Ramos Mejía: de Sur a Auge, distinto nombre, misma política, en el medio de una crisis

0
92


Desde que iniciaron las clases ha habido muchos compañeros preguntando: ¿qué pasó con Sur? ¿Qué es Auge? Lo concreto de lo insólito que suena que la agrupación que ganó el Centro de Estudiantes del 46, se cambie el nombre al momento de asumir, es la crisis que enfrenta el viejo partido Libres del Sur. Del cual su dirigente Victoria Donda se fue, formando su tercera fuerza política en cinco años. Un breve balance la de la crisis de personalidad de Auge y Somos.

Una vasta historia de alianzas

La referente más importante del partido Libres del Sur y de su pata estudiantil, Sur Terciarios, ha sido indiscutidamente Victoria Donda. Diputada que ha criticado públicamente las causas de corrupción del kirchnerismo, como viene criticando el ajuste de la coalición Cambiemos. También es firmante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto y ha participado de distintas movilizaciones populares. ¿Entonces por qué está en crisis su plataforma política con estos lineamentos que a simple vista son bastante concretos?

Donda es una de las figuras que más alianzas electorales ha hecho y con un diverso abanico de aliados. Por ejemplo en el 2013 tuvo de amigo a Alfonso Prat Gay, que en aquel entonces estaba en la Unión Civica Ari, junto a Elisa Carrio. Quien antes de romper con el kirchnerismo, a su vez fue presidente del Banco Central, durante las presidencias de Duhalde y Nestor Kirchner. Para finalmente convertirse en ministro de hacienda del gobierno de Mauricio Macri.

Esto no es todo, en 2017 fue parte de la alianza “1País”, junto a Margarita Stolbizer y Sergio Massa. Si, ese Massa que estuvo y está a favor de la baja de la edad de imputabilidad, que busca condenar a una generación de jóvenes castigados por el capitalismo a la cárcel. Ese, que a principios del gobierno de Cambiemos, era el más macrista de los peronistas. Coalición que abandonó semanas antes del cierre de las listas en la Provincia de Buenos Aires, no por las nutridas contradicciones que deja “militar por los barrios” con un personaje así de nefasto, si no por un reparto de cargos que la desfavorecía. A pesar de esto, la alianza se mantuvo en distritos como CABA, Corrientes, Santiago del Estero, Chaco y Mendoza.

En 2018, junto al Movimiento Evita, Unidad Popular de Victor De Gennaro y el PTP (Partido del Pueblo y del Trabajo), lanzaron la alianza “Vamos”. Alternativa que terminó dentro del frente Patria Grande, encabezado por Juan Grabois de la CTEP y Ofelia Fernandez. Quizás, una de las mayores contradicciones de este frente sea querer unir antiabortistas, como el propio Grabois (amigo personal del Papa), con quienes se dicen feministas. ¿Cómo mantienen en pie un frente tan heterogéneo? Sencillo, dejando de lado las demandas de las mujeres.

La diputada afirma haber abandonado el partido Libres del Sur, debido a que “no estábamos respondiendo a los movimientos feministas, a los conflictos sociales”. No hace falta ser de izquierda, para darse cuenta de que con Grabois y los amigos del Papa, tampoco van a poder responder a los movimientos feministas. La redacción de su viejo partido, por el contrario afirma que Donda rompe ocultando la verdad. Dicen que la misma busca una alianza con Cristina Fernández, alias “unamos los pañuelos”. Y que ellos no la aceptan porque prefieren irse con la derecha peronista de Urtubey, Massa y Lavagna.

Sin mucha certeza respecto de con quién se quedará finalmente Donda, lanzó su nueva chapa “Somos” y “Auge” en el movimiento estudiantil, uniéndose al bloque parlamentario Red por Argentina, en donde se nuclean ex massistas y personajes como Felipe Solá y Facundo Moyano. Ahí es donde damos cuenta que los principios de la diputada importan poco, cuando se alía con Solá, ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, responsable de la “Masacre de Avellaneda”, en donde fueron fusilados por la Policía bonaerense los militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán.

Una política independiente contra el saqueo en curso

Desde el Partido de los Trabajadores Socialistas y la agrupación estudiantil No Pasarán en el 46. Opinamos que su política de alianzas no aporta en nada a derrotar el saqueo a la educación, la salud y el trabajo, que el gobierno de Macri, junto a los gobernadores peronistas y el FMI, nos están propinando. Acercarse al kirchnerismo, que ya se juntó con Lagarde, para demostrar que son una alternativa viable para aplicar sus planes, que acepto además la miserable paritaria de Vidal en docentes, como dirección del Suteba provincial, demuestra que no son opción para el pueblo trabajador. Tampoco para las mujeres, ya que prefieren dar de baja sus listas en favor de un dinosaurio como Manzur (PJ) en Tucumán, gobernador que obligó a parir a una niña de 11 años, así como lo han hecho también en Córdoba y Tierra del Fuego. Haciendo carne la unidad entre los pañuelos verdes y celestes.

La única coalición política que tiene el aborto legal en su programa, es el Frente de Izquierda. Votamos de forma unánime por su aplicación en el Congreso y movilizamos en las calles de todo el mundo, como parte de la corriente internacional feminista y socialista Pan y Rosas. Defendemos hasta las últimas consecuencias la independencia de nuestra organización de toda variante patronal y de las iglesias, por eso podemos pelear sin ataduras por la separación de la Iglesia del Estado. Somos y Auge, no tienen esa posibilidad dado las nefastas coaliciones políticas con las que han atado a su militancia.

Desde el Frente de Izquierda, no le mentimos al pueblo, diciendo que hay renegociar la deuda y que esto llevará a buen puerto. La deuda es impagable, es ilegítima, es algo por lo que nadie votó y nos condena al atraso nacional. Como dijo nuestra compañera diputada por la Ciudad de Buenos Aires, Myriam Bregman; “Hay un plan específico contra la juventud, quieren borrar a una generación” y esto se ve en los números que nos dicen que la desocupación llega al 9% y que más de la mitad son jóvenes de menos de 25 años. Quienes tienen la suerte de tener trabajo, lo tienen en los call-center y en plataformas como Glovo y Rappi. No suena loco que esta realidad obligue a muchos compañeros y compañeras a dejar de estudiar, más si las condiciones edilicias son inadecuadas y no contamos con un boleto estudiantil, que nos permita afrontar el gasto en el transporte que se fue por las nubes.

Esto es lo que el maldito capitalismo nos depara, así quieren condenarnos. Por eso decimos que hay que dejar de pagar la deuda externa y reinvertir esos recursos en donde se los necesita, en salud, trabajo y educación. Contra el desempleo y la precarización juvenil, es que proponemos la reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana, repartiendo las horas entre ocupados y desocupados, anclando el sueldo a la canasta familiar.

Por esto luchamos, por esto vamos a dar la pelea en estas elecciones nacionales y por eso decimos que hay que superar las trabas de los sindicatos y centros de estudiantes traidores, recuperándolos para que sean herramientas de organización y lucha. Hay que hacer que la crisis la paguen los que se la llevaron en pala todos estos años. Para eso tenemos que derrotar al FMI, Macri y los gobernadores.

En medio de la crisis social y económica, no hay lugar para medias tintas. Llamamos a la militancia de Auge y de Somos, así como a sus simpatizantes, a que rompa con sus direcciones que mantienen la costumbre de aliarse con políticos que nada tienen que ver con nuestros intereses y se sume a dar la pelea para que no sea el pueblo trabajador, las mujeres y la juventud, la que pague los platos rotos de la crisis. Que la paguen los capitalistas



Source link