#QueSeaLey: poroteo en el Senado a días del debate por el derecho al aborto

0
824


El conteo de los medios señala una leve ventaja para los pro aborto clandestino. Nuestra fuerza está en la calle, donde la ventaja se cuenta por cientos de miles.

A días del tratamiento en el Senado de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, crecen las especulaciones sobre los posibles escenarios a darse este 8 de agosto en el recinto.

Este lunes el senador nacional Guillermo Pereyra del Movimiento Popular Neuquino (MPN) anunció que votará a favor del aborto, pero propondrá modificaciones en el proyecto que ya recibió media sanción de la Cámara de Diputados. Por otro lado este domingo, el senador pampeano Juan Carlos Marino (UCR) anunció en un comunicado que votará en contra.

Te puede interesar: Que las calles se tiñan de verde por el aborto legal

Con estas últimas definiciones el panorama luce tan incierto como las últimas horas previas a la votación en Diputados, el 13 de junio. Se sabe que habrá abstenciones y ausencias. Hay quienes impulsan un proyecto con modificaciones y no se sabe cuántos indecisos se inclinarían por esta opción. También se espera que la movilización en las inmediaciones del Congreso en exigencia a la aprobación de la ley, duplique la cantidad de manifestantes que el 13 J.

Poroteo

En el recinto, en el escenario hipotético de que asistan los 72 senadores y senadoras que integran la Cámara, el proyecto deberá contar con la mitad mas uno de los votos para ser aprobado, es decir, con 37 votos afirmativos. En el caso de un empate, quienes se oponen a la legalización ya cuentan con el rechazo anunciado por la vicepresidenta Gabriela Michetti, a cargo del cuerpo.

La neuquina Lucila Crexell, compañera de Pereyra en el MPN, adelantó que se abstendrá. La puntana María Eugenia Catalfamo transita su octavo mes de embarazo y ya dijo que no concurrirá al recinto. Carlos Menem es una incógnita. Hay quienes dicen que se ausentará y otros que afirman que asistirá al Senado para votar en contra. Otros que podrían pegar el faltazo son Ángel Rozas (UCR-Chaco), José Alperovich (PJ-Tucumán), Inés Blas (PJ-Catamarca), Omar Perotti (PJ-Santa Fe) y Juan Carlos Romero (Frente Popular-Salta).

Tercera posición

Hay un grupo de senadores que están a favor de la legalización pero que proponen hacer modificaciones al proyecto que llegó desde la cámara baja. Esta posición se conoce como la “opción Córdoba” porque es impulsada por tres legisladores de la provincia mediterránea: Laura Rodríguez Machado (PRO-Cambiemos), Ernesto Martínez (Partido Nuevo-Cambiemos) y Carlos Caserio (Bloque Justicialista).

Podés leer: Maniobras en el Senado: uno a uno los intentos de frenar la ley de #AbortoLegal

El borrador que propone este sector, prevé acortar el plazo para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo de la semana 14 a la 12. También busca incorporar la objeción de conciencia institucional para los centros de salud privados. Por otra parte elimina las sanciones penales para los médicos o autoridades institucionales que se nieguen a practicar abortos, prevista en la media sanción para quienes no estuvieran en el registro de objetores de conciencia, e incorpora la producción pública de medicamentos como el misoprostol.

Si se aprueba un proyecto con modificaciones el debate retornará a la Cámara de Diputados. Allí, según el artículo 81 de la Constitución Nacional, si Diputados tiene la voluntad de mantener el proyecto tal como se aprobó la media sanción, deberán contar con una mayoría igual o superior a la que obtuvieron los cambios aprobados el Senado. Si esto no se logra finalmente la ley quedará aprobada como salió de la Cámara Alta.

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto (CNDA) rechaza de plano estas modificaciones. “Rechazamos cualquier modificación que podría significar retroceder en relación a los derechos garantizados en el articulado de la media sanción. Asimismo esperamos una resolución urgente a este debate porque es nuestra vida, el acceso a la salud y el reconocimiento de la libertad las que están en juego”, manifestó en un comunicado. Según manifestó la Campaña, acortar los plazos “vuelve a empujar a las más vulnerables a la clandestinidad”. Además, con la objeción de conciencia institucional “se sostiene la desigualdad territorial en el acceso al derecho”.

Últimas instancias

Este martes será la última audiencia en la que legisladores y legisladoras escucharán a exposiciones a favor y en contra del aborto. La potencia de los argumentos a favor y los desvaríos de los pro aborto clandestino no podrían haber quedado más en evidencia. Solo basta contraponer dos discursos, el del biólogo e investigador del CONICET, Alberto Kornblihtt y el del médico oscurantista y anticientífico, Abel Albino.

Leé también: 8A: que nada detenga la marea verde

Una instancia clave será el miércoles, en las que las tres comisiones implicadas en el debate se reunirán para emitir dictamen. La CNDA exige un “dictamen sin modificaciones”. Los pro aborto clandestino pedirán el rechazo de la ley. El dictamen que sea considerado de mayoría o de primera minoría, será el primero en ser sometido a votación en el recinto. Si el dictamen mayoritario es el de rechazo, los senadores deberán votarlo primero por sí o por no en el recinto. Si esta propuesta fuera descartada, recién ahí se pasaría a debatir el dictamen que le sigue en cantidad de firmas.

De acuerdo a lo informado por Página 12, Según el dictamen de rechazo podría conseguir 24 firmas. Quienes apoyan el proyecto aprobado en Diputados suman 22 voluntades. Los tres cordobeses que proponen el proyecto con modificaciones podrían ir por un despacho propio, con lo cual otorgarían la mayoría a los opositores a la ley.

Más que poroteo

Los medios especulan con el poroteo que se vive dentro de las paredes del Congreso y cuentan las posturas a favor y en contra por decenas. Afuera en cambio, más que una suma de porotos, lo que se desarrolla es el avance de una verdadera marea verde que esta vez se plantará frente al Congreso con más fuerza todavía. Se espera que la movilización duplique a la del 13 de junio: hay quienes ya hablan de una posible concurrencia de dos millones de personas. Allí reside la fuerza para #QueSeaLey.

Los sectores pro aborto clandestino han salido a manifestarse en el marco de la fuerte presión ejercida por el lobby eclesiástico en el Senado que recrudeció luego de la media sanción. Con los mismos argumentos bizarros y anticientíficos que al comienzo de este debate, lejos están de poder hacer una demostración de fuerza que al menos se acerque a la potente marea verde.

Con la reunión de este martes, que sera desde las 14, se cerrarán las audiencias públicas en la Cámara alta. Este miércoles se define qué dictamen será el primero en ser tratado.. El escenario nuevamente es parejo -como sucedió en Diputados-, pero con una leve ventaja hasta ahora de los senadores que rechazan la ley.

Representantes en el Senado, las iglesias católica y evangelista y los grandes medios hegemónicos, hacen cálculos electorales, lobby y operaciones de todo tipo en el contexto del debate por un derecho elemental para las mujeres. La única fuerza real para terminar de arrancarles esta conquista está en las calles.



Source link