Más del 80% de los estudiantes inscriptos en el IES 11 quedaron afuera

0
81


A partir de la implementación de exámenes eliminatorios para ingresar al profesorado de carreras de la salud, turismo y energía solar, 2301 alumnos de 2797 se quedaron sin poder estudiar una carrera de formación profesional. Las razones: el ajuste en educación.

El viernes pasado se conocieron los resultados de los exámenes de ingreso de las distintas tecnicaturas que ofrece el actual Instituto de Educación Superior N° 11 que depende del Ministerio de Educación de la provincia con un saldo alarmante, 8 de 10 estudiantes fueron expulsados de la institución por la implementación por primera vez de un examen eliminatorio que encubre la falta de profesores.

Éste déficit radica en que muchos docentes tuvieron que renunciar a sus cargos en 2018 por faltas de pago por parte del gobierno, en una clara política de ajuste en educación este año, el examen tiene la finalidad de que hayan menos alumnos, y por ende necesitar menos profesores. A su vez, los pocos privilegiados que logran pasar este filtro tienen que abonar una matrícula.

A pesar que en el discurso de apertura de sesiones legislativas Morales habló de supuestas mejoras en educación y la promesa de endeudar a la provincia por 300 millones para infraestructura escolar, lo cierto es que hay un ajuste en educación en curso. Muestra de ello es que se mantiene el salario docente en niveles de pobreza, el gasto en comedores escolares es de $6 por alumno, existe un déficit de 300 establecimientos educativos y todos los días se conocen innumerables casos de escuelas con problemas de infraestructura

Como en el caso de la retención de títulos a los egresados del Instituto Miriam Gloss, el cierre de 5 terciarios en el 2017 o el abrupto cierre de los CEIJAs, el gobierno de Morales muestra una vez más su desprecio por los jóvenes que trabajan y quieren estudiar para intentar mejorar sus condiciones laborales y poder dar sustento a sus familias o independizarse económicamente de sus padres. En la provincia sólo el 10% de los jóvenes tiene un trabajo en blanco, el resto lo hace manera precaria o en negro, cobrando mucha veces menos del 50% de lo que percibe un trabajador de planta.

Los sindicatos docentes y los centros de estudiantes de los diversos I.E.S. tienen que tomar también esta demanda muy sentida en la juventud que estudia y trabaja para pelear por el ingreso libre sin restricciones, la gratuidad de los institutos, por salarios docentes acordes a la inflación y partiendo de la canasta familiar, y contra las políticas de ajuste en educación de Morales, Macri y el FMI.



Source link