Ridícula campaña de TN para demonizar la toma de Filosofia y Letras

0
87


Mientras la organizacion estudiantil crece con asambleas interestudiantiles en Córdoba, Rosario y Buenos Aires, el gobierno, se puso un poco nervioso y llamó a sus ya conocidos operadores mediáticos de TN.

La toma de Filosofía y Letras ya lleva 10 días con clases públicas. Ayer, en la asamblea, votaron extender la toma hasta el próximo lunes, día que realizarán una asamblea general, para resolver qué harán. Pese al cierre de la paritaria docente de FEDUN-CGT y CONADU-CTA, los estudiantes de filo siguen organizados.

Las redes sociales

Todo comenzó con un tweet a primera vista inocente, susceptible de ser interpretado como una preocupación profunda y sincera. La cuenta de Twitter de Patricia Piccolini, ex directora de la carrera de Edición de nuestra facultad, perteneciente a un espacio político ligado a la Franja Morada, publicó una foto con sillas apiladas en la toma de Filosofía y Letras donde se quejaba de una pila de sillas. Luego, según “La Corpo”, la “pila de sillas” habrían mutado en unos supuestos “destrozos”.

¡El horror! ¡El troskoanarcokirchnerismobolche viquevagocomechipatomamateeint erestelar está destruyendo el mobiliario universitario!

He aquí que Osvaldo Bazán, que durante más de un mes que existe un conflicto universitario no se le había cruzado por la cabeza hablar, menos aún investigar y dar a conocer los motivos que motoriza la lucha universitaria que ya lleva más de un mes. ¡Tampoco le pidamos peras al olmo! Pero ha llegado el momento. Bien predispuesto en su rol de comunicador le lleva a la sociedad sus reflexiones más profundas y, sabiendo que el hecho, ocurrió en la Facultad precisamente de Filosofía, nos presenta un dilema, una contradicción: ¿Cómo puede ser que se defienda la universidad pública rompiendo bancos? ¡Listo, poné los fideos!

¡Pero hay más! Acusa a los estudiantes de padecer un problema psicológico de “búsqueda de protagonismo”. Lo hizo, justo al lado de Nelson Castro, excelso divulgador del Sindrome de Hubris. Proponemos que tal “desvío psicológico”, del que nos habla Bazán, se denomine, en todo caso, Síndrome de Estudiantes en Toma de Facultad, SETF por sus siglas.

Le tomamos el guante a Bazán y apelamos a la solidaridad de los estudiantes de Psicología de la UBA, que también están en toma, que se acerquen a ayudarnos a mejorar nuestra salud mental.

Vayamos por partes. En primer lugar el tweet es lanzado por una docente de nuestra facultad, que pertenece a una camarilla opositora a la actual gestión de la Facultad, pero que, cómo vemos, manifiestan los mismos intereses. Denostar y tirarse en contra de la lucha estudiantil. Cabe destacar que tanto las gestiones de las distintas carreras que se estudian en Filo, como la gestión de la facultad encabezada por la decana kirchnerista, Graciela Morgade, son responsables de los sucesivos recortes presupuestarios que viene padeciendo la universidad pública desde hace muchos años. Son también responsables de que el año pasado, donde no se murió alguien de casualidad, después de que se cayó una ventana del primer piso en medio del patio lleno de gente. O de que una compañera haya rodado por las escaleras por el estado calamitoso de las mismas. Por nuestra parte, al contrario, somos enteramente responsables de haber conquistado, con una lucha con toma de la facultad, como la que estamos desarrollando ahora, un nuevo edificio en el año 2010 que todavía se nos debe.

En segundo lugar, huelga aclarar, esas sillas no fueron salvajemente arrojadas por estudiantes poseídos por la fuerza del Thanatos, sino cuidadosamente apiladas, tal como se decidió en asamblea, para restringir el espacio, favorecer nuestra seguridad y así poder cuidar las, ya paupérrimas, condiciones de infraestructura de la Facultad. Puede ser que en términos de estética (gran tema de debate en esta Facultad) no sea de lo más agradable. Aunque personalmente opino que las sillas apiladas de esa forma y exhibidas en el salón de un museo de arte contemporáneo serían rotundamente alabadas por la critica en tanto “happening de barricada”. Para quienes no les gusten, disculpen no hay otra forma de apilarlas bien sin que se rompan.

Pero si tanto les interesa el bienestar de las sillas, les propongo que hablen de las aulas 218 y 324 de nuestra facultad, dos de las aulas más importantes, pasen y vean su estado. Les aseguro que se sorprenderán. Y más aún, si tanto les interesa nuestra educación pública, que hablen del frío que padecemos cuando cursamos porque la Facultad no puede pagar la calefacción. Hablen también de mis compañeros que tienen que decidir entre trabajar y estudiar porque no hay becas.

Que hablen de los salarios de mi docentes o peor aún, de aquellos que no reciben un salario por su trabajo. Hablen de nuestro futuro, ahora que cierra el Ministerio de Ciencia y Técnica y pone en peligro el desarrollo científico del país. Hablen de lo verdaderamente importante: los recortes que hacen el gobierno nacional y la oposición peronista con el FMI, mientras se van 23 presupuestos universitarios en el pago de intereses de deuda.

Acá no hay ninguna “épica infantil” como nos acusa Bazán. Acá hay defensa de la educación realmente pública y de calidad. La épica se va a gestar cuando nos unamos la próxima semana con los trabajadores de Agroindustria y del Astillero Río Santiago. Ahí sí podría renacer aquella épica de la unidad obrero-estudiantil del Mayo Francés y el Cordobazo que de infantil no tuvo nada, sino que tiraron abajo a De Gaulle y Onganía, respectivamente.

Quedensé tranquilxs: la sillas están bien, pero nuestra educación, el país y el futuro no. Por eso estamos luchando.



Source link