Magario y la “unidad” de las mujeres del PJ: pañuelos verdes no, sapos y dinosaurios sí

0
107


En nuestro país quedó demostrado el 8M que el movimiento de mujeres es un actor político y social actuante, pese a los intentos de sectores del PJ/kirchnerismo que, con sus representantes a la cabeza, invitan a las mujeres a abandonar las calles y unirse en las urnas con los dinosaurios celestes como Juan Manzur.

Demagógicamente, con Magario a la cabeza, vemos “encuentros de mujeres peronistas” planteando: “Hoy las mujeres nos ponemos en marcha con la esperanza de cambiar este país”. Con un discurso de “ unidad para enfrentar a Macri”, pretende pasivizar el movimientos de lucha en las calles y llevarlo detrás de un proyecto que se postula cumplir con las órdenes del FMI: ajuste y más ajuste.

Te puede interesar: ¿Adónde va el movimiento de mujeres?: polémica entre la izquierda y el kirchnerismo

Magario: la mejor alumna de Cristina

Recordemos que Cristina Kirchner, el mismo día de la discusión del proyecto de ley de aborto legal en el Senado, mientras había 1 millón de personas, jóvenes secundarias y trabajadoras en las calles, aconsejaba “no enojarse con la iglesia”. Luego llamaría a unir pañuelos verdes y celestes.

Podemos decir que una de las mejores alumnas es Veronica Magario, actual intendente del populoso distrito de La Matanza.

Veamos: Ya en el 2016 mostró sus rasgos camaleónicos, cuando a sólo meses de haber adherido formalmente al Proyecto de Ley presentado por la “Campaña Nacional por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito”, firmó junto a varios intendentes del FpV, reunidos con el obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, el “Pacto de San Antonio de Padua”, desde donde cuestionaron al aborto. Puro oportunismo y demagogia

Tras los pasos del peronismo celeste…

En octubre del año pasado nos enteramos que, por ordenanza municipal, Magario dispuso el “Día de las Iglesias Evangélicas”, anunciándolo con un gran festival “cristiano”.

En el distrito de La Matanza teje alianzas tanto con las jerarquías de las iglesias evangélicas como católicas.

La vimos abrazada apoyando al Obispo de la Diócesis de San Justo monseñor Eduardo García , conocido por discriminar y despedir a las docentes de las escuelas privadas del distrito, visitando sus obras en Puerta de Hierro, un barrio muy castigado por la crisis económica.

Es decir, ante un escenario de mayor crisis económica y social, ante el ajuste digitado por el FMI, que cumplen Macri y gobernadores, en La Matanza (distrito con más de 2 millones de personas) un sector importante ya forma parte de las cifras de pobreza e indigencia. En éste escenario, Magario acude a las Iglesias para que actúen de contención de la crisis social.

Te puede interesar: Obispado de San Justo, nuevamente contra los derechos de las mujeres

La amplia unidad a la que invita la intendenta de la Matanza y los Encuentros de mujeres peronistas, es con los militantes “antiderechos”, rabiosos defensores del aborto clandestino y adoradores del misógino Bolsonaro, presidente de Brasil.

Pero también incluye a los gobernadores “dinosaurios” como Manzur, que obligan a parir a niñas violadas, desconociendo la ILE, que existe desde el año 1921.

Entonces, no es casual que los pañuelos verdes y el reclamo de los derechos de las mujeres estén ausentes de sus encuentros y campaña. Abonan una alianza electoral con los gobernadores medievales, los amigos de Bergoglio y los pastores evangélicos.

Magario comenzó el año desplegando una amplia campaña electoral. Se la puede ver recorriendo escuelas “preocupada por la educación” entregando “kits” escolares que incluyen: 2 block de hojas y una lapicera (gastó mas dinero en la bolsa que en los útiles). La vemos haciendo declaraciones contra el tarifazo de los servicios que afectan a las familias matanceras, indignada por los dichos de Macri declara: “Son los despedidos y los que no llegan a fin de mes los que tienen que estar calientes con sus decisiones irresponsables”. Pero lo que no dice, es que el peronismo gobernó por muchisimos años la provincia y, también, es responsable de las condiciones estructurales de miseria de la mayorias que habitan las barriadas.

En lo que respecta a políticas de género, Magario continúa su demagogia y el 8M decía: “Decidimos decretar asueto para que todas las mujeres puedan participar del reclamo por sus derechos laborales, sociales, de integración y por #NiUnaMenos”. Pero el municipio ni siquiera tiene una secretaría de género, y mientras la violencia hacia las mujeres sigue creciendo, sólo posee un refugio municipal para mujeres en situación de violencia, vaciado de recursos.

Por otro lado, continúa dándole la espalda a la implementación de la Ley de Cupo Laboral Travesti Trans “Diana Sacayán”, que permitiría el acceso a trabajos al colectivo travesti- trans que sufren discriminación y exclusión constante.

Hoy Magario y las mujeres del PJ nos quieren convencer que guardemos el pañuelo verde, y nuestros reclamos, para subirnos al tren del “frente antimacri” que postulan para recorrer el camino empedrado de miseria, como posibles futuros administradores del ajuste y administradores del pacto de coloniaje con el Fondo.

Ya adelantaron que cumplirán los reclamos del FMI, nada de políticas que terminen de verdad con el saqueo y la pobreza creciente, cuando ya hay casi 2,7 millones de nuevos pobres.

Sólo el Frente de Izquierda plantea un programa de intervención ante la crisis, para que la paguen los que la generaron, los capitalistas, empezando por romper con el FMI y no pagar la deuda externa. Te invito a sumarte a dar estas peleas junto a mis compañeras del PTS y Pan y Rosas, para derrotar el plan de ajuste del FMI, Macri y los gobernadores. Es necesario fortalecer los reclamos de las mujeres uniéndolo a la lucha de los trabajadores y trabajadoras, como Madygraf, Coca Cola, Siam, y proponerse de verdad terminar con éste sistema de explotación y opresión.



Source link