Quilmes: la comunidad educativa sale a las calles

0
91


Madres, padres, docentes, auxiliares y estudiantes de decenas de escuelas se movilizaron el martes 21 al Consejo Escolar contra la desidia gubernamental y el colapso edilicio. Exigen a Vidal y a Molina soluciones inmediatas.

Madres y docentes presentes en la movilización contaron la lucha que vienen protagonizado.

En la Escuela Primaria N° 75 madres y padres decidieron realizar una permanencia en el establecimiento que se ha convertido en unos de los emblemas de la comunidad educativa, logrando romper el cerco mediático que existe para proteger a Vidal y sacando a la luz las condiciones escandalosas en que estudian más de 400 niños y niñas. Las autoridades siguen sin dar respuestas.

Viviana, docente de la la Secundaria N° 75 del barrio La Matera relató que “la semana pasada la escuela tuvo un cortocircuito en una de las tomas, y hasta el momento no tenemos ninguna solución. Los docentes nos estamos organizando y tenemos pensado realizar asambleas junto a los padres para decidir las medidas que vamos a tomar para que nos den una respuesta”.

Adriana, docente de la Primaria N° 87, contó: “Tenemos problemas con la electricidad, las cloacas en mal estado, un salón con peligro de derrumbe, baños y cocina en malas condiciones, no tenemos bomba. Los papás decidieron suspender las clases y realizamos una olla popular para que a los pibes no les falte el plato de comida. Hoy marchamos al Consejo para pedir soluciones”.

Myriam, Griselda y Marcelo, mamás y papas de la Primaria N° 23, el Jardín N° 921 y la Secundaria N° 21 (que funcionan en el mismo edificio) denunciaron: “Hace dos años que venimos reclamando por los problemas de infraestructura. Todos los funcionarios sabían los problemas que arrastra la escuela. Desde hace una semana no tenemos gas y se tuvo que reducir la jornada en primaria, las maestras tuvieron que poner plata de su bolsillo para comprar pavas eléctricas para que los chicos puedan desayunar, y ya no se da abasto. En secundaria la vianda que manda el Consejo es una vergüenza, un pedazo de pan. Queremos soluciones y no nos la dan. Se comprometen y no cumplen. Hay todo tipo de problemas edilicios, eléctricos, en la mampostería. Venimos con una decadencia desde hace años de la escuela y ahora empeoró aún mas. La escuela está en pésimas condiciones y no hay respuesta”.

Las mamás de Joaquín y Milagros, de la Escuela de Educación Especial N° 504 de San Francisco Solano detallaron: “Estamos reclamado un edificio para la escuela. Hace 12 días que no hay clases. No hay comedor. Estamos organizadas junto a las maestras. Creemos que los responsables son los directivos y los funcionarios que no dan respuesta. Hace 16 años que arrastramos condiciones pésimas. No hay gas ni calefacción, hay techos que se caen, puertas destruidas que las sueldan los mismos chicos. El colegio nunca tuvo ninguna inversión. Es de las escuelas más olvidadas de Solano”.

Como relatan los padres, madres y docentes, la situación es insoportable. No podemos confiar en ninguna promesa de los funcionarios que dilatan la situación y se pasan la el problema de mano en mano sin dar ninguna respuesta. Hay que redoblar la lucha para conquistar todas las demandas. La coordinación en asambleas distritales de todas las escuelas es una necesidad imprescindible para aunar fuerzas y torcerle el brazo al ajuste del gobierno.



Source link