Nuevo golpe al bolsillo: sube el transporte y los precios corren

0
112


Hoy el mínimo de colectivo pasa a costar $ 12 y así suma el quinto incremento en lo que va del año. La megadevaluación aceleró la inflación. Comer, alquilar y viajar a diario es cada vez más costoso.

Hoy viajar en colectivo es más caro, el boleto mínimo sube a $ 12 pesos, y también aumentan los pasajes en tren, en ambos casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Es la quinta suba en lo que va del año, según el cronograma que anunció el Gobierno nacional a fines de julio. Pero el ajuste no termina acá, el 15 de octubre se aplicará la última alza, lo que llevará la tarifa más baja del colectivo a $ 13.

Con el nuevo esquema tarifario, el viaje de menos de 3 kilómetros cuesta $ 12, mientras que los boletos para un recorrido de 3 a 6 kilómetros pasa de $ 11,75 a $ 13, y un viaje de 6 a 12 kilómetros aumenta de $ 12,25 a $ 13,75.

En los trenes el boleto más caro es en las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín, con un costo de $ 12,50. Los boletos mínimos de tren cuestan $ 4,25 en el Belgrano Norte; $ 8,25 en el Mitre, el Sarmiento y el San Martín; $ 4,75 en el Roca y el Belgrano Sur, y $ 5 en el Urquiza.

La inflación azota

El Indec reveló el jueves que la inflación de agosto fue del 3,9 %. En los primeros ocho meses del año los precios subieron 24,3 % respecto del nivel que tenían en diciembre.

Los rubros que más aumentaron fueron comunicación (12,4 %), vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (6,2 %), otros bienes y servicios (4,9 %), salud (4,1 %), transporte (4 %), y alimentos y bebidas no alcohólicas (4 %).

Según el organismo hay diez productos que presionaron la suba y tuvieron un incremento por encima del promedio de la inflación mensual de agosto. La lista de lo que más aumentó la lideran: algodón (11,9 %), tomate redondo (10,6 %), pollo entero (8,8 %), arroz blanco (7 %), batata (6,5 %), detergente (6,4 %), manzana (6,3 %), yerba (5,7 %), queso cremoso (5,5 %) y los pañales descartables (5,4 %).

En lo que va del 2018, los aumentos lo encabezan las harinas (100 %), pastas secas y aceites, todos alimentos de la canasta más básica de los consumidores.

Los especialistas advierten que por el fuerte salto del dólar a fines de agosto en septiembre la inflación será superior al mes pasado.

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market explicó al sitio Infobae “los argentinos están comenzando a tener un problema importante. Los salarios son constantes y los precios cada vez tienen una variación alza cada vez mayor. La devaluación del último mes de agosto pegó fuertemente sobre alimentos, bebidas, artículos de limpieza y estética personal generando una importante caída del consumo interanual en esas categorías”.

Kantar Worldpanel estima una caída del consumo de 4,7 % para el segundo semestre y una contracción del 2 % para 2018.

Alquileres que se llevan más de la mitad del salario

No sólo aumentan las tarifas de los servicios públicos y los alimentos, también alquilar cuesta más.

Un informe de la Defensoría del Pueblo porteña informó que los alquileres en la Ciudad tienen “los precios más caros de la historia” y que “hoy en día promedia el 55 % del sueldo”.

El coordinador del Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo, Fernando Muñoz, explicó a Todo Noticias que en los últimos años el porcentaje de sueldo necesario para pagar el alquiler llegó a un récord y advirtió que “no estamos contando el valor de las expensas”.

El estudio de la Defensoría del Pueblo relevó que un monoambiente tiene un valor promedio de $ 9.500, un departamento de dos ambientes se alquila en $ 12.000, mientras que las unidades de tres ambientes llegan a los $ 17.200. A partir del 1° de septiembre el Salario Mínimo, Vital y Móvil subió a $ 10.700, es decir que un trabajador que sólo recibe este ingreso sólo podría pagar un monoambiente, y le sobrarían $ 1.200 para poder comer, viajar y pagar los servicios y las expensas. Imposible llegar a fin de mes cuando ese monto puede destinarse únicamente a la factura de luz por los aumentos.

Poder acceder a una vivienda es cada vez más difícil. No sorprende que haya aumentado las personas en situación de calle. Según datos del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires en 2016, hubo 866 personas en situación de calle en Caba; en 2017 ese número subió a 1.066, y en la actualidad creció a 1.091.

Apunten contra el salario

Las condiciones de vida del pueblo trabajador empeoran por la crisis. Según estimaciones del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) en agosto, el poder adquisitivo del salario fue el menor desde 2010 y se desplomó 11,7 % desde noviembre de 2015.

Sin embargo, en la crisis no todos pierden. Los ganadores de la megadevaluación fueron los especuladores, los exportadores, las grandes empresas y los bancos.

Te puede interesar: La crisis del dólar tiene sus ganadores: entre ellos, los empresarios amigos

Ante el golpe al salario y la carestía de vida hay que pelear por una salida por izquierda al saqueo en curso.

En necesario luchar por la reapertura de las paritarias, la prohibición de los despidos y suspensiones ,la renacionalización de los servicios públicos que siguen privatizados y amasaron fortunas con todos los gobiernos de turno. Un programa de conjunto para enfrentar la crisis.

Te puede interesar: La crisis nacional y el planteo de una asamblea constituyente



Source link