¿Qué tiene que ver el hijo de Angelina Jolie con la Ley de Identidad de Género de Argentina?

0
72


John Jolie Pitt es un niño trans que habría iniciado finalmente el tratamiento para hacer su cambio de sexo. Argentina es ejemplo mundial por su Ley de Identidad. ¿Se aplica cómo se debe?

Nunca nadie le preguntó a John Jolie Pitt si quería que sus decisiones fueran tema de los tabloides yankis, pero sus padre que son mundialmente famosos dieron a concocer la noticia de que su hijo “comenzó a tomar hormonas para cambiar de sexo en un centro de salud de Santa Mónica”.

Te puede interesar: ¿Por qué hablar de infancias trans en el campo de la salud?

Angelina Jolie , por su parte, explicó en su momento que John prefería usar trajes y ropa masculina. “Le gustan los trajes con corbata o las camisas. Le gusta vestirse como un varón. Quiere ser un varón. Así que tuvimos que cortarle el pelo. Le gustan todas las cosas de varones. Cree que es uno entre sus hermanos mayores. Lo apoyo en todo. Más tarde va a poder elegir el género al que quiere identificarse”, advirtió en su momento Jolie, quien cumplió con sus palabras.

Las infancias trans no existen desde hace poco, la identidad es una construcción social en un contexto socioeconómico y político determinado.

La Ley de Identidad en Argentina

La Ley N° 26.743 establece el derecho a la identidad de género de las personas. En su segundo artículo estipula que”se entiende por identidad de género a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales”. Fue sancionada el el 9 de mayo de 2012 y promulgada el Mayo 23 de 2012. Pero recién tres años después se estableció un presupuesto para su parte sanitaria.

Podes leer: “Puto, puto famoso”: brutal bullying a niña trans de Salta

La parte sanitaria es la que defiende las acciones y decisiones vinculadas con la salud pública. El artículo 11 establece el “derecho al libre desarrollo personal. Todas las personas mayores de dieciocho (18) años de edad podrán, conforme al artículo 1° de la presente ley y a fin de garantizar el goce de su salud integral, acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa”.

Igualdad ante la vida

Según explican distintos profesionales de la salud, la mayoría de las niñas y niños que llegan a las primeras consultas tienen entre 3 y 5 años. El motivo de la consulta es por la angustia de los padres que desconocen cómo acompañar a sus hijos en este recorrido. Hasta que se escolarizan, los chicos no viven su situación como algo angustiante. Durante el jardín o preescolar, el gpenero pasa por los juegos, ya se da una división tajante que esta siendo combatida, pero sigue habiendo un fuerte peso por “las nenas de rosa, los nenes de celeste”.

Recién en la primaria, cuando ya se hace tácita la deparación de los géneros, los chicos comienzan a sufrir la discriminación. Padres, docentes y alumnos desconocen cómo abordar el tema, y muchas veces responden desde los prejuicios, y cuando no, con violencia.

También mira: Judith Butler en Argentina: activismo y debates feministas

La comunidad educativa debe, en primer lugar respetar la autopercepción, así como que de ninguna manera por cuestiones religiosas o morales, la escuela puede no alojar las infancias trans. El reconocimiento de la identidad nada tiene que ver con la genitalidad, la reproducción y/o la sexualidad.

El asunto es que para poder aplicar efectivamente la Ley de Identidad también se necesita un presupuesto, el cual se ve cercenado por el brutal ajuste que estan llevando adelante los Gobiernos de turno. Incluso, se podría usar la plata que se destina a la deuda externa para invertir en salud y educación.

Podes leer: Tres crisis argentinas

No es necesario que se explique que muchas familias de les niñes no tienen para comer, mandan de forma intercalada a la escuela a sus hijes porque muchas veces no tiene para el boleto y demás.

Entonces, la respuesta que origina esta nota es que el hijo de Angelina Jolie va a poder acceder a un tratamiento sanitario como corresponde, respetando su dientidad y desición como lo establece la Ley argentina. La diferencia con otras infancias trans tiene que ver con la diferencia de oportunidades que se tiene. Una diferencia que no es responsabilidad ni de John ni de Angelina, sino de un sistema capitalista donde pocos tienen mucho y muchos tienen poco.



Source link