fuente de nuevos usuarios de sus plataformas provistos gratuitamente por el Estado.

Una vez más, desde el gobierno generan oportunidades de negocios para aumentar las ganancias de sus amigos, así lo hizo con el campo, con la timba financiera y con los tarifazos otorgados a las empresas energéticas. En este caso es escandaloso que la Anses entregue a las empresas con monederos virtuales o a la banca privada el pago de los subsidios sociales.

En el contexto recesivo el Gobierno continúa favoreciendo hasta con descuentos impositivos o reintegros a las exportaciones (como en el caso de las multinacionales automotrices) a los sectores más poderosos. Los trabajadores y los sectores vulnerables siguen soportando los efectos de la alta inflación, la inestabilidad laboral y más ajuste a pedido del FMI. Todo podría empeorar porque la crisis no tocó fondo.

Te puede interesar El Fondo, la plata quemada y diez juramentos a los “mercados”



Source link