Para reprimir no hay ajuste: el Gobierno amplía el Presupuesto en $ 6.426 millones

0
90


Se autorizaron más recursos para pagos de jubilaciones, retiros y pensiones de las Fuerzas Armadas, Policía Federal, Gendarmería y Prefectura Naval. También equipamiento y capacitación para las fuerzas represivas.

El Gobierno amplió en $ 6.426 millones los gastos del Presupuesto Nacional de 2018, más recursos para las fuerzas represivas como gastos de mantenimiento edilicio de distintos pasos fronterizos para la Gendarmería Nacional, jubilaciones, retiros y pensiones de las Fuerzas Armadas, Policía Federal, Gendarmería y Prefectura Naval, capacitación y equipamiento.

Del total autorizado, $ 2.389 millones se cubren con mayores ingresos y los $ 4.037 millones restantes, aumentan el déficit fiscal de 2018.

La medida se formalizó a través de una Decisión Administrativa publicada en el Boletín Oficial este viernes, con las firmas del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Según se publicó en el anexo de la Decisión Administrativa 1935/2018 se destinarán para el Ministerio de Seguridad: $ 255.663 en Acciones Inherentes a la Tecnología, Equipamiento y Logística de la Seguridad y $ 575.073 en Acciones de Formación y Capacitación, $ 80 millones en Seguridad Aeroportuaria, entre otros.

Para la Gendarmería Nacional $ 31 millones en Actividades Centrales; $ 49 millones en Formación y Capacitación; $ 116 millones en jubilaciones y pensiones, y otros gastos.

Para la Prefectura Naval $ 62 millones en Actividades Centrales; $ 91 millones en jubilaciones y pensiones; $ 298 millones para Operaciones de Seguridad Interior; y más.

Se destinarán $ 343 millones para la Caja de Retiros, Jubilaciones y Pensiones de la Policía Federal Argentina; $ 912 millones para el Instituto de Ayuda Financiera para pago de Retiros y Pensiones Militares.

Te puede interesar: Una crisis social que Macri y Bullrich quieren enfrentar a balazos

Además, con la modificación, detallada en 241 planillas, se cubren pagos de obras, diversos organismos del Estado Nacional, situaciones de emergencia y desequilibrios financieros de los gobiernos provinciales y pagos salariales y sumas no remunerativas.

Por su parte, se asignan recursos para jubilaciones, Corredores Viales, Radio Universidad del Litoral, Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivos y la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).

Desde Hacienda señalaron que hasta el 18 de diciembre sólo se ejecutó el 84,64 % de los gastos actualizados por las Decisiones Administrativas que los ministros firmaron en 2018, los cuales pasaron de una pauta aprobada por el Congreso de alrededor de $ 3 billones a cerca de $ 3,5 billones; un 15 % más.

En tanto, los recursos previstos en $ 2,33 billones, pasaron a casi $ 2,5 billones, por los derechos de exportación (retenciones).

La subejecución del Presupuesto permitió al Gobierno mostrar que redujo el déficit fiscal primario. Pero esto es sólo una parte del déficit, los intereses de la deuda no pararon de crecer.

En noviembre el déficit fiscal primario fue de $ 33.770 millones y subió un 13,9 % en términos nominales (pero bajó 23,3 % en términos reales) respecto del mismo mes del 2017. Mientras que el déficit financiero (que incluye los intereses de la deuda) fue de $ 72.884 millones, un aumento del 58,4 % interanual.

Para 2019 ya se votó un presupuesto de ajuste a pedido del FMI donde la partida que más aumenta es el pago de los intereses de la deuda pública por $ 600.000 millones. La educación y la salud sufrieron fuertes recortes.

Las prioridades de Cambiemos están a la vista más recursos para la represión y para los especuladores.

Te puede interesar: La sonrisa de Lagarde



Source link