[OPINION] Con el aumento del dólar, los que ganan son siempre los mismos

0
51


Miguel Fernández, Geógrafo y columnista de La Izquierda Diario, en este artículo responde a la pregunta: ¿Quiénes ganan y quiénes pierden con el aumento del dólar en Neuquén?

Por cada peso que aumenta el dólar, las petroleras se llevan 6.500 millones de pesos por año. Con los 5 pesos que aumento en esta semana se llevarán 32.500 millones extras, el equivalente a lo que van a pagar en regalías.

El mes de Marzo del 2019 comenzó con un dólar a 40 pesos y es el valor al que se estableció el presupuesto provincial. Al cierre de esta nota llegó a los 45 pesos y todo indica que lo seguirá haciendo.

La devaluación tiene un impacto en economía de la provincia del Neuquén mayor que el de cualquier otra variable. Pero así como hay sectores que multiplican sus riquezas, hay sectores que se ven perjudicados.

Los grandes ganadores

Así como a nivel nacional el sector más beneficiado con la devaluación del peso es el agroexportador, en la provincia del Neuquén son las empresas petroleras.

Considerando que el resto de las variables se mantuvieran constantes – la cantidad producida y el precio internacional del petróleo en dólares-, por cada peso que sube el dólar, partiendo de un piso de 40 pesos, las empresas se embolsan 18 millones de pesos extras diarios, es decir 6.500 millones de pesos anuales. Con el aumento del dólar de los últimos días, las petroleras se llevarán el equivalente a lo que pagan en regalías.

Para decirlo de otra forma, las petroleras se ahorrarán lo que pagan en regalías en base a lo que se embolsarán con la devaluación.

>

Otros sectores beneficiados son el turismo y el inmobiliario

Que el dólar esté más caro implica que los turistas nacionales prefieran vacacionar en el país, pero además aumenta la cantidad de turistas extranjeros, a quienes les convienen las tarifas. El sector empresarial del turismo obtuvo 170 millones de pesos en un solo fin de semana largo, un 40% más que el año pasado. Pero no implicó que los trabajadores del sector tuvieran mejoras salariales de las condiciones laborales.

En el sector inmobiliario hay un boom de la construcción, especialmente ligado al sector comercial y en segundo lugar al Residencial de alto poder adquisitivo. Es que la construcción de este tipo resultó en un nicho de inversión alternativo al dólar. La cotización del metro cuadrado no baja de los U$ 2.000. Algo totalmente inaccesible para las familias trabajadoras quienes terminan gastando la mitad de sus sueldos en alquilar.

Los grandes perdedores, son siempre los mismos

El pueblo trabajador es el gran perdedor por el aumento de los precios, especialmente debido al aumento de los combustibles. Es por esto que a pesar de los enormes recursos que ingresaron los últimos años con el auge de Vaca Muerta, en la provincia aumentó la pobreza, incluso a mayor nivel que lo hizo a nivel nacional. Asimismo tuvo uno de los índices de mayor inflación el año pasado.

Las fábricas recuperadas bajo gestión obrera, vienen sufriendo las consecuencias de la devaluación por el encarecimiento de los insumos y porque la renovación tecnológica resulta cada vez más costosa conforme se devalúa el peso.

El acceso al crédito es sólo a tasas muy altas e insostenibles. Al ser las fábricas ceramistas altamente energético-dependientes, el aumento de las tarifas de luz y gas ha impactado enormemente en los costos. Todo esto ha generado que se ponga en peligro la continuidad de los 400 puestos de trabajo que hoy mantienen.

Que la crisis la paguen las petroleras y los capitalistas

Las grandes empresas del sector petrolero son extranjeras y las que son “nacionales” tienen un gran porcentaje de su capital accionario en propiedad de especuladores internacionales. Incluso los “empresarios nacionales” como la familia Rocca de Tecpetrol son capaces de chantajear con parar la producción si el gobierno no les da los subsidios que pretenden, lo que ha llevado a cientos de despidos y suspensiones como dan cuenta los diarios regionales.

Es necesario expropiar los bancos privados y establecer una banca única estatal para que el sistema monetario y financiero no sea un botín de los especuladores y una herramienta para empobrecer aún más a la masa trabajadora.

También es necesario expropiar y estatizar bajo control de los trabajadores los resortes fundamentales de la economía, particularmente las empresas petroleras para disponer de los recursos que permita el acceso a la energía de forma económica y que la renta sea apropiada para satisfacer las necesidades de las familias trabajadoras como el acceso a la vivienda, la provisión de los servicios básicos, la educación y salud.



Source link