¿Qué herramienta necesitamos para cambiarlo todo?

0
27


Con media sanción del presupuesto 2019 aprobado, en los primeros pasos de una crisis brutal y con la derecha avanzando en Brasil, hay que parar la pelota y pensar que estrategia necesitamos para vencer.

El miércoles pasado se votaba en el congreso un presupuesto escrito por el FMI. Afuera, mientras tanto, hubo represión: Corridas, detenciones, balas de goma, gases “made in USA” e hidrantes.

Lo escribió el FMI, lo presentó Cambiemos, y lo votó el peronismo. Ellxs, ya decidieron su plan para la crisis: hacer un saqueo brutal a la clase trabajadora y el pueblo.

El presupuesto de hambre, que revienta la educación y la salud, desfinancia los planes de educación sexual, de género y de la diversidad sexual, es un robo a mano armada a las grandes mayorías, para llevarse toda esa plata, en deuda, es un paso más de ese plan.

No es la primera vez que aparece el FMI en el país, cada vez que hubo pacto con el fondo, las clases dominantes hicieron brutales saqueos: en los 70 (con la dictadura genocida), en el 89-90 con la hiperinflación, y el 2001.

Adentro y afuera, la misma política.

Mientras que millones de mujeres teñimos este año el país de verde, el Peronismo, que movilizó 800 mil personas a Luján, para arrodillarse al Papa, la Iglesia “pro muerte” y decir que “hay 2019”; marchó sólo con 5 mil a la plaza para frenar el presupuesto, si de verdad quisieran enfrentar a Macri, podrían haber reventado el congreso de trabajadores.

Ese es el rol que jugaron, el Peronismo y la Iglesia en cada uno de los saqueos que hicieron los capitalistas y el FMI, que hoy lleva adelante Macri.

¿Alguien dijo democracia?

Las instituciones que quiere defender Cambiemos, le dan la espalda al pueblo trabajador y a los sectores que pelean por sus derechos. No hay ejemplo más claro que el de la marea verde que luchó por el derecho al aborto y se chocó con el oscurantismo del Senado y la iglesia.

El régimen que el gobierno defiende está organizado para defender a un pequeña minoría de ricos, a costas del trabajo de las grandes mayorías. Por ejemplo: un grupo de élite de jueces que transan pueden prohibirle, como en Brasil, al pueblo a votar al candidato que quiera y realizar elecciones fraudulentas, un presidente puede vetar todo lo que voten y además puede sacar decretos, como amenazó macri con hacer si no le aprobaban la reforma jubilatoria. Sus planes, no pasan sin instituciones que decidan a pesar de que millones ya hayan decidido, no pasan sin la represión, sin la iglesia y sin un peronismo que contengan la bronca contra el Gobierno y llenen de falsas ilusiones.

Nosotrxs, que peleamos por un gobierno de trabajadores, no queremos que se discuta entre 4 paredes una salida a la crisis contra el pueblo trabajador. Proponemos una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, para que se discutan los principales problemas del país, es la instancia más democrática que permite la constitución en la ajustada democracia actual. Con representantes votados cada 20 mil personas, sería un mecanismo mucho más democrático que permitiría poner en discusión todo, sin que ninguna otra institución pueda vetar sus decisiones.

En una instancia así, se podría pelear por una serie de medidas para que a la crisis no la pague la clase trabajadora, sino quienes la generaron: los grandes especuladores, los bancos y el arco de funcionarios que gobiernan para ellos.

Contra la derecha y el saqueo: un gran partido unificado para vencer

Ningún saqueo pasó sin resistencia y batallas que lo hicieran temblar. Pero nosotrxs no queremos sólo hacerlo temblar, queremos derrotarlo, derrumbar a la democracia de ricos para ricos y cambiarlo todo. Queremos vencer. Y necesitamos hacerlo, porque cuando la bronca popular contra la crisis no encuentra una salida por izquierda, lo hace por derecha, con tipos como Bolsonaro en Brasil, que están bancados por los mismos saqueadores de siempre: los capitalistas.

No queremos retroceder 200 años, ver cómo asesinan compañeras trans, matan iconos de la lucha contra el racismo, o le rayan esvásticas en la panza a compañeras lesbianas. En Argentina los fachos están envalentonados y si no los paramos van a seguir avanzando.

Van a poner a todas sus instituciones represivas al servicio de combatir a esa juventud que hoy se cuestiona todo y que puede ser un peligro para este regimen antidemocratico.

Frente a todos los partidos capitalistas, a la Iglesia y la derecha que se organiza, y frente al gran saqueo que ya empezó hay una herramienta: tenemos que construir un gran partido unificado de la izquierda, de lxs trabajadores y socialista, para imponer nuestra salida, a costa de ellos.

En las últimas elecciones, miles de pibes votaron al Frente de Izquierda, fuimos cientos los que peleamos por Santiago Maldonado, Rafael nahuel, contra el 2×1, las marchas por el aborto estaban llenas de secundarias y secundarios, con toda esa fuerza de la marea verde, la fuerza de la juventud, tenemos que construir ese gran partido para cambiar la historia.

Un partido de todas y todos, lxs que queremos terminar con este sistema, que revolucione la coordinadora de estudiantes de base, que ponga de pie a todos los colegios contra el saqueo, que enfrente los ataques del gobierno a la educación, la conciliación del peronismo y los K, que enfrente a la Iglesia y los ataques de la derecha, que se proponga cambiar la realidad de los colegios secundarios y unirlos con lxs trabajadores para cambiar el país, para vencer de una vez por todas.

Si opinás como nosotros, y te llena de bronca que nos roben el futuro, si no te bancas que se mueran más pibas por aborto clandestino, que nos den viandas cada vez más podridas, que a nuestrxs viejxs les cueste cada vez más llegar a finde mes, y que se lleven la guita para educación afuera, si te llenan de odio los ataques homofóbicos y machistas de la derecha, y no podés creer cómo el peronismo deja pasar todo esto y es un cómplice más, ¿Por qué todavía no estas militando?

Si sabés que la salida es por izquierda y que hay que cambiar la historia,

Si sabes que tenemos la fuerza para cambiarlo todo y que no da igual si sos parte o no de poner en pie un partido que sea una herramienta para vencer.

Cargando…



Source link