Neuquén: quieren que se legalice el uso del cannabis y llaman a marchar

0
57


En el marco de la marcha mundial de la marihuana, organizaciones estudiantiles y de cannabicultores llaman a marchar para exigir la legalización del cultivo con fines medicinales y recreativos de la planta.

En Argentina está aprobada la ley de utilización de cannabis medicinal (ley 27.350) desde el año 2017, sin embargo la reglamentación impide y criminaliza el autocultivo.

En su “lucha contra el narcotráfico” la ministra de seguridad, Patricia Bullrich impone el límite a la reglamentación con la penalización. Miles de familias en Argentina que utilizan el cannabis como medicina para la epilepsia, mal de Parkinson, artritis, artrosis y reuma entre otras más graves, cultivan en la clandestinidad, es decir quedan por fuera del marco legal.

Sin embargo la lucha contra el narcotráfico quedó desenmascarada cuando salió a la luz una plantación de marihuana en un predio del Ejército Argentino en la provincia de Misiones, valuada en aproximadamente 7.4 millones de pesos. Además, hace unos meses le dieron permiso al hijo del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, para cultivar cannabis en grandes cantidades para su empresa.

Calidad de vida versus persecución estatal

Las familias que necesitan el uso de cannabis medicinal son empujadas a hacerlo en la clandestinidad y exigen un marco legal para poder dejar de ser criminalizados. De la misma manera persiguen y encarcelan a quienes cultivan para consumo propio en todo el país.

Martin es de Neuquén, es cultivador, participa de talleres y debates en donde se fomenta las propiedades de la planta y su composición química para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida.

Sobre su experiencia con el cannabis medicinal, detalla “la verdad que es una gran lucha en donde a los cultivadores y cultivadoras nos criminalizan. Por el dolor de nuestras familias, rompemos esas barreras en búsqueda de garantizarles una mejor calidad de vida, verlos aliviados, con menos dolor y llevando adelante una vida socio afectiva favorable. Mi madre sufre de interminables dolores de articulaciones y musculares, y mi suegro tiene mal de Parkinson”.

Y agregó “sufrimos persecución por parte de las fuerzas represivas provinciales, lo único que se genera con esta prohibición, es que aumenten los hechos delictivos, no deberíamos por qué escondernos, principalmente la juventud, porque la salida de fondo es la legalización”.

También hablamos con Gustavo integrante de un growshop. En un growshop, se comercializa accesorios de iluminación, fertilizantes, medidores de ph, equipos de ventilación, armarios completamente equipados para cultivo interior. En algunos países el cultivo de la planta de cannabis sativa es ilegal, pero se les permite vender todo tipo de accesorios y aparatos necesarios para realizar el cultivo en interior o exterior, incluso se obtienen semillas.

El uso de cannabis como cuestión de salud pública

Sobre los avances en la investigación luego de haber sido aprobada la ley, Gustavo señaló “desde que se aprobó la ley, se avanzó muy poco, ya que no está la reglamentación completa, pero cuando el gobierno Nacional eliminó el ministerio de salud y pasó a ser una secretaria, todo el avance de cannabis medicinal quedó estancado. Sólo se aprobó la investigación y el uso del aceite importado para terapias con cannabis. El autocultivo no fue aprobado, una verdadera traba a la hora de investigar profundamente el uso de la planta”.

“Así como están las cosas, las familias que utilizan el cannabis para mejorar la calidad de vida, de algún integrante familiar que lo necesite, tienen que atravesar barreras burocráticas y económicas, inclusive así tampoco logran acceder al aceite en la mayoría de los casos”, puntualizó el entrevistado .

Y finalizó “la realidad es que el fondo destinado al Conicet y a la investigación del cannabis es más que precario e insuficiente”.

La realidad de los cultivadores en Argentina es la ilegalidad. Persiguen y procesan a los que cultivan. Por eso se organizan en agrupaciones, para contenerse ante la gravedad, tanto de tener un familiar enfermo como la de orientarse para obtener la medicina, y escapar de la persecución. Al no estar claro, el marco legal de la reglamentación, se da lugar al oportunismo de personas que venden el aceite de dudoso origen y a precios exorbitantes.

“Queremos que las autoridades pertinentes faciliten y articulen las investigaciones desde el conicet, en laboratorios y hospitales públicos como así también que avancen en el INTA”, subrayó Gustavo.

Según la ley 27350 el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) debería cultivar y el conicet tener fondos para investigar, pero ninguno de estos ejes están funcionando.

Para precisar sobre las propuestas por parte de los cannabicultores expresó “es necesario estar abierto al cultivo colectivo que es de donde se puede sacar la materia vegetal, para llevarla a analizar a los laboratorios, y obtener las proporciones químicas específicas que se necesita para elaborar con las normas correspondientes la medicina a suministrar”.

Y sostuvo “pedimos la legalización del cultivo, porque ya es una realidad de hecho. El marco legal que hay hoy en Argentina, deja un 97 % de patologías fuera de la ley. Desde cannabicultores sostenemos que creando clubes por barrios y ciudades, damos una salida al narcotráfico, nosotros no queremos que se siga negociando con las plantas de cannabis, queremos terminar con el narcotráfico”.

Sobre la situación en Rio Negro y Neuquén dijo, “son muchas las familias que se organizan y difunden las propiedades medicinales de la planta, se tienen claro que la lucha es por las futuras generaciones, estamos cansados de que nos criminalicen y estigmaticen a quienes utilizamos la planta pensando que no sabemos o no conocemos las propiedades de la planta sumado a la persecución a los y las consumidores”.

“Poder tener esta ley es un avance y herramienta para la salud pública y la calidad de vida de quienes la necesitan. Estamos viviendo en carne el desfinanciamiento a la salud pública y a la educación todos los días”, manifestó el entrevistado.

La juventud y el uso del cannabis

Las agrupaciones estudiantiles como “En Clave Roja” y la “La Imaginación al Poder” aseguran que miles de jóvenes son criminalizados por el uso recreativo del cannabis, en los barrios y en las calles, y llaman a machar para exigir el cese del hostigamiento a cultivadores y cultivadoras.

El Frente de Izquierda, es el único espacio político que plantea la legalización para su uso integral. En ese sentido, Nicolás Del Caño, Myriam Bregman son firmantes del proyecto, en Neuquén el diputado Raúl Godoy también firmó, apoya esta causa y participa de los eventos que realizan los cannabicultores regionales.

La marcha es también para reclamar que se desprocese a todos los y las cultivadores con causas. La convocatoria es para hoy sábado 4 de mayo, a las 15.30 en el monumento a San Martin.



Source link