Myriam Bregman en Villa crespo: se pone en pie una gran campaña

0
47


A local lleno y entre mates, Myriam Bregman estuvo conversando con decenas de colaboradores del Frente de Izquierda sobre los desafíos de la izquierda y cómo preparar una gran pelea en estas elecciones.

Pasadas las 18, se juntaron con entusiasmo obreras de fábrica, laburantes de servicios, docentes, jubilados, estudiantes universitarios, terciarios y secundarios. Muchos jóvenes, madres y padres.

El local se llenó. La cercanía en el espacio y en las palabras que transmitía Myriam, dieron lugar al intercambio. Fueron muchos los que hicieron preguntas, dudas y contaban sus experiencias. Es que todos tenemos algo en común: vemos como nos quieren hacer pagar una crisis a los y las de abajo, y la situación no se aguanta más, queremos salir a pelearla.

“No nos comamos el verso del mal menor”, vamos por la unidad de la izquierda

Frente a la situación económica en la que se encuentra el país, el FMI, la deuda, los tarifazos, la inflación, el ajuste y como nos golpea a todos, tiene que haber otra opción. Mientras nos plantean que solo podemos votar en las elecciones entre dos posibilidades, el macrismo o el kirchnerismo junto al PJ, y que ninguno de esos políticos piensan en romper con el FMI. El Frente de Izquierda viene proponiendo al resto de la izquierda anticapitalista, conformar listas unitarias.

Contra los políticos que se llenan de plata, organización de la clase trabajadora

Myriam conto algo que se estuvo viendo en los medios en los últimos días, que las y los diputados del frente de izquierda, cobran como una docente. Es algo muy sentido por les que salimos a laburar todos los días, con laburos precarizados o teniendo tres laburos para lograr pagar los servicios públicos, la comida y el alquiler. Del lado de enfrente, hay una casta política que solo defiende los intereses de los poderosos y los empresarios, y que no viven como vivimos nosotros porque cobran 150 mil pesos. Viven en otra realidad.

Voces de pibas, jóvenes y trabajadoras

Valentina, una joven de 16 años, reivindicó las miles de pibas que colmaron las calles por el aborto legal en 2018 y demostraron que el reclamo y la fuerza de la marea verde sigue en pie. Planteó fervorosamente la necesidad de mostrar quienes son los y las aliadas del movimiento de mujeres, y que ni con los dinosaurios, ni los antiderechos ni la casta política las mujeres obtendremos el aborto legal, que ella se organiza con Pan y Rosas y que la izquierda es la única lista 100% verde, sin celestes, y que peleó consecuentemente siempre porque sea ley. Hay que darle fuerza a la izquierda para pelear por los derechos de las mujeres.

Dos compañeras de una fábrica de vidrio nos contaron sus experiencias de pelea por sus derechos y los de sus compañeros, a pesar de lo difícil que es enfrentar a la empresa, al sindicato fantasma, y a veces enfrentar hasta el miedo de sus compañeros de salir a pelearla, ellas siguen discutiendo todos los días contra viento y marea, “son un ejemplo para todos” decía Myriam, y es verdad, muestran la fuerza de las trabajadoras, esa que si se desata, puede cambiar todo de raíz.

“Cada vez que hablo con mis amigos, me doy cuenta que estamos todos en la misma, o no tenemos laburo o estamos en laburos de mierda, trabajando a full por 50 pesos la hora en pizzerias o McDonalds, pedaleando en rappi hasta que tenés un accidente y nadie se hace cargo. Yo creo que a los jóvenes nos sobran motivos para levantarnos. Tenemos que unirnos con las y los trabajadores, para pelear por dar vuelta todo, porque la plata está, lo que pasa que va toda para un grupo mínimo de empresarios, bueno, no va más, tenemos que transformar la sociedad por una donde este todo organizado en función de nuestras necesidades y no de la ganancia de un par de tipos que se la llevan de arriba a costa nuestro”. Decía Tincho, un jóven de 19 años.

Te puede interesar: De la mano del FMI la pobreza infantil es la más alta en una década

Sin un peso de empresarios, una gran campaña desde abajo

Blas, un jóven de 18 años planteó que “es importante hacerle llegar las ideas que tenemos a la gente, que hay que pensar cómo hacer”. Muchos decían que las redes sociales son claves para acercar las ideas y la campaña a mucha más gente, además de la militancia en los lugares de laburo y estudio. Myriam nos contó con entusiasmo que en la calle la paran jóvenes, mujeres y laburantes, le hacen preguntas, y apoyan la campaña del frente de izquierda. Porque algunas trabajadores y madres que vinieron, contaron que su situación se empeora cada vez más, y que son ellas y las generaciones anteriores de su familia las que sufrieron las crisis, como explicó Myriam resaltando las consecuencias de los saqueos históricos al pueblo trabajador en los tres casos anteriores

Y ahora, la situación nos vuelve a golpear, y queremos que esta vez la tortilla se de vuelta. Queremos pelear para hacer una gran elección y estar mejor preparados para organizarnos para enfrentar el plan de ajuste que nos quiere imponer el FMI, así como luchar porque esta vez, nosotros no paguemos la crisis. Por eso, esta primera juntada, abrio la idea de hacer una gran campaña e impulsar un festival en el barrio en el que todas y todos participemos para acercar las idea a muchos otros que buscan una alternativa distinta. Te invitamos a sumarte vos también para colaborar y ser parte de la campaña nacional del frente de izquierda desde el lugar donde estés, porque para hacerle frente a los partidos que son bancados por empresarios necesitamos tu ayuda, nosotros no recibimos un peso de ningún grupo económico, somos independientes, y apostamos a la organización desde abajo, sumate!



Source link