Nueva asamblea contra el curso xenófobo y privatizador en la UNLaM

0
119


Este jueves decenas de estudiantes realizaron una jornada de visibilización y una nueva asamblea para discutir cómo enfrentar este intento por arancelar la educación pública a los extranjeros.

Este jueves durante la tarde se llevó a cabo en la fuente de la UNLaM una jornada de visibilización contra el curso xenófobo y privatizador en la UNLaM, luego de que la semana pasada el conflicto se instalara en los principales medios de comunicación, tanto nacionales como regionales. Incluso, el propio Martínez, rector de la Universidad, tuvo que acordar una entrevista con Feinmann, en la que compitieron a ver quién era el más xenófobo y discriminador de los dos.

En cada cara se veían las banderas brasileras y argentinas pintadas en los cachetes, mientras los bombos y redoblantes acompañaban la música brasilera y cada estudiante se llevaba su volante para seguir visibilizando este reclamo y hacer crecer el apoyo de esta lucha.

A las 19 hs., como estaba pautado, empezó la asamblea para resolver como seguir, y cuando ya estaba formada la ronda, empezó el debate.

La asamblea comenzó reivindicando que ese espacio de organización pudo instalar nacionalmente el debate, que fue la principal resolución que se tomó el jueves pasado y mostrando a las claras que está la fuerza y el apoyo para ganar esta pelea. Como planteo Marco, estudiante de Relaciones Laborales y militante de la Juventud del PTS y En Clave Roja ” Mostramos que Pudimos dar una voz firme, ahora hay que llegar a cada compañero de la Universidad, hacer crecer estos espacios de autoorganización, unir esta pelea a la lucha por el ingreso irrestricto a la Universidad y seguir hasta conseguir que caiga esta resolución”

¿Qué unidad y que medidas?

Pero el debate continuó cuando los estudiantes de la agrupación Unidad Estudiantil (agrupación kirchnerista) que, a diferencia de la primera vez, se sumaron a la asamblea para plantear su apoyo a esta lucha, llevando la propuesta de utilizar como consigna para denunciar al rector “Martínez es Macri”. Distintos oradores contestaron a esto, uno de ellos, Pablo, estudiante de Derecho y Militante de la Juventud del PTS planteó “Saludamos que se sumen los compañeros de Unidad Estudiantil, necesitamos para tirar esta resolución buscar la unidad con todos los que repudiamos esta medida, tenemos que llegar hasta el último estudiante de esta Universidad. Pero no nos confundamos, Martínez no es Macri, sino que es parte del peronismo que usa como bandera este discurso xenófobo, los mismos que votaron el presupuesto de ajuste a la Universidad mientras se garantizan miles de millones de dólares para la deuda externa. Tenemos que mantenernos independientes de todos los partidos que defienden este ajuste y, al igual que Trump y Bolsonaro, utilizan este discurso xenófobo para ocultar a los verdaderos responsables” y agregó “Hoy la policía reprimió a los trabajadores de la empresa yanqui Coca Cola que pelean contra los despidos, como hizo Berni cuando fue secretario de seguridad. Evidentemente solo molestan los extranjeros pobres, no las empresas multinacionales a las que se les permite despedir y fugar millones de dólares”

La asamblea rechazó esta consigna y definió mantener su independencia política para seguir reclamando la derogación de esta resolución.

Otro debate que se abrió cruzó el problema de la “legalidad”. Es que la medida que tomó Martínez va en contra de la Ley de Educación Superior que dictó el menemismo y mantuvieron todos los gobiernos siguientes. Esta significó abrirle las puertas de la Universidad a las empresas, y permitir el “autofinanciamiento” de las universidades públicas, dando lugar al arancelamiento de cursos y carreras “pre” y “post” grado. Sin ir más lejos esto “justifica” que, en la UNLaM, aun siendo publica, cobra para inscribirse, cambiarse de carrera, anotarse a finales, por nombrar algunas de las cosas que se deben pagar.

Desde Estudiantes Autoconvocados, que están participando de todas las instancias en repudio a esta medida, llevaron una propuesta de nota dirigida al rector, que desde la reivindicación de la LES se oponía a esta medida. Esto tuvo la oposición de distintas agrupaciones de izquierda, argumentando que, si bien hay que denunciar la ilegalidad de esta medida, no puede hacerse reivindicando la ley menemista que abre las puertas al arancelamiento de la educación pública y la intervención de las empresas

Una lucha que recién comienza

Entre otras cosas, se votó la conformación de una comisión de difusión para preparar una gran campaña durante el receso de clases y preparar una jornada de lucha para el primer día de clases, llegando no solo a cada estudiante, sino a todos quienes transiten por las calles de la facultad. Se realizará un semaforazo que visibilice que son muchos los que defienden el derecho a estudiar de los extranjeros en la Universidad pública. Una vez que finalice la jornada se realizará una nueva asamblea para resolver como seguir. Se reiteró la exigencia a la Liga Federal, de la Juventud Universitaria Peronista, conducción del centro de estudiantes que rompa el silencio y se pronuncie por la inmediata derogación de esta resolución.

Aunque Martínez quiera mostrar esta medida como algo resuelto e irrevocable, los estudiantes afectados y toda la asamblea dejaron en claro que esto solo puede terminar de una forma: con la derogación de esta resolución. Mientras quieren que la UNLaM sea el ejemplo para avanzar con la privatización y la expulsión de los extranjeros, desde la asamblea se planteó ser el ejemplo de cómo enfrentar estas medidas. No se puede permitir que avance la xenofobia contra los estudiantes inmigrantes ni que avancen con el arancelamiento de la educación. Es necesario exigir el ingreso irrestricto a la universidad e ir contra la Ley de Educación Superior que pone a las universidades al servicio de las grandes multinacionales, mientras sus autoridades ganan sueldos exorbitantes. Hay que ponerla al servicio de los trabajadores y el pueblo.



Source link