Merlo: funcionario sugiere usar pava eléctrica en una escuela que tiene escape de gas

0
73


La Agrupación Marrón habló con una madre y abuela de alumnos de la escuela primaria nº 8 Hipólito Irigoyen, quien denuncia que desde el Consejo Escolar visitaron el establecimiento pero no dan respuestas.

Silvia relató a La Izquierda Diario que tiene a sus hijos y a su nieto en la escuela. “Hoy nos enteramos que hay cinco pérdidas de gas, tenemos problemas con la electricidad porque tenemos rajaduras en el techo y eso produce que las paredes están electrificadas. No tenemos agua, los baños están tapados”, denunció.

Y agregó que en la tarde del lunes “se acercaron representantes del Consejo Escolar. “Aunque parezca mentira, el representante nos preguntó si teníamos comedor en la escuela, le respondimos que no, entonces nos dijo que nos podíamos arreglar con una pavita eléctrica”, dijo indignada Silvia. “Me parece una vergüenza porque acá hay profesores que hacen doble jornada no pueden comer, chicos que ya estaban sin la merienda porque el Consejo no estaba mandando alimentos para la merienda, encima de todo los quieren derivar a los chicos a la Iglesia para cursar”, agregó.

“Nos dijeron que los maestros tenían que seguir con las actividades y que busquemos un lugar, las familias respondimos que es preferible que se pierda el año, porque no vamos a arriesgar a nuestros hijos mandando en estas condiciones”, afirmó Silvia.

Las madres y los padres denuncian que la inspectora no quiere acercarse a hablar con ellos. “No queremos que la responsabilidad recaiga sobre los docentes”, afirman al tiempo que quieren “que esto se solucione y queremos mandar a nuestros hijos a lugares seguros”.

Otra de las mujeres presentes en la escuela manifestó que es abuela de uno de los niños que concurren al colegio y que su mayor preocupación “es que el trabajo se haga bien. Sé que esto pasó en muchos colegios y lamentablemente pasó en este también. Lo que quiero es un control exhaustivo de que las cañerías de gas se hagan como corresponde, no que se arreglen llaves de paso, se arreglen las pavadas. Porque este es un colegio de muchos años y si las cañerías de gas son las antiguas son las cubiertas con esa tela con brea, hay mucho riesgo. Porque yo hice un trabajo hace cinco años y levanté esos caños y estaban todos picados. Mi idea es que el trabajo este bien hecho, que se traigan a las personas que corresponde para que se verifique que el trabajo esté bien hecho. Igualmente los trabajos de electricidad están en malas condiciones, porque cuando llueve las paredes se electrifican. Creo que el colegio debe contar con las instalaciones eléctricas en perfectas condiciones. Como abuela pido que haya la seguridad necesaria para los chicos y que el trabajo esté controlado, no que manden a cualquiera a hacerlo y que no termine controlado. Apuesto a la educación pública y espero que se solucione en cuanto antes”.

Las y los docentes de la Agrupación Marrón impulsamos desde nuestras escuelas reunión con las familias para exigir mayor presupuesto para educación.



Source link