Por la caída de las importaciones el superávit comercial fue de U$S 460 millones

0
35


Por la recesión las importaciones se desplomaron en febrero un 22,9 % interanual por U$S 4.004 millones. Las exportaciones alcanzaron los U$S 4.464 millones.

La balanza comercial registró un superávit de U$S 460 millones en febrero, por la baja de las importaciones, según informó este martes el Indec.

Las importaciones alcanzaron la U$S 4.004 millones en febrero en relación al mismo mes del 2018, una baja del 22,9 %. Hubo una baja de precios del 1,3 % y de las cantidades que disminuyeron 21,9 %.

Las importaciones de bienes de capital descendieron 32,6 %; las de bienes intermedios, 9,8 %; las de combustibles y lubricantes, 17,1 %; piezas y accesorios para bienes de capital, 18,2 %; bienes de consumo, 28,8 % y la de vehículos automotores de pasajeros cayeron un 46,5 %.

Las exportaciones en febrero aumentaron a U$S 4.464 millones en febrero interanual, es decir una mejora del 3,7 %. Se registró un alza del 6,7 % en las cantidades exportadas y una contracción de precios del 2,9 %.

Las ventas externas de todos los grandes rubros subieron de manera interanual, con incrementos en los productos primarios el 1,2 %; las manufacturas de origen agropecuario del 4,1 %; las de origen industrial del 5,5 % y de los combustibles y energía del 3,0 %.

En el primer bimestre del año el saldo comercial interanual fue de U$S 832 millones, las exportaciones alcanzaron a U$S 9.050 millones (baja de 0,7 %) y las importaciones representaron U$S 8.218 millones (caída del 24,8 %).

En febrero, los principales socios comerciales fueron Brasil, China y Estados Unidos. En el primer bimestre, la Argentina mantuvo el rojo comercial con el Mercosur por U$S 132 millones, el NAFTA (México, Estados Unidos y Canadá) por U$S 583 millones; la Unión Europea, con U$S 645 y con China, U$S 928 millones.

Por su parte, mantiene una balanza comercial positiva con los países asiáticos (ASEAN) por U$S 704 millones, el Medio Oriente, por U$S 445 millones; la India, por U$S 299 millones y el Magreb y los países africanos por U$S 324 millones.

La recesión y la devaluación impactaron en las importaciones como consecuencia de la menor actividad económica provocada por la aceleración inflacionaria.

Te puede interesar: El FMI al mando: recesión, desocupación y precarización



Source link