¿Qué festeja el SUTEBA Lomas de Zamora? Un debate con la “estrategia” de esperar a 2019

0
29


A pesar de que en 2018 el gobierno logró avanzar con el ajuste, la conducción de SUTEBA Lomas de Zamora terminó la asamblea anual festejando. ¿Qué sindicatos necesitamos para derrotar el ajuste?

La semana pasada se realizó la asamblea de Memoria y Balance del SUTEBA en todos los distritos de la provincia de Bs. As. En Lomas de Zamora, con una concurrencia mucho menor a las habituales, se votó la propuesta de la conducción kirchnerista lista Celeste/Violeta que ratificó la Memoria y Balance de Baradel del período junio 2017/junio 2018 y su propuesta de política gremial hasta junio del 2019. Pero al finalizar la asamblea, la conducción realizó un festejo airoso y desenfrenado como si hubieran ganado el mundial…

A algún desprevenido le podría llamar la atención tanto festejo en el año en que la docencia bonaerense perderá al menos un 20% de su sueldo respecto la inflación. O que se festeje mientras avanza la destrucción de la educación pública con un presupuesto nacional 2019 que contiene una baja sustanciosa de la educación mientras aumenta los intereses de la deuda. O bien se podría preguntar por qué tanto festejo cuando cada vez es más paupérrima la situación de las/os trabajadores, los sectores populares, es decir, los padres de nuestros alumnos.



Asamblea de Memoria y Balance del SUTEBA Lomas

Asamblea de Memoria y Balance del SUTEBA Lomas

Pero este festejo tiene una lógica. La conducción de SUTEBA, a la par que impulsó medidas de lucha aisladas y sin continuidad, se cansó de repetir que hay que esperar al 2019 y que había que “votar bien”, para que el próximo gobierno sea “nacional y popular” y “solucione los problemas”. Una política cínica que implicó dejar pasar el ajuste y cada uno de los ataques sobre nuestras condiciones de vida, la salud y la educación pública.

Si Macri pudo votar todas las leyes antiobreras fue por los “dadores voluntarios de gobernabilidad” del PJ y los gobernadores K como Alicia Kirchner, la mejor alumna del ajuste macrista como confirma el aumento que dio a los docentes de Santa Cruz de tan sólo 2%. Y si de alternativas en 2019 hablamos, ningún partido de oposición -salvo el Frente de izquierda- plantea romper con el FMI y dejar de pagar la deuda externa, el principal mecanismo de saqueo de la riqueza nacional. ¡Si hasta Axel Kicillof posó en la tapa de la revista Forbes, recontra jurando que va a pagar la deuda y que no va a echar ni romper con el FMI!

Te puede interesar: La estrategia de Baradel: de “Simuladores” y “Hay 2019”

Por el contrario, hay diversos sectores que hoy marcan un camino de lucha distinto, enfrentando tenázmente el ajuste de Macri, Vidal y los gobernadores. Entre ellos se destacan los heroicos trabajadores de Siam que enfrentan despidos ilegales e injustificados de un empresario que se enriqueció durante el kirchnerismo y plantean “ninguna familia en la calle” y “no queremos volver al cementerio de fábricas de los ´90”. Ellos están poniendo en práctica una verdadera política de coordinación de las luchas para enfrentar los despidos.

De la patria es el otro a la culpa es del otro

En la asamblea la conducción Celeste/Violeta detalló un largo listado de acciones que llevó adelante el SUTEBA en este año que incluyeron “suelta de globos” y “bocinazos”, además de paros y movilizaciones. Pero la realidad es que no fueron más que una “simulación” de lucha para desgastar lentamente a Vidal sin proponerse nunca derribar el ajuste.

Un deporte habitual que practica la conducción es culpabilizar a la docencia diciendo que “hay pasividad” que “la gente votó a Macri”, “que no se puede hacer nada” y argumentando que la culpa del ajuste la tienen los propios docentes. Sin embargo, desconocen algo que a todas luces sucedió en este 2018, que fue la demostración de una gran predisposición a la lucha por parte de los docentes (además de las mujeres y los estudiantes) parando con todos y cada uno de los paros de SUTEBA y CTERA, ganando las calles para enfrentar los ataques a la escuela pública, con movilizaciones de decenas de miles, paros y acciones en las escuelas junto a padres y la comunidad educativa.



Asamblea de Memoria y Balance del SUTEBA Lomas

Asamblea de Memoria y Balance del SUTEBA Lomas

Pero la conducción elije repetir y culpabilizar a los docentes, sin asumir la responsabilidad de que en todo el año no hubo una predisposición activa del sindicato de poner en pie un verdadero plan de lucha para derrotar el plan de ajuste del gobierno.

Un debate sobre la democracia sindical en el SUTEBA

En la asamblea, que fue la segunda del año (!), la conducción promovió cerrar la lista de oradores a diez minutos de haber comenzado, dejando a muchos compañeros sin poder intervenir y limitó la posibilidad de hablar a sólo 3 minutos. Es decir, imposibilitó un debate real que permitiera reflexionar en serio sobre las mejores formas de enfrentar el ajuste.

Durante todo el año, la política de la conducción buscó vaciar el sindicato al no realizar asambleas de afiliados y no afiliados en todo el año, y reemplazarlas por reuniones de delgados informativas y no resolutivas, como órgano central. Es decir, en vez de promover asambleas distritales, por escuela, reuniones de delegados y plenarios provinciales de delegados con mandato para organizar a la docencia para pelear y que participen la mayor cantidad de gente e involucrarla en la lucha, promovieron una ficción de democracia para justificar su política. Además, cuando los mandatos de las escuelas planteaban profundizar la lucha e incrementar los días de huelga, SUTEBA hizo exactamente lo contrario, vulnerándolos bajo la muletilla de “la máxima medida posible en unidad con el FUD”, es decir, dando lugar a que los dirigentes de otros sindicatos que no hicieron asambleas, impongan la mínima medida de lucha posible.

Sin instancias de participación real, promovió que los/las docentes en lugar de ser sujetos de las decisiones, todo se resuelva entre las conducciones y luego que nos enteremos por whasapp de cuáles eran las acciones. Esto terminó desmoralizando y desmovilizando, autojustificando la visión del SUTEBA como un círculo vicioso.

Las batallas de La Marrón en 2018

Desde La lista Marrón, junto al resto de las agrupaciones que conformamos la Multicolor, presentamos un documento alternativo y desarrollamos un debate en la asamblea en torno a la política gremial. Dijimos que luego de un año de brutal ajuste sobre los trabajadores y la educación pública dictada por el FMI, amerita un balance de lo actuado que no tiene mucho de positivo: mediante paros aislados, sin continuidad ni plan de lucha que los unifique, SUTEBA se encargó de evitar que emerjan sectores organizados de docentes para pelear en serio junto a otros trabajadores contra los ataques a la educación y el ajuste en curso, que este año se llevaron la vida de Sandra y Rubén, la vicedirectora y el auxiliar de Moreno.

Mientras asistimos a cada una de las acciones de lucha del SUTEBA fortaleciendo el sindicato, dimos la discusión en cada una de las reuniones de delegados llamando a seguir los ejemplos de lucha de las mujeres, los estudiantes y los trabajadores como los de ARS o Siam.

Ante el debate del aborto legal en el Congreso, impulsamos pañuelazos en las escuelas del distrito junto a decenas de docentes y auxiliares, exigiendo al SUTEBA parar y movilizase con la marea verde de millones de mujeres a lo largo y ancho del país, y que la docencia pueda luchar por ese elemental derecho contra los dinosaurios del senado (de Cambiemos y el PJ) que siguen promoviendo miles de muertes por aborto clandestino.

Además, frente a la votación del presupuesto de ajuste 2019, realizamos una campaña de fotos y videos en las escuelas para rechazarlo, denunciando que SUTEBA promovía marchar a Luján a rezar y no parar y movilizar al congreso para impedir que se vote el recorte a la salud y a la educación.

Nos proponemos revolucionar el SUTEBA para que sea verdaderamente una herramienta de lucha y organización, abierta a los docentes de las escuelas, combativa para enfrentar y derrotar el ajuste y con posiciones claras respecto a no pagar la fraudulenta, ilegal, e ilegítima deuda externa. Que promueva en las escuelas la lucha junto a los padres, alumnos y la comunidad educativa. Que modifique sus estatutos para garantizar la máxima participación y decisión de los docentes. Que sea independiente de todos los partidos de los empresarios o de los que dicen que los trabajadores debemos unirnos con ellos. Que sea parte activa y en las calles de la marea verde por el derecho al aborto, por la separación de la Iglesia del Estado y que apoye activamente, realizando campañas para colaborar económicamente y/o poner el cuerpo juntos otros trabajadores que pelean y tome como propia su lucha, como lo hacemos con SIAM, Astillero Río Santiago o Canale. Como hicimos desde La Marron apoyando activamente a Siam dando clases públicas a los vecinos del barrio Piñeyro en solidaridad y para promover el apoyo.

Algunas de estas peleas son las que llevamos adelante en 2018 desde la Lista Marrón para promover la unidad de los trabajadores de la educación para derrotar el plan de ajuste de Macri, Vidal y el FMI. En 2019 estas batallas tendrán más vigencia que nunca.

PH: Asamblea de Memoria y Balance del SUTEBA Lomas



Source link