Mendoza: condenaron a los apropiadores de Claudia Domínguez

0
30


En el primer juicio en Mendoza por la apropiación de niños durante la última dictadura , un ex agente de inteligencia del Ejército y el matrimonio que inscribió como propia a Claudia Domínguez fueron condenados este jueves

Este jueves, el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Mendoza condenó en el juicio por la apropiación de la nieta Claudia Domínguez Castro a tres personas a las penas de 10 y 3 años. Pese a las críticas de la querella por las penas, se trató de una condena histórica, ya que fue el primer juicio por apropiación de niños durante la última dictadura que se realizó en la provincia.

El TOF condenó a Héctor Carabajal, exmilitar y agente de Inteligencia del Destacamento 144 por la apropiación de Claudia Domínguez Castro a 10 años de prisión, y al matrimonio compuesto por Julio Humberto Bozzo y Antonia Clementina Reitano a 3 años por la adopción irregular de la niña.

Claudia había recuperado su identidad en 2015, cuando se confirmó que era hija de Gladys Castro y Walter Domínguez. convirtiéndose en la nieta 117 en recuperar su identidad. Sus padres habían sido secuestrados en Godoy Cruz el 9 de diciembre de 1977 por un grupo de tareas del Ejército. Gladys estaba embarazada de 6 meses y su hija nació nació en cautiverio en marzo de 1978, según pudo reconstruir la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.



Claudia Domínguez Castro y su abuela María Domínguez. Foto: Marcos Garcia - Diario Los Andes

Claudia Domínguez Castro y su abuela María Domínguez. Foto: Marcos Garcia – Diario Los Andes

Te puede interesar: María Domínguez, abuela de la Nieta 117: “Mi lucha no está terminada”

Cuestionamientos al fallo

Desde la querella, encabezada por Viviana Beigel y Pablo Salinas, había pedido 15 años para Carabajal y 6 para Bozzo y Reitano, por lo que anunciaron que apelarán el fallo.

A través de su cuenta de Twitter, Abuelas de Plaza de Mayo denunció que “las condenas contra Bozzo y Reitano son de ejecución condicional. Ambos fueron hallados culpables de la apropiación de Claudia pero sin pena efectiva. Debemos remontarnos más de 20 años atrás para encontrar una sentencia tan benigna ante un delito tan grave”.

Por su parte, Sergio Salinas destacó que “los jueces han declarado el hecho como crimen de lesa humanidad en el contexto de genocidio, ta como se había pedido desde esta querella”, aunque cuestionó las penas: “no aplicaron la nueva norma que entiende que los delitos bajo análisis son permanentes y recién cesaron cuando Claudia recuperó su identidad”, explicó.

El fallo se dio a conocar a horas de una nueva movilización del 8M, donde cientos de miles de mujeres en la provincia y todo el país saldrán a las calles por los derechos de las mujeres, y también por las compañeras detenidas desaparecidas y por todas las niñas y niños apropiados por los genocidas.



Source link