Milanesas con plástico: el nuevo menú de Larreta para los comedores escolares

0
224


Las denuncias sobre la precaria situación de los comedores escolares en la Ciudad de Buenos Aires, se acumulan.

Esta semana se compartió en la redes sociales un video donde una alumna del Comercial 35 de Villa Lugano muestra un sándwich que estaba en un paquete de plástico cerrado y tenía insectos en su interior.

Ahora se conoció que el día 28 de marzo varias escuelas de la ciudad recibieron milanesas contaminadas con plástico, que fueron entregadas por el proveedor Ruben A. Otero contenía a simple vista plástico de color azul que hacía que no fuera apto para el consumo de niñas y niños que concurren al comedor.

El colmo de la situación es que mientras se conocen los altos índices de pobreza que atacan a las familias que envían a sus hijos a la escuela pública, el gobierno de la Ciudad entrega comida en mal estado y en muchos casos le exige a las familias que paguen por el servicio de comedor escolar

El gobierno de Larreta no garantiza que la comida se entregue en buen estado, ajusta las raciones e incluye más trabas en la inscripción a las becas alimentarias. Contra esta situación las bancas del PTS-FIT presentaron un proyecto que da una respuesta a la situación actual para terminar con el negocio de las concesionarias y universalizar el servicio de comedores escolares.

Más información: Un proyecto para terminar con el negocio del hambre en las escuelas

La situación en los comedores escolares de la Ciudad sigue generando preocupación. A los crecientes impedimentos para que los chicos reciban su ración, ahora se le sumó el mal estado de la comida. En este marco, docentes denunciaron y mostraron imágenes de comida entregada por el Gobierno porteño que tendría plástico en su interior.

“Con ustedes!!!! La famosa #milaplastica que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires entrega a nuestros pibes en las escuelas. Por si no alcanzaba recortar viandas, limitar su servicio gratuito y pretender que cada familia pague 110 $ diarios…a falta de carne le metemos plástico”, detalló en su cuenta de Twitter Marilina Arias, referente de la agrupación 9 de Abril del sindicato docente Ademys y candidata a Legisladora en CABA por el PTS en el Frente de Izquierda.

También se pronunciaron desde el Cuerpo de Delegados de Cooperadoras Escolares de CABA denunciando “la gravísima situación y exigen la urgente intervención de todas las áreas del gobierno”.

A un servicio de mala calidad se suma que desde finales del ciclo lectivo del 2018 circuló una nota que informaba: “A partir del 16/10/18, tramitar para el año próximo la solicitud de becas – refrigerio – en forma online cada familia (…) Luego deberá sacar en la misma página un turno para acercarse a la sede con toda la documentación para validar los datos”.

Así, el sistema online que tantos reclamos genera en la asignación de vacantes escolares llegó también a los comedores, generando una mayor burocratización y menor comida de calidad para nenes y nenas de los jardines y las escuelas primarias de la Ciudad.

Según detallaron, los funcionarios comunicaron a conducciones y familias que aquellos que no realicen la inscripción on line de beca y no vayan a validar la documentación a una sede comunal no tendrán su ración de comida o su sandwich de refrigerio.

Esta medida de Larreta y su ministra de Educación, Soledad Acuña, muestra el desinterés por la educación pública, más allá de los discursos de campaña, y como se ajusta para cumplir con las metas impuestas por el Fondo Monetario Internacional, incluso poniendo en peligro la salud de niños, niñas y docentes.



Source link