Quilmes: CEPAsaron de rosca

0
102


Resoluciones que no son, decisiones a espaldas de los estudiantes, asambleas sin convocatoria. Acompáñennos a ver (y cambiar) esta triste historia (de terror).

Imagen: Diferencias entre una asamblea convocada y difundida, y otra sin convocatoria.

En el ISFDyT nº 24 empezamos las clases una semana tarde debido a falta de luz y agua. Las autoridades convocaron una asamblea el jueves 16 donde se informó el estado de los reclamos, la situación edilicia, y donde se votaron clases públicas que debían realizarse el miércoles 22 en los tres turnos.

Llegaron los arreglos –provisorios- que permitieron el inicio de cursada. Esto fue suficiente para que las autoridades del instituto desconocieran lo votado en la asamblea del 16 (¡que ellos mismos habían convocado y votado!) “prohibiendo” que se realicen las clases públicas.

Una serie de eventos ¿desafortunados?

Como vemos en todo el país, movilizaciones y asambleas masivas en Córdoba, Mendoza, Catamarca, Rosario, Santa Fe, CABA, la UNQ, la UNAJ en defensa de la educación pública muestran que hay fuerza y que docentes y estudiantes no se amedrentan frente a los aprietes del rectorado o de la policía, como vimos en Córdoba que quisieron desalojar la universidad.

Uno esperaría lo mismo si las autoridades se tiran en contra de lo que votamos más de 120 personas. O no. La actual conducción del Centro de Estudiantes (CEPA-PCR) aceptó mansamente esta directiva sin haber consultado a un solo estudiante sobre cómo seguir la defensa de la educación pública y las condiciones edilicias. ¡Incluso llegaron a declarar que al consejo escolar “hay que darle tiempo”! Si, posta, palabras textuales. Recordemos: llevamos un año y medio esperando una bomba de agua que funcione y más de dos años con problemas en el suministro eléctrico. ¿También estarán esperando el segundo semestre?

La lista sigue: el mismo miércoles, cuando tendrían que haberse dado las clases públicas, informaron (en un grupo de Facebook que ni siquiera tiene mucha llegada) las resoluciones de una asamblea que se realizó esa misma mañana… ¡Y que nunca había sido convocada! En ese mismo posteo, al final y casi al pasar, avisaron que se iban a realizar asambleas durante el mismo día en los otros dos turnos, fuera del horario habitual.

Defendiendo la educación pública…

La bronca que hay con el brutal ataque que está sufriendo la educación pública a manos del gobierno nacional, provincial y de los gobernadores (oficialistas y de la “oposición”) se hace sentir. Por eso, a pesar de las desprolijidades en la convocatoria de la asamblea, hubo participación de estudiantes no agrupados. El eje central de la discusión fue qué centro necesitamos para defender la educación pública, con una extendida crítica a las prácticas políticas de la actual conducción del centro de estudiantes.

Por ello mismo la asamblea resolvió, principalmente a propuesta del PTS y los estudiantes que participaron, las siguientes resoluciones:

  • Convocar a una nueva asamblea en los 3 turnos el día 28 de agosto, en los recreos de las 9:30, 15:30 y 19:30, donde se discutirán las clases públicas propuestas para la semana del 3 al 7 de Septiembre así como la participación en la marcha educativa del 30 de agosto.
  • Solidaridad con la lucha de los trabajadores del Astillero Río Santiago y repudio a la represión del gobierno de Vidal frente a las familias que pelean por sus puestos de trabajo.
  • Presentar un pedido de asueto, o en su defecto que no se pasen las faltas, para que todas y todos podamos participar de la marcha educativa el 30 de agosto. Consideramos de primer orden la defensa de la educación pública.
  • Repudiar el accionar de las autoridades del instituto, que desoyeron el mandato de la asamblea que ellos mismos habían convocado, bajando de forma inconsulta las clases públicas que, nuevamente, ellos habían votado.

    …aunque la CEPA no quiera

    Pero las fantásticas aventuras de la conducción del centro aún no terminaron. En el día de ayer publicaron las resoluciones de la asamblea del turno vespertino, con la particularidad de que no tenían nada que ver con lo que discutió y resolvió dicha asamblea. Cabe preguntarse: ¿se habrán confundido y subieron las resoluciones de alguna asamblea de otro lugar? ¿O habrán decidido, conscientemente, escribir las resoluciones que son acordes a sus posicionamientos políticos faltando no sólo a la verdad, sino a todo principio democrático de los estudiantes que decidimos? Sea para que no se despisten o para que no mientan descaradamente, cada asamblea tiene que tener un libro de actas firmado por los participantes de la asamblea para que el conjunto de los estudiantes del instituto pueda conocer qué se discutió y qué se resolvió. Para colmo, borran los comentarios en Facebook que no son de su agrado. ¿De qué “unidad” estás hablando Willis?

    Pero confiar en las autoridades y poner en boca de las mayorías palabras que no son nuestras no es una práctica sólo en el ámbito de los estudiantes. Como se puede leer en esta nota, la CEPA-PCR -que en el gremio docente son la lista Azul y Blanca- se reunieron con los mismos funcionarios responsables de la crítica situación en la que se encuentra la educación. Desde ya, sin consultar en asambleas a los docentes ni al resto de las agrupaciones que co-dirigen el sindicato y que firmaron como Suteba Quilmes.

    Un centro de estudiantes democrático, participativo que defienda la educación pública

    57 universidades sin presupuesto. Docentes universitarios con una propuesta del 10% de aumento. Docentes que casi en septiembre aún no cerraron paritarias. Compañeros y compañeras que dejan de estudiar porque no alcanza la guita para la SUBE o para los apuntes. Otros y otras que pierden el año por desmanejos en los cambios de plan de estudio.

    Sabemos que muchas veces nuestros compañeros de cursada no participan de las actividades que llevamos adelante. Todo el tiempo en los medios nos dicen que no podemos hacer nada, variantes políticas como el peronismo nos dicen que sólo podemos votar bien ¡recién dentro de un año! Y para colmo la conducción del centro de estudiantes casi no llama a asambleas, cuando lo hace, es casi a escondidas. Cuando participamos reflejan sus intereses y no lo que discutimos los estudiantes.

    Pero lejos de derrotarnos, todo lo que está pasando nos tiene que dar más fuerza para defender la educación pública y refundar el centro de estudiantes. Pongamos en pie un centro que lleve las discusiones a todos los cursos con un verdadero cuerpo de delegados, que represente lo que discutimos y votamos. Que se alíe a los sectores que salen a pelearla, como los laburantes del Astillero Río Santiago, con los miles y miles de estudiantes que salen a lo largo y ancho del país a defender la educación pública, con las pibas que luchan por su derecho a decidir sobre sus cuerpos. No podemos esperar que nos resuelvan los problemas en el 2019, ni los funcionarios que ajustan. Depende de nosotros. ¿Vamos?



  • Source link