Miles de niños siguen separados de sus padres y más migrantes mueren en la frontera

0
427


A pesar de que una corte ordenó al gobierno estadounidense reunir a los niños migrantes con sus familias, la ACLU denunció que miles siguen separados. Esto mientras hay fosas clandestinas en Texas.

El 10 de julio pasado era la fecha límite que fue establecida por una corte para que los niños migrantes aglutinados en centros de detención y “albergues” fueran reunidos con sus familias. Sin embargo, la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU por sus siglas en inglés) denunció en una declaración que aún hay miles de niños, algunos menores de 5 años, que siguen separados de sus familias.

“La administración de Trump no cumplió con la fecha límite de la corte del 10 de julio para reunificar a los niños menores de cinco años con sus padres. Miles de niños, incluidos menores de cinco años, permanecen bajo custodia del gobierno tras haber sido separados de sus padres”, se lee en la declaración.

Recientemente, abogados especializados en asuntos migratorios relataron que varios niños en centros de detención en Texas han recibido abusos en cuestiones legales, médicos y de otras índoles. Según Crystal Williams de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración, algunos niños fueron vacunados contra la Hepatitis A con dosis de adulto, lo que resultó en malestares, hinchazones y en un caso de un niño con vómito y diarrea. ¿La solución de las autoridades? Beber agua, la cual parece ser siempre la respuesta a los problemas de salud de los menores.

Al mismo tiempo, otros medios han denunciado las trabas legales que implementa el gobierno estatal. Según la ley, cualquier persona nacida en territorio estadounidense tiene derecho a ser ciudadano, pero los funcionarios tejanos se han rehusado a entregar actas de nacimiento a los hijos de madres indocumentadas.

Pero el suceso más escandaloso que se suscitó en estos días fue el descubrimiento de fosas comunes en el condado de Brooks, Texas. Tumbas sin marcar, cuerpos envueltos en bolsas (algunas marcadas como “riesgo biológico”, otras de basura), ataúdes apilados, cráneos entre las fosas, etc. Todo corresponde a cuerpos de migrantes encontrados cerca de un retén en Falfurrias. Las autoridades tejanas niegan que se haya quebrantado la ley al enterrar a estos cuerpos en fosas comunes.

El riesgo de cruzar el desierto para los migrantes no para en la frontera, sino que muchas veces tienen que arreglárselas para sobrevivir una vez dentro del gigante del norte, si es que la muerte no llega por ellos primero, lo que no los exenta de seguir recibiendo un trato indigno aun postmortem.



Source link