Por el derecho al aborto, postergan nuevamente la reforma al Código Penal

    0
    87


    Mauricio Macri decidió postergar “hasta fin de año” el proyecto de reforma del Código Penal. El debate sobre la posibilidad de despenalizar el aborto, luego del rechazo a la legalización, como factor determinante.

    Mauricio Macri decidió postergar “hasta fin de año” el proyecto de reforma del Código Penal. Fue este jueves, tras una reunión que mantuvo con Marcos Peña y sus principales ministros.

    El anteproyecto, que elaboró una Comisión presidida por el juez de Casación Mariano Borinsky, ya había sido demorado “por cuestiones de agenda” en junio de este año. En aquella oportunidad, el principal condicionante fue el debate por el derecho al aborto que entonces transcurría en el Congreso Nacional. En esta, serían las consecuencias del rechazo a la media sanción por parte del Senado, que causó un amplio repudio social tras la negativa a legalizar esta práctica para que sea segura y gratuita.

    La noticia, que trascendió tras la reunión de Macri con el jefe de Gabinete Marcos Peña, los ministros Germán Garavano (Justicia), Patricia Bullrich (Seguridad), Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Rogelio Frigerio (Interior), entre otros, vuelve a confirmar que el Ejecutivo nacional continuará atando la demanda de millones de personas a la especulación política y al cálculo electoral. Este jueves, mientras esa reunión se llevaba a cabo, trascendió también la noticia de una nueva joven muerta en Provincia de Buenos Aires, donde no se aplica siquiera el protocolo de los abortos no punibles, a causa de la clandestinidad. Esos profundos motivos no están ni estarán presentes en el anteproyecto en debate.

    Te puede interesar: Pilar: otra joven murió por aborto clandestino

    La Comisión de Reforma del Código Penal de 1921, según fueron informando desde la gestión de Cambiemos, espera por este motivo la definición presidencial. Los artículos referidos a la despenalización del aborto serían los únicos pendientes y, aunque no está en debate la legalización de la práctica, el rumor es que hay miembros de esa mesa redactora que propondrían eliminar el actual artículo 88 para despenalizar a la mujer que decide interrumpir el embarazo sin aplicarle una pena, aunque manteniendo la definición del aborto como si fuera un delito. Otros funcionarios buscarían incluir además la despenalización de los médicos que realicen el aborto. Aunque el anteproyecto modifica algunos de los vetustos artículos de este Código que tiene casi cien años, de conjunto, no despenaliza el aborto.

    Te puede interesar: El Senado y la Iglesia condenaron a otra mujer más a morir por aborto clandestino

    El texto que Mauricio Macri recibió de esa Comisión de Reforma del Código Penal, prevé incorporar los conceptos vertidos en fallo F.A.L de la Corte Suprema de Justicia de la Nación del año 2012, así como reducir de 1 a 3 años la pena de prisión para la mujer que aborta (que de ser así no tendría carácter efectivo) y brindar al juez la posibilidad de eximirla de esa pena “teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad”.

    Ni bien fue rechazada la legalización del aborto, el presidente Mauricio Macri y el jefe de gabinete Marcos Peña anunciaron que esta propuesta, absolutamente limitada, de modificación del Código Penal, llegaría al Congreso el martes 21. Sin embargo, en la mañana de este jueves, Macri resolvió postergar la presentación y aún no informó cuándo se enviará finalmente el texto del proyecto, aunque fuentes oficiales sostuvieron que sería antes de fin de año.

    Desde la sesión del Senado el martes 8 a esta parte han muerto al menos dos mujeres jóvenes y pobres por la criminalización del aborto, que impone un Código Penal que persigue a las mujeres con ideologías reaccionarias, de casi un siglo de existencia.

    Muertes evitables. La verdadera cara del “alivio” que dijo sentir María Eugenia Vidal ante la votación del Senado, en contra de que el aborto se practique en el hospital, en condiciones seguras. Esa institución completamente antidemocrática, es responsable junto a los gobernadores, los funcionarios y políticos del oficialismo y de la oposición clarical y los jerarcas de la Iglesia de que esas mujeres sigan viviendo condenadas a morir por aborto clandestino cuando no quieren o no pueden ser madres. El reclamo de legalización del aborto y de inmediata separación de la Iglesia del Estado se vuelve cada vez más urgente.



    Source link