¿Por qué decimos no a los proyectos Complejo Hospitalario Sur y UniCABA?

0
134


En el día de hoy se realizó un abrazo simbólico en el Hospital “María Ferrer” como parte del repudio al traslado denominado “5×1”.

Entrevistamos a estudiantes del profesorado “Dr. Joaquín V González” que a la vez son trabajador y paciente, respectivamente, del Hospital “Marie Curie”. La salud y la educación pública como parte de un mismo plan de ajuste.

Desde las 11hs, trabajadores y pacientes concentraron frente al Hospital Rehabilitación Respiratoria “María Ferrer” ubicado en la calle Dr. Enrique Finochietto 849, en un nuevo abrazo simbólico a las instituciones afectadas por el intento de desmantelamiento y traslado. Es que en estos momentos, desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, tiene dos proyectos para desmantelar y trasladar instituciones públicas: el “Complejo Hospitalario Sur” que afecta a hospitales municipales, y la “UniCABA” que ataca a los profesorados.

¿Qué implica el proyecto de traslado de estas instituciones?

Trabajo en “Marie Curie”, si fusionan cinco hospitales especializados en uno general de agudos, inevitablemente se va a achicar todo, prevén destinar mucho menos dinero, unos 107 millones de pesos los primeros dos años en concepto de mantenimiento y limpieza, así como también se perderán especialidades. Su objetivo de fondo es muy claro, favorecer el negocio inmobiliario producto de la venta de los predios donde actualmente funcionan estos hospitales, muy bien cotizados en ese rubro. En los profesorados claramente representa menos presupuesto y una intervención pedagógica a estas instituciones que forman docentes críticos y no “facilitadores” de plataformas educativas virtuales como prevé el escueto proyecto.

¿Por qué estás en contra de ambos proyectos?

Soy paciente del Hospital de Oncología “Marie Curie” ubicado próximo al Parque Centenario, previamente intenté atenderme en los Hospitales Generales de Agudos, esos complejos de proporciones monstruosas y exceso de pacientes que tenemos en la ciudad. Después de hacer colas durante horas para que me dieran turno para cinco o seis meses más adelante, cuando me tocaba esperar una o dos horas a que me atendieran, invariablemente me hacía la siguiente pregunta: ¿Cómo van a hacer un seguimiento de mi salud, si me toca esperar algunos meses para hacerme un estudio y otros meses más para que otro/a doctor/a vea los resultados?

Una vez que califiqué para convertirme en paciente del “Marie Curie” por mis antecedentes familiares, entendí que existe otra manera de recibir atención médica gratuita y de calidad. Es un hospital que se mantiene funcionando gracias al esfuerzo de toda su comunidad, donde los pacientes podemos estar seguros por sus trabajadores y la confiabilidad de los diagnósticos porque sabemos que el trabajo interdisciplinario es su principio constructivo.

Por otro lado, antes de ser estudiante de Lengua y Literatura en el “Joaquín”, hice una carrera corta en la UBA, otro complejo-monstruo del que nunca logré sentirme parte; no conocía a las autoridades de mi carrera, siempre me perdía con los trámites, las fechas, las aulas, etc. y no conocía a quiénes integraban el Centro de Estudiantes.

En cambio, ahora, intercambio saludos en los pasillos; cuento con el espacio para plantear en el aula diversas cuestiones que puedan inquietarme; conozco al director de mi carrera porque fue incluso un profesor que tuve en primer año, y siempre encuentro a alguien dispuesto/a a recordarme las fechas importantes, los cambios de aula, los temas que entran en el parcial, etc. Más que una institución educativa, el “Joaquín” es el lugar donde encontré mi identidad, porque es donde me estimulan día a día a que cuestione todo lo que antes daba por sabido, donde me enseñaron a leer entre líneas las que parecen “verdades absolutas”, donde despertaron mi amor por la educación y por la lucha en defensa de los propios ideales.

¿Estas medidas dan respuesta a las necesidades actuales en salud y educación?

Lo que hace falta en salud y educación es más presupuesto para lo que ya existe, no edificios nuevos que concentren trabajadores/as y pacientes de cinco hospitales o docentes y estudiantes de veintinueve profesorados en uno solo. Mi hospital funciona mejor que un proyecto de complejo hospitalario, y mi profesorado funciona mejor que un proyecto de universidad. El desmantelamiento y traslado implica una pérdida de identidad de las instituciones que fueron pioneros en muchos sentidos y que siguen en pie gracias a nosotros/as, los/as pacientes y estudiantes.

En el día de mañana, miércoles 30/05 a las 10.30hs en el en el hall “Hospital Muñiz” (Uspallata 2272) donde realizaran un nuevo abrazo simbólico y posteriormente una brindará una conferencia de prensa. El próximo martes 5/06 a las 11hs la cita se dará en el “Hospital Udaondo” (Av. Caseros 2061).



Source link