#ParoUniversitario: cuando no se puede tapar el sol con el dedo

0
277


El conflicto educativo en defensa del salario docente y por el aumento del presupuesto universitario ya lleva cuatro semanas de paros masivos, asambleas. En el medio de una profunda crisis nacional, esta última semana se le sumaron las tomas de facultades.

Las noticias del día son varias, pero a grandes rasgos todas responden a lo mismo: una profunda crisis política y económica que el gobierno nacional no puede contener y lo desprestigia cada día más, altísimos niveles de hartazgo y una firme disposición a la lucha de amplios sectores de jóvenes y trabajadores.

Mientras el dólar se perfilaba para alcanzar el piso de los 34 pesos, la CGT amenaza con romper su tregua y llamar a un paro el 25 de septiembre. Los estudiantes de las universidades nacionales a lo largo y ancho del país votaron en asambleas masivas, tomar más de 26 establecimientos entre facultades y rectorados en solidaridad con sus docentes y exigiendo aumento presupuestario.

En la encrucijada de la historia: el FMI o nosotros

La defensa de la educación pública se trata de una lucha con verdadero alcance nacional, que tiene la tarea de transformarse en la punta de lanza para ligarse a otros sectores de trabjadores en lucha y derrotar el ajuste del gobierno nacional y el FMI.

Esta causa popular que reúne a jóvenes estudiantes y trabajadores docentes y no docentes de todo el país, logró -a través de métodos democráticos para decidir como son las asambleas- acciones de lucha (cortes de calles, marchas y clases públicas). El fin es poner en discusión lo que el gobierno y sus medios de comunicación afines intentan ocultar: la crisis presupuestaria profunda y un problema estructural de precarización que padece el sistema de educación superior nacional.

El gobierno parece no tomar nota de la licuadora brutal en la que tiene sometido al salario docente desde hace un año y mantiene su oferta de 15%, una verdadera burla mientras el peso respecto del dólar se sigue devaluando a pasos de gigante.

Tal es el estado de conflictividad, que mientras cocinan un presupuesto nuevamente a la baja, el propio diario Clarín se tuvo que hacer eco de la situación, cubriendo la reunión que en la tarde del día de ayer congregó al gobierno y a los rectores, donde estuvo presente el propio presidente, Mauricio Macri y el Ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

De igual modo lo tuvieron que hacer otros programas de televisión, radios y diarios que anteriormente se habían sumado a la campaña mediática de desprestigio de las universidades públicas, sus docentes y sus estudiantes, reproduciendo las mentiras descaradas que los voceros del gobierno declararon: que se trataba de una “campaña mediática” protagonizada por los partidos de la oposición política nacional o que “sobraban” docentes en las universidades.

¡Que se pudra!

Estas medidas con las que buscamos fortalecer y expandir nuestra lucha, como las tomas de facultades y movilizaciones han también atravesado las puertas de otros medios, irrumpiendo en otras redacciones de diarios y portales. A la vez, cada vez más estudiantes y docentes se involucran en esta pelea que va contagiando de aires de lucha a cada vez más lugares del país.

Así, queda claro que este es el camino a profundizar para triunfar, para que el gobierno y el FMI entiendan que con la educación pública no pasarán, que somos cientos de miles de docentes y millones de estudiantes defendiéndola a capa y espada contra sus planes ajustadores.

Porque queremos plata para la educación pública y no para la deuda. Porque exigimos el no pago de esa deuda ilegal e ilegítima y que la plata vaya para salarios, vivienda y salud. Porque en pocos días se comenzará a discutir el presupuesto 2019 que no promete más que miseria para los trabajadores y planea seguir recortando en salud y educación, mientras los especuladores se la llevan en pala.

Nuestras fuerzas están, así lo venimos demostrando desde que hace un mes comenzamos la lucha educativa, apostemos a la coordinación, organizados, porque para resistir y derrotar el ajuste hace falta un verdadero paro activo nacional y un plan de lucha.

Por eso, en esta semana donde hemos redoblado las fuerzas y profundizado nuestra lucha y movilización, tenemos una primer cita de honor este jueves 30 en la marcha convocada en todo el país para reventar las calles. En CABA marcharemos desde Congreso a Plaza de Mayo.

Para romper el cerco mediático de una vez por todas, “tomar” también los medios de comunicación y mostrar lo que el gobierno está empecinado en ocultar, el Centro de Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras (CEFyL) de la UBA votó en la tarde de ayer, en una masiva asamblea estudiantil, no solo la toma de la facultad sino comenzar mañana la jornada de lucha con un corte en el Obelisco 8am y varios en otras zonas de la Capital Federal.

Esta propuesta hacemos extensiva al resto de las asambleas de las distintas facultades de la UBA que se reunirán en el día de hoy y coordinarán con estudiantes terciarios y secundarios, porque como decimos: ¡si no hay presupuesto ya, qué quilombo se va a armar!



Source link