Mientras avala miles de despidos, Sica destaca el “rol del Estado” ante “desafíos laborales”

0
129


Como Macri, Sica habla de un país que no existe. Mientras los despidos en la era Cambiemos rondan los 200 mil, el ministro reivindica el rol “central” del Estado en política laboral.

El ministro de Producción y Trabajo Dante Sica disertó este lunes en Madrid, durante la Conferencia de Ministros de Trabajo de Iberoamérica “Construyendo el futuro del trabajo”.

El funcionario macrista compartió el panel “El empleo en la era digital” con el ministro de Trabajo de Ecuador, Andrés Madero Poveda, y el viceministro de Trabajo de Bolivia, Héctor Hinojosa.

Allí Sica resaltó el “rol central del Estado” para dar una respuesta a los nuevos desafíos laborales a partir del “avance imparable” de la tecnología.

“Tenemos la necesidad de brindar protección social a los trabajadores para acompañarlos en la transición, con seguros de desempleo y capacitaciones para acelerar la reincorporación, para lo cual es central el rol del Estado frente a los cambios tecnológicos”, señaló Sica.

Sin embargo, la realidad contradice de lleno las afirmaciones del ministro. La verdad es que las medidas aplicadas por su Gobierno en clave de ajuste -a pedido del FMI y en acuerdo con los gobernadores peronistas- solo empeoraron el escenario laboral.

El mismo Ministerio de Producción y Trabajo difundió que en 2018 hubo 191.300 empleos registrados menos (de 12.387.200 ocupados en diciembre de 2017 cayó a 12.195.900 en diciembre del 2017).

Leé también “Tormenta” sin fin: se hundió la economía y hubo 191.300 empleos menos en 2018

A su vez la industria utiliza solo un 56,6 % de su capacidad instalada, la más baja desde 2002, producto de la desinversión en producción.

Los despidos, suspensiones y cierres de fábricas comienzan a ser moneda corriente. De hecho, según datos de la UIA, durante 2018 “un 60 % de las empresas redujo su dotación de personal” y se calculan una pérdida de 17.000 puestos de trabajo solo en el sector industrial registrado.

Una cosa es cierta: el avance de la tecnología es muy significativo, y podría implicar la reducción del tiempo de trabajo y el desarrollo productivo, pero no mientras esté en manos de los empresarios que solo la utilizan para aumentar sus ganancias a costa de la explotación y precarización del trabajo.



Source link