Otra vez palos: policía de Larreta reprime vendedores ambulantes en Once

0
91


Efectivos policiales reprimen a vendedores ambulantes y tiran gas pimienta en la cara a un chico de 12 años. El repudio de la gente que pasaba por allí se hizo sentir.

El jueves por la tarde la policía Metropolitana, bajo las órdenes del fiscal Luis Cevasco, llevó adelante un nuevo operativo contra vendedores ambulantes de Once.

Muchos de ellos y ellas son inmigrantes senegaleses que trabajan en las

peores condiciones. Frente a la resistencia generalizada ante el operativo, reprimieron con gases lacrimógenos a un centenar de personas que se encontraban sobre la avenida Pueyrredón. Lo más repudiable fue que uno de los policías le

tiró gas pimienta a un chico de 12 años que estaba junto a su mamá en el lugar.

Este hecho despertó la bronca de quienes pasaban por allí y en solidaridad se quedaban para repudiar la presencia de la Policía y su accionar.

Una joven estudiante de Derecho, presente en la represión, relataba a La Izquierda Diario:

“La manera de accionar de la policía fue innecesariamente exagerada y contraderecho. Querían desconcentrar rápido la zona, sin importar qué derechos estaban violando. La gente no estaba agrediendo y ni siquiera estaban cortando la calle, sólo estaban protestando que la fuerza policial venga a joder a la gente que está laburando. Después de un rato las cosas empeoraron porque llegaron alrededor de unos 20 policías más, y agarraron a un senegalés de 19 años (dato dicho por la

policía cuando uno de los protestantes les exigía que lo suelten porque creía que era menor) al cual lo cagaron a palos entres 5 policías y se lo llevaron. Nos arrinconaron a la esquina, querían que nos fuéramos. Cómo no nos movíamos, se pusieron más insistentes y comenzaron a corrernos, en esa oportunidad ví como a un policía se le cayó el arma, que si no me equivoco era una 9mm. Rápidamente la agarró y siguió corriendo.

A un señor que entró a uno de los negocios para refugiarse de la corrida lo siguieron y lo cagaron a palos ahí adentro. Yo particularmente me quedé porque ya estoy harta de todo, en todos lados están metiendo palo, estoy cansada de pasar por Once y ver esas situaciones, estoy cansada de la represión innecesaria que solo quiere introducirnos miedo para que nos quedemos en el molde. Se están yendo a la

mierda, y no podemos seguir tolerando esto, es una vergüenza que como pueblo sigamos permitiendo que los derechos de las personas estén en detrimento de la propiedad privada y del privilegio de los que tienen poder”.

La brutalidad del accionar de la Policía de Rodriguez Larreta viene quedando en evidencia con las últimas represiones. Por ejemplo a los feriantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra, que hicieron un Verdurazo en Constitución, a los

trabajadores y trabajadoras de Coca-Cola, a les de Madygraf durante el Cuadernazo y hace muy poco a les feriantes de San Telmo.

Es por esto que a pedido de los legisladores del PTS-Frente de Izquierda, Myriam Bregman y Patricio Del Corro, hoy sabemos que hay 282 policías en funciones que actuaron en la última dictadura entre 1976-1982.

Otra mujer trabajadora nos decía: “A raíz de la situación laboral que sufrimos sobretodo las mujeres que quedamos sin laburo, venimos a Once a rebuscarnos con la venta para sobrevivir a esta crisis y es totalmente injusto cómo nos pisotean y

nos reprimen”.

La crisis política que se viene agravando día tras día, producto de que el FMI comande la economía de nuestro país; el aumento de la inflación con la consecuencia directa de impactar en la calidad de vida de millones de personas que son empujadas a la pobreza generan bronca e indignación. Como correlato de esta grave situación que vivimos las grandes mayorías este gobierno tanto nacional como el de la ciudad dan vía libre a la represión. Quieren callar la protesta social. Quieren silenciar a los sectores que hoy defienden sus puestos de trabajo.

Bajo el mandato del FMI inevitablemente se profundizarán la miseria de millones, los despidos, el atraso y la dependencia del país. No hay medias tintas: se rompe con el FMI o el FMI rompe todo.



Source link