Por las lluvias no hay clases en el sur tucumano

0
85


Escuelas con problemas edilicios y anegamientos de caminos, postales de los problemas estructurales que deshacen los discursos electorales del gobierno.

Este lunes, luego de varios días de lluvias, el Ministerio de Educación de Tucumán se vio obligado a suspender las clases y demás actividades en escuelas del departamento La Cocha. “A efectos de garantizar la seguridad y el normal funcionamiento de los establecimientos educativos afectados por las lluvias registradas durante el fin de semana, se suspenden las actividades el día lunes 22 de abril en todas las instituciones escolares de todos los niveles educativos”, señala el comunicado del ministerio a cargo de Juan Pablo Lichtmajer. La medida comprende los establecimientos de Puesto los Pérez, El Palancho, Huasa Pampa Norte y La Posta, al sur de la provincia.

No es la primera vez en el año en el que se tienen que suspender las clases a causa de las tormentas. A comienzos de abril, el Ministerio de Educación tomó la misma resolución luego de que se viralizaran las imágenes de padres, docentes y alumnos de Santa Ana haciendo un cordón humano para poder cruzar los caminos anegados.

Te puede interesar: Temporales y caminos a las escuelas rurales, ¿cuidando la educación?

Cada vez que hay importantes tormentas, algo previsible por la estación, se ponen de manifiesto las precarias condiciones de vida de poblaciones enteras. Pueblos arrasados por el agua, puentes caídos, rutas cortadas, son algunas de las consecuencias de la falta de obra pública. Y también se ponen de manifiesto las promesas y mentiras repetidas por cada gobierno, como en las gestiones de José Alperovich y Juan Manzur. Aquí también entran el Plan Belgrano de Cambiemos que no realizó ni una obra para prevenir las inundaciones. Hasta Ricardo Bussi hace demagogia y habla del “Canal Federal” que planificó su padre y Menem, pero no dice que ese proyecto estaba sospechado de negociados con el empresario Alfredo Yabrán.

El estado edilicio de las escuelas es un reclamo que rompe con el relato electoral de Lichtmajer y Manzur. Sucede a siete cuadras de la Casa de Gobierno, cuando los alumnos de la Escuela Congreso plantearon que “el gobierno dice que cuida la educación pero nuestra escuela se está cayendo”. Y también sucede en el sur tucumano, donde los alumnos también pierden días de clases y los docentes se exponen a situaciones de peligro en lugares inundados.

Frente a esta situación tenemos que exigir un plan de obras públicas para hacer frente a las inundaciones, bajo control de trabajadores y vecinos. Este plan de obras públicas, que generaría puestos de trabajo, debe contemplar la mejora de escuelas, caminos y transporte.

El peronismo que hace campaña de “cuidar la educación” y “cuidar el futuro” viene hace décadas gobernando la provincia y ha sido correa de transmisión del ajuste. En esta crisis, con el macrismo comparte la orientación de seguir bajo las órdenes del FMI. Cualquier medida para mejorar la educación pública implica discutir que la plata no vaya para la deuda externa. Solo el Frente de Izquierda plantea esta perspectiva donde los que se ajustan esta vez son los grandes empresarios, banqueros y especuladores.



Source link