Nuestros derechos los conseguimos organizadas

0
692


Trabajadoras de Pilar nos organizamos de cara al 8 de agosto.

El día sábado 4 de agosto, las compañeras de Pan y Rosas, y la agrupación estudiantil Tesis XI, pondremos en pie una charla debate de cara al 8A, continuando con las discusiones dadas en la asamblea de mujeres de Madygraf, con jóvenes estudiantes, amas de casa, y mujeres trabajadoras y obreras que formaron parte de grandes luchas en fábricas del parque industrial de Pilar (contaremos con la participación de obreras de World Color, Kromberg y P&G).

Hablaremos de la importancia de la organización y de cómo somos nosotras, las mujeres de la clase trabajadora, quienes cargamos con la mayor parte de las consecuencias del ajuste, los tarifazos y los pactos con el FMI; y que somos las que debemos y podemos impulsar los cambios sociales.

La nueva ola feminista se expresa en Argentina hoy en día, principalmente, por el derecho al aborto. Desde Pan y Rosas sabemos que el debate actual se conquistó en las calles, por las exigencias del movimiento de mujeres y mediante la organización en los lugares de estudio y de trabajo, y que la aprobación del proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto será conquistado por las mismas vías, por eso, debemos movilizarnos el 8 de agosto, duplicando la concurrencia de la masiva movilización del 13J, en el Senado.

Esta nueva ola además, aunque con distintos objetivos, se apropia del lenguaje y las formas que, históricamente, construyeron las clases trabajadoras en su lucha contra la explotación: con la huelga de mujeres, paro internacional de mujeres, utilizando el eslogan “si nuestras vidas no valen, produzcan sin nosotras”.

En los últimos años la feminización de la fuerza de trabajo (dentro de condiciones precarias) y la relativa conquista de algunos derechos democráticos, muestran el aun contraste entre esta “igualdad ante la ley” (en algunos aspectos) y la “desigualdad ante la vida”.

Históricamente, las mujeres somos quiénes nos ocupamos del trabajo doméstico, no obstante, cada día somos más las que salimos de nuestras casas a trabajar en distintos lugares.

Está “salida” de las mujeres del hogar no implicó que dejemos de ser nosotras las que llevamos a cabo las tareas domésticas y de cuidados. Por esto afirmamos que las mujeres trabajadoras cumplimos cada día con una doble jornada laboral, ya que salimos de trabajar, en los peores puestos de trabajo y cobrando un 30% menos que nuestros compañeros, y llegamos a nuestras casas para seguir trabajando, pero sin gozar de un salario.

Por esto tiene que haber reconocimiento y remuneración del trabajo doméstico y de cuidados, ya que es un trabajo necesario para el funcionamiento del sistema.

Como la creación de jardines materno-parentales abiertos las 24 horas para poder garantizar el cuidado de les niñes, aún cuando sus madres y padres tengan que cumplir con horarios nocturnos o rotativos, como es frecuente en las fábricas del Parque industrial de Pilar.

Dentro de las políticas de ajustes y despidos masivos; el 70 % de las personas afectadas son mujeres y muchas de ellas son madres solteras que se quedan sin el sustento del hogar.

Paralelamente, en el marco de las políticas de ajuste que se vienen dando en julio del 2017 la fiscalía de la mujer de presidente Derqui fue unificada con la de Pilar.

Esto forma parte de una estrategia política para bajar los niveles de denuncia de violencia machista en la zona. De este modo las mujeres de presidente Derqui, quedamos sin contención al momento del hecho y para denunciarlo debemos trasladarnos hasta el centro de Pilar; esto genera que bajen las denuncias sobre los ataques sufridos.

Estas cuestiones nos afectan como comunidad, por eso hay que organizarnos ante estos ataques bajo el gobierno de Cambiemos de Nicolás Ducote.

Teniendo en cuenta estas situaciones debemos exigir un plan de emergencia que incluya la creación de un plan de vivienda y refugios transitorios para las mujeres en situación de violencia, exigimos licencias laborales con goce de sueldo para las mujeres víctimas, como también acceso gratuito a asesoramiento e intervención de equipos interdisciplinarios especializados en la asistencia de víctimas de violencia.

Paralelamente, sabemos que muchas mujeres no pueden continuar con sus estudios por tener que cumplir con la doble jornada antes mencionada, por esto también exigimos licencias y pases educativos a las estudiantes para poder garantizar que ejerzan su derecho a la educación.

El sábado 4 a las 15:00 horas se realizará en Pilar una charla-debate, será en Pelagio Luna 1038. Hay que poner en pie comisiones de mujeres dentro de los lugares de trabajo y estudio ya que sabemos que la única forma de conquistar los derechos que se nos vienen negando es organizándonos y saliendo a las calles a dar pelea.



Source link