Marcharon en San Javier por Silvia Gallardo: lleva cinco años desaparecida y sin justicia

0
269


Hace cinco años que Silvia Gallardo está desaparecida. Familiares, vecinas, vecinos y organizaciones sociales y de mujeres marcharon el pasado martes exigiendo justicia y avances en la investigación.

Silvia Gallardo es una de las cuatro mujeres desparecidas en los últimos años en Traslasierra. En la importante movilización en San Javier y Yacanto, estuvieron presentes familiares de Marisol Reartes y Luz Oliva. También acompañó la marcha, Soledad Cuello, hermana de Yamila, desaparecida en el 2009 en la ciudad de Córdoba.

La marcha finalizó en la plaza principal del municipio de San Javier y Yacanto donde se exigió aparición con vida de Silvia y justicia para que no haya más mujeres desaparecidas. En diálogo con la Izquierda Diario Analía, hermana de Silvia, expresó: “Estoy muy agradecida por la gran participación de los vecinos y vamos a seguir saliendo a exigir justicia y aparición con vida de Silvia, y por las mujeres desaparecidas del valle de Traslasierra”.

Silvia vivía en Yacanto, desde el 12 de febrero de 2014 hasta la fecha continúa desaparecida y nada se sabe de ella. En La Paz, la adolescente de 14 años Delia Gerónimo Polijo falta en su casa desde el 18 de septiembre de 2018 y suma la cuarta mujer desaparecida. Todos estos casos se encuentran radicados en la fiscalía de Villa Dolores sin ninguna respuesta.

Ver:Charla abierta en Córdoba: “Si nos faltan tantas, no podemos dejar de luchar”

Soledad Cuello, hermana de Yamila, desaparecida desde el 2009 y cuya causa está radicada en el fuero Federal por Trata de Personas, participó activamente de la marcha en apoyo a los familiares de Silvia y de las mujeres desaparecidas de Traslasierra y sostuvo: “seguimos exigiendo política de estado que ponga fin al maltrato, la violencia, el femicidio, el secuestro, la trata y a todas las formas de violencia y desapariciones de mujeres y niñas de nuestro país. Exigimos la aparición con vida ya de Silvia y denunciamos que el Estado es el único responsable”.

Desde la Agrupación Pan y Rosas nos solidarizamos con los familiares y estuvimos presentes en la marcha. A muy pocos días del 8M , más que nunca tenemos que organizarnos para ser miles en las calles para exigir que se declare la emergencia por violencia de género y reclamar educación sexual integral para decidir, anticonceptivos gratuitos para no abortar y aborto legal para no morir. Para que se escuche nuestra voz, para que no haya Ni una menos por femicidio, por trata, por travesticidios y transfemicidios es necesario que las dirigencias sindicales llamen a un paro activo tal como propuso la ultima asamblea de Ni Una Menos en Córdoba. Por una gran jornada de lucha en el Valle de Traslasierra y que aquí también la tierra tiemble.



Source link