Neuquén: desmantelan la agencia Télam y envían a periodistas a trabajar a la casa

0
29


Personal jerárquico de la agencia se presentó en la sede de Neuquén para levantar las instalaciones por vencimiento y no renovación del contrato de alquiler. El director de la agencia local, no firmó el nuevo acuerdo por estar fuera del convenio laboral, denuncia desguace y vaciamiento. De ahora en más la modalidad será de “teletrabajo” y los gastos de cobertura serían abonados a contra factura a sus trabajadores.

La sede de Télam en Neuquén funciona hace 50 años. Télam es una agencia con 73 años de antigüedad en el país. El jefe de la corresponsalía local, se desempeña en sus funciones hace 33 años. Además de la denuncia por vaciamiento, manifestó que los haberes del último salario vinieron con un descuento de hasta el 50% por los días de paro.

“Se venció el contrato de alquiler de la oficina en el mes de septiembre cuando estábamos en pleno conflicto” dijo Walter Perez jefe de Télam Corresponsalía Neuquén y agregó “protagonizamos un conflicto histórico, fueron alrededor de 117 días de paro. Se logró la reincorporación judicial pero todavía no sabemos qué va a hacer la empresa. En ese contexto, se vence el contrato y yo como responsable de la corresponsalía, insistentemente solicité que se renovara el contrato, así mismo pedí que me explicaran que iban a hacer y en definitiva lo único que hicieron fue arreglar un mes más”

Los trabajadores se encontraban realizando las tareas en una jornada normal de trabajo y no fueron informados de nada, por ningún medio de lo que iba a ocurrir. “Entonces, continúa relatando Perez, fue así que ayer 5/11 a las 11am, se apersonaron en la sede de la corresponsalía que estaba ubicada en la Diagonal Alvear 275, la subgerente de administración Elena Carmelich, junto con otro funcionario de recursos humanos y la empresa de mudanzas que venía a inventariar lo que había para concretar la mudanza”.

“Nos quedamos todos los trabajadores sorprendidos, también se hizo presente una escribana para certificar las cosas que había para que fueran trasladadas. En verdad, fue algo muy desagradable, sacamos nuestras cosas y con eso la única explicación que nos dieron fue que habían cambiado las reglas del juego y que de ahora en más, nuestros domicilios particulares serían oficinas de corresponsalía”, explicó Perez.

El responsable de la agencia, no pudo precisar qué sistema pretenden implementar desde la conducción de Télam pero sostiene que es “anti periodístico, anti funcional y anti todo”. Una vez que entregaron las llaves y se retiraron, se les hizo firmar un nuevo acuerdo donde quedaba establecido la nueva modalidad de trabajo. Sobre este punto Walter Perez sentenció “Hay un acuerdo que establece estas nuevas condiciones de trabajo que me negué a firmar, porque son violatorias del convenio colectivo de trabajo, en el que estamos enmarcados, esto apunta a varias cosas, y sostuvo, primero la conducción de Télam se encargó de armar el desguace de la empresa, a partir de la primera medida que fue el despido 357 compañeros que representa el 40% de la planta del personal. A partir de esa situación, comienza el desguace y el achicamiento absoluto de la empresa. Esto también apunta a la centralización y unificación de la redacción, porque se ha modificado también el sistema interno y la unificación de todo el tratamiento periodístico que ahora está ubicado en Tecnópolis “

La sede central no está más en la calle Belgrano de la CABA, para Perez esto se debe a un control de la información muy fuerte y en definitiva el achicamiento, que puede llegar a terminar con la clausura de muchas corresponsalías como ya ocurrió con los despidos.

Puntualizó “me refiero a que varias sedes del interior ya cerraron, acá nosotros éramos 6, despidieron a 3, ahora nos sacan el espacio físico para trabajar, la idea es que trabajemos desde nuestras casas. La “nueva Télam”, como dice el gobierno, no es más que, una Télam controlada, censurada, para pocos y que responde básicamente a lo que son los medios hegemónicos y esto para mí este es el objetivo central”

En el día de hoy, el Sindicato de Prensa filial Neuquén, llamó a una jornada de protesta donde estaba ubicada la sede neuquina. En declaraciones radiales Flavio Ramirez, Secretario General, enfatizó “hicimos una concentración en donde estaba ubicada la agencia Télam, que fue desmantelada por una comisión de la empresa que vino con ese fin. Enviando a los tres trabajadores que “sobreviven” en la agencia a trabajar a la casa. Rechazamos esta nueva modalidad de trabajo que está impulsando el gobierno nacional denominada “teletrabajo” y vamos a reclamar por eso”.

Al ser preguntado sobre la modalidad de trabajo, agregó “les hicieron firmar la conformidad para ir a trabajar a la casa, y pagar el servicio de internet que sería retribuido a contra factura, es decir presentado el gasto se les reembolsaría ese dinero, además la agencia les entregó a dos de las compañeras porque el jefe de la redacción no firmó el acuerdo, suministros y muebles de oficina para que pudieran tener en sus casas”.

“Esta modalidad borra los límites laborales, me refiero a la cantidad de horas que se trabaja. Si estás en tu casa, implica que estás las 24 horas a disposición de la agencia y los 7 días de la semana. Por otro lado la empresa, se compromete a pagar los gastos de internet como de comunicación y movilidad para hacer las coberturas, Pero esas devoluciones que salen de una caja chica, no son en tiempo y forma, por lo tanto recuperar el dinero puede llegar a tardar 3 o 4 meses, con lo cual garantizarían las coberturas con su bolsillo”, finalizó el gremialista.

Desde La Izquierda Diario, nos solidarizamos con los trabajadores y trabajadoras de la sede Neuquén de Télam y acompañamos la denuncia de vaciamiento, precarización laboral y nos manifestamos contra la intensión de regulación de la información que tanto el Gobierno Nacional y la conducción de Télam pretenden instalar. Exigimos la reincorporación definitiva de sus trabajadores y la libertad de expresión como método para ejercer el periodismo.



Source link