Presupuesto 2019: se escribe en Washington, se sufre en Argentina

0
37


En audio y texto, la columna de Pablo Anino en “El Círculo Rojo”, un programa de La Izquierda Diario que se emite todos los domingos de 22 a 24 hs. por Radio Con Vos.

Números de ficción

  • Las proyecciones macroeconómicas son un dibujo: 1) dólar a $ 40; 2) inflación de 34,8 % promedio (23 % en diciembre de 2019); 4) caída de la economía de 0,5 %.
  • El dólar a $ 40 es poco creíble en un país como Argentina, con las tendencias devaluatorias. Si el dólar sube también impacta en la inflación. En relación a la retracción económica del año próximo, el FMI y la Cepal van acercando sus predicciones a cerca de -2 %.
  • Si las proyecciones macroeconómicas fallan, afecta en dos aspectos centrales: los ingresos del Estado serán menores y los pagos de deuda serán mayores. Si esto es así, obligará a mayores ajustes o renegociación de la deuda el año próximo.
  • Incluso el proyecto abre la posibilidad de una reestructuración de la deuda en los términos del “mercado”. Es decir, más gravosa que las habituales renegociaciones.

Déficit cero

  • El déficit cero, como en 2001, es una exigencia del FMI y el capital financiero.
  • Implica una limitación de los recursos para educación, salud y otros destinos sociales.
  • Significa liberar recursos para la deuda, que el año próximo se llevará casi un quinto de todo el presupuesto.
  • Prácticamente todas las partidas caerán en términos reales (es decir, comparadas con la inflación). La única partida que tiene un crecimiento exorbitante es la destinada al pago de intereses de deuda: 50 % en términos nominales.
  • Los especuladores de la deuda se llevarán 2,6 veces más que la educación o 4 veces más que la salud.

Déficit primario versus déficit financiero

  • En el presupuesto comprende dos conceptos de déficit.
  • El déficit primario se vinculada a la diferencia entre ingresos y gastos habituales del Estado, que en su mayoría comprende un destino social. Este déficit será cero.
  • Pero el otro déficit, el financiero, que incluye los pagos de deuda será muy deficitario: será del 3,2 % del PIB. Por lo cual, el supuesto equilibrio que busca el Gobierno no es tal. Ese déficit financiero, que será muy elevado, es una fuente de inestabilidades.

Cómplices del ajuste

  • El gobierno aspira a votar el miércoles 24 en la Cámara de Diputados el presupuesto porque dos días después el directorio del FMI tratará el nuevo acuerdo con Argentina.
  • Para eso hace más de un mes está en negociaciones con los gobernadores peronistas, radicales y de otras fuerzas políticas. La “causa” del ajuste llega a todas las provincias a través del consenso fiscal del año pasado, que se modificó parcialmente para que cierre el Presupuesto 2019: traslada a las provincias el peso de subsidios al transporte y la tarifa social de la energía, lo cual presiona por más tarifazos, y afectará negativamente a la obra pública.

Como en diciembre pasado cuando se votó la contrarreforma previsional, el Congreso será una escribanía que le saca plata del bolsillo a la mayoría. Seguramente habrá una movilización importante y allí habrá que estar para decirle no al presupuesto del FMI.



Source link