Postales de un día buscando trabajo

0
103


Llegando a la semana 4 sin trabajo, después de haber mandado cientos de currículum sin respuestas, me presenté. Me encontré con esta “postal”: cientos de pibas y pibes en la misma, buscando laburo hace meses.

El anuncio salió un día antes: “Entrevista para operarios/as de limpieza. Presentarse de 9 a 14”. Llegando a la semana 4 sin trabajo, después de haber mandado cientos de currículum sin respuestas, me presenté. Me encontré con esta “postal”: cientos de pibas y pibes en la misma, buscando laburo hace meses. La fila que no se achicaba, porque a medida que avanzaba, llegaba más gente… parecía que no terminaba más.

Cuando llegó el turno, un hombre nos explicó que estaban buscando personal por los Juegos Olímpicos de la Juventud. Para el Gobierno de la Ciudad, claro. Sin decirnos cuáles eran las condiciones de contratación ni el sueldo, nos hicieron formar en otra fila para, sin ninguna entrevista, hacer la “prueba” de limpieza en ese lugar. El frío, el cansancio de estar hace horas parados con una esperanza mínima de ser una en un millón de quizás quedar se hacían sentir. Nos estaban “seleccionando” para la “fiesta” de otros, para limpiar su mugre por dos monedas.

Te puede interesar: Call centers: ¿en serio tenés ganas de quedar efectivo?

Mientras esperaba, me acordaba de mis viejos, a los que acompañé en algunas ocasiones en el 2000/ 2001 cuando buscaban laburo. Con la bronca que me recorría todo el cuerpo pensaba “¿hasta cuándo?”. En todas las crisis los capitalistas tiran a la miseria a millones, a generaciones enteras. Nos imponen vidas cada vez más precarizadas. ¿Hasta cuándo vamos a aguantar?

La recesión de la que tanto hablan y los planes del FMI tienen esta cara: la de la desocupación y miseria. Esta “postal” no es para nada casual. Da bronca vivir esta realidad y ver como los burócratas sindicales gritan para la tribuna, se llenan la boca hablando del desempleo, los despidos y la inflación para no hacer nada. Meten miedo, y dicen que no se puede hacer nada. Al igual que los políticos del PJ y adeptos, que se hacen los opositores y lloran por tv para sacar votos en el 2019.

Pero del otro lado estamos los trabajadores que no bajamos los brazos y salimos a las calles, como los quienes enfrentan los ataques en el Astillero Río Santiago, en Coca-Cola, en Siam, Rappi y tantos otros que se organizan y la pelean. Están las y los docentes y estudiantes que enfrentan el ajuste de la educación pública. Las mujeres que cada vez somos más en las calles peleando por el aborto legal. Y la izquierda que es la única fuerza que sale a luchar y tiene propuestas serias para terminar con la miseria de este sistema.

Te puede interesar: [Video] Coca-Cola es así: despide y deja familias en la calle

Al finalizar esta “entrevista” salí pensando en las pibas y los pibes que conocí hoy, con quienes durante las horas de espera intercambiamos la bronca con el gobierno y los empresarios verdugos como estos. Nosotros no tenemos nada que perder, pero sí mucho por ganar, y tenemos una fuerza gigante.



Source link