Nuestras vidas con VIH no son solo un 1º de diciembre

0
37


Hoy es el Día Internacional de la Respuesta al VIH/sida. Año tras año, este es el día elegido para visibilizar la situación nacional e internacional en torno al VIH y se visibiliza las realidades de las personas que vivimos con VIH. Una vez más, se visibiliza algo que 129 mil personas vivimos todos los días, los 365 días del año.

Tampoco es un solo día sino que a lxs seropositivxs se nos mueren pares, compañerxs que no son solo un número más registrado en las estadísticas anuales de la Dirección Nacional de Sida. Son personas a quienes se les vulneró muchos derechos: desde educación sexual integral hasta el acceso al tratamiento o las herramientas para una buena adherencia. El Estado es responsable.

Sin embargo, nuestras realidades, nuestras luchas parecen muchas veces invisibilizadas. Salvo algunos medios llamados alternativos (como La Izquierda Diario), poco se visibiliza nuestras realidades y nuestras luchas.

Así, al gobierno nacional de Macri y a los gobernadores tanto oficialistas como peronistas, no parece interesarles tampoco nuestras realidades el resto del año. No es casual que hayan votado un presupuesto 2019 que, como denunciamos, implica un ataque y un ajuste a lxs seropositivxs que puede llevar a que 15 mil personas seropositivas nos quedemos sin medicación. Dijimos en las calles: “Sin medicación nos morimos” pero pareció no importarles.

Te puede interesar: Pacientes con VIH en alerta: “Sin los medicamentos nos vamos a morir”

Previo al presupuesto, vimos cómo el gobierno nacional disponía que el Ministerio de Salud pase a ser una secretaría a cargo de una persona que de progresista tiene poco y nadacomo Carolina Stanley. Esto ya implicaba un ajuste que fue un factor por el cual Sergio Maulen renunciara.

Esto contexto llevó a que lxs seropositivxs estamos en alerta ante faltantes o ante cualquier vulneración de nuestros derechos. No nos quedamos ni quedaremos calladxs y seguiremos movilizadxs ante cualquier ataque. Sin embargo, resulta necesario pensar cómo no peleamos solo por defender lo conquistado, sino que luchemos también por los derechos que nos faltan por conquistar.

Seguimos exigiendo una nueva ley de VIH, Hepatitis Virales e ITS

Así, hace años exigimos una nueva ley de VIH, Hepatitis Virales e ITS que, pese a discursos demagógicos del gobierno, sigue sin tratarse ni aprobarse en el Congreso. Este proyecto presentado hace 3 años y actualizado este último tiempo, amplía la cobertura universal y gratuita a todas las Infecciones de Transmisión Sexual, prohíbe los test preocupacionales que realizan las empresas negándonos a lxs seropositivxs el derecho a acceder a un trabajo, busca eliminar la transmisión vertical (de persona gestante a hijx), visibiliza a las personas que nacieron con VIH, entre otras medidas.

Seguimos sintiendo la necesidad y urgencia que tanto lxs diputadxs y senadores se posicionen y defiendan este proyecto, así como también las distintas organizaciones y movimientos con quienes peleamos contra la violencia hacia las mujeres y disidencias, por el derecho al aborto, defendiendo a la salud o a la educación pública y gratuita, etc.

Necesitamos que levanten también nuestra bandera y que seamos miles del mismo lado, tanto por una nueva ley de VIH como defendiendo la salud pública, gratuita y de calidad. En este sentido, también es necesario ampliar y desarrollar la unidad entre seropositivxs y lxs trabajadores de la salud en particular, pero también con otros movimientos que salen a luchar a las calles.

Educación Sexual Integral: la voz de las personas con VIH tiene que estar en las escuelas

Vimos hace pocos meses como las iglesias católicas y evangélicas, junto con otros sectores reaccionarios y antiderechos, salieron a las calles bajo el lema “con mis hijos no te metas”. Quienes negaron la necesidad del preservativo como método anticonceptivo y de prevención, se llenaron dicen que quieren una ESI sin “ideología de género”.

En realidad, estos sectores quieren perpetuar su propia “ideología de género” machista, patriarcal y cisheteronormada. Su campaña apunta directamente contra lxs disidentes sexuales, especialmente contra lxs compañerxs trans con su rechazo a la Ley de Identidad de Género pero también contra la propia Educación Sexual Integral.

También te puede interesar: Marcha #ConMisHijosNoTeMetas: “ideología de género” y educación sexual en la mira de grupos antiderechos

Las personas que vivimos con VIH no estamos ajenxs a esta realidad y nos posicionamos claramente en defensa de la Educación Sexual Integral con una perspectiva de género que reconozca a lxs disidentes sexuales. Una ESI que ponga el foco tanto en la prevención del VIH e ITS como en la sexualidad y el placer independientemente del estado serológico de una persona.

5.800 casos de VIH son notificados por año en Argentina y el 20% de las personas que viven con VIH desconoce su diagnóstico. Este último tiempo aumentó el número de las transmisiones de sífilis y otras ITS. La ESI como una herramienta indispensable en la prevención es una necesidad urgente.

Pero también, las personas que vivimos con VIH tenemos derecho al placer, a vivir nuestra sexualidad libremente. Por esto, resulta indispensable que la ESI se implemente realmente en todos los niveles educativos (incluso en las universidades públicas) y que incluya la voz y las vivencias de lxs seropositivxs como una herramienta tanto en la prevención de la transmisión de VIH e ITS como en la lucha contra el estigma y la discriminación que socialmente sigue existiendo hacia nosotrxs.

Las personas indetectables no transmitimos el virus

Tanto en la ESI, como este primero de diciembre, buscamos que se visibilice esta realidad:se puede vivir con VIH y no transmitir el virus. Si una persona tiene una cantidad de copias de virus por mililitro de sangre tan baja que no se detecta en los estudios (indetectable), esto hace imposible que el VIH se transmita. Esto se logra producto de una buena adherencia al tratamiento antirretroviral (tomando pastillas todos los días). En este sentido, por más que no usemos preservativo en las relaciones sexuales, el virus no se transmite.

Si bien cabe señalar que el uso del preservativo es necesario para prevenir otras infecciones de transmisión sexual como sífilis, hepatitis, gonorrea, etc., la realidad de que indetectable=intransmisible es una herramienta que también ayuda a reducir el estigma cuando lxs seropositivxs buscamos un vínculo sexo-afectivo o reducir el miedo en una relación sexual ocasional.

Es preocupante y repudiable que desde la ahora Secretaría de Salud de Nación no hayan dicho una sola palabra al respecto ni tampoco se haya hecho público esta realidad que, incluso, fue confirmada por la propia Organización Mundial de la Salud

¡Queremos la cura ya!

Los avances científicos hicieron que hoy en día el virus sea algo crónico. Que con unas pocas pastillas se pueda vivir igual que alguien que no vive con el virus. Incluso que con una buena adherencia lleguemos a estar indetectables y no lo transmitamos.

Sin embargo, el número de muertes y las realidades de personas que fueron quemando esquemas. El desarrollo de resistencias a los medicamentos que generan que estos no surtan más efecto es producto de factores muy distintos. Quemar todos los esquemas y ya no tener que tomar es un terror enorme para un montón de pares, especialmente les verticales.

La Salud y la Ciencia tienen una deuda infinita con esta gente, cuyo bienestar siempre ha quedado al final de una cascada de prioridades, porque “total ya están jugados”, porque “no supieron tomar las pastillas cuando les correspondía”, porque es más importante prevenir que la calidad de vida de aquellxs que ya estamos del otro lado.

Estas realidades, nuestras realidades no pueden esperar más tiempo. Por eso seguimos exigiendo la cura. Tanto a nivel médico/científico porque no queremos tomar más pastillas como la cura social: que se termine el estigma y la discriminación a quienes vivimos con VIH. Esto solo lo vamos a conquistar en las calles, junto a otros sectores sociales. Hacia eso necesitamos apuntar no solo el 1 de diciembre, sino los 365 días del año.



Source link