#NiUnaMenos: testimonios de organización en Traslasierra

0
27


A un año de la media sanción en Diputados al proyecto de ley por la interrupción voluntaria del embarazo y luego de las importantes movilizaciones del 28M y EL 3J reflexionamos sobre las necesidades y tareas del movimiento de mujeres.

En el Valle de Traslasierra, quedó claro que las mujeres quieren hacerse oír y ven la necesidad de organizar su lucha. Testimonios de éstos días en las calles, las voces sentidas por las mujeres desaparecidas y el reclamo de justicia, volvieron a escucharse asi como el cuestionamiento a este sistema que cada vez deja más preguntas, dudas y ninguna respuesta.

Tanto el 28M como el 3J se sintió con la misma fuerza al grito de “no podemos ni vamos a esperar más… nuestras vidas valen más que sus pactos y no vamos a ceder ni un centímetro en nuestra lucha que venimos dando en las calles”. Volvió a resonar “sin presupuesto no hay ni una menos” y la preocupación de que otra vez el circo electoral nos deje libradas a otro “cajoneo del Senado” con el proyecto de la IVE y la ley de Emergencia contra la violencia de género como así también, en Córdoba, volvió a exigirse la aplicación de la ILE “Son niñas, no madres”.

Seguimos reflexionando y organizándonos para conquistar nuestros derechos. En diálogo con jóvenes que participaron de la ultima movilización, resaltaron la importancia de hacer visible la lucha y la necesidad de organizarse.

Brenda, sostuvo que participó de la movilización del 3J para “generar y tomar conciencia de que a cualquiera le puede pasar, a mí, a la vecina. Es entender que lo que le pasa a la de al lado, nos puede pasar a nosotras también”. En el mismo sentido, Jaciara manifestó, “venimos porque hay que hacernos ver y seguir con la lucha.”

A su vez, Germán comentó “conozco mucha gente que ha sufrido violencia, compañeras, amigas, parientes, creo que es una buena forma de reflejar y visibilizar todo lo que está pasando. Hubo dos nuevos femicidios, la policía está ejerciendo violencia sobre el pueblo, hace unos días mataron a cuatro chicos (San Miguel del Monte NdR). Es necesario que sepan que estamos acá para que más compañeras se animen a denunciar.Los gobiernos son responsables de todo lo que está pasando”.

También el arte tuvo su espacio. Paula contó que “visibilizar desde el arte es otra manera de contar lo que nos está pasando. Espero que los varones empiecen a hacerse más cargo de esto, porque somos las mujeres las que estamos poniendo el pecho pero nos implica a todos. Todavía está muy naturalizada la violencia hacia las mujeres desde lo mínimo, incluso entre las mujeres. Es el compromiso social, vivimos en un país donde tenemos que estar corriendo atrás del mango y eso quita un montón de tiempo. Es una decisión política estar acá”.

Jasna y Marcela: “Participamos para exigir al Estado equipos interdisciplinarios, la ley Micaela y por justicia para nuestras desaparecidas en el valle. Que no pase más en nuestro pueblo, ni a nivel provincial ni nacional. Nosotras somos parte de Mujeres de Traslasierra como espacio y lo que hacemos es acompañar a las mujeres que atraviesan situaciones de violencia. No es con las mismas características de la ciudad, fuimos aprendiendo cómo actuar según la idiosincrasia de cada pueblo. Somos pocas porque nos falta un camino muy largo, hay que ir a las escuelas, hay que educar. La participación no es algo sencillo porque veo que la gente que participa son mujeres urbanas que han venido de otros lugares, las mujeres de acá están muy silenciadas aún. Participan en un bingo, en un club, lo que es lucha o exigencia, nos colonizaron de tal manera que siempre fue privado, siempre en la casa, las mujeres se juntan cuando hay algún enfermo para reunir la plata. Pero lo que es la participación política pública es un proceso. Eso es parte del patriarcado, Nosotras estamos para la participación política. Y eso está cambiando.”

Florencia, integrante de la agrupación Pan y Rosas Traslasierra dijo a este medio: “una vez más me movilizo porque no quiero más violencia machista. Los gobiernos tanto nacionales como provinciales y municipales, son responsables de que la violencia hacia las mujeres por el sólo hecho de ser mujer no se detenga. Decimos basta de ajuste por parte de Macri y Schiaretti. Que no se suspenda la jubilación a amas de casa. Como docente estoy aquí exigiendo por la ESI en todas las escuelas. Aborto legal seguro y gratuito, que cada candidato diga ya que va a votar, no queremos más sorpresas. Y la separación inmediata de la Iglesia del Estado. Basta de femicidios, travesticidios y transfemicidios. Exigimos el cupo laboral trans. Y no más mujeres desaparecidas, el Estado es responsable de que no haya respuestas.”

El 13J se cumple un año desde la media sanción en la Cámara de Diputados, a un año de aquella noche, dónde la fuerza arrolladora de las mujeres se dio cita en todas las plazas del país, Traslasierra también fue protagonista. A un año de aquella vigilia y frente al año electoral, el movimiento de mujeres no se resigna y vuelve a salir a las calles. Desde Pan y Rosas invitamos a que discutamos los desafíos y las tareas que tenemos por delante. Acércate y organizate con nosotras.



Source link