San Rafael: la derecha “pro-vida” escrachó una institución educativa pública

0
605


Primero intentaron imponer la censura sobre la discusión del aborto dentro de la institución. Ahora grupos católicos atacaron la sede del Instituto de Educación Superior (IES) del Atuel.

El terciario de San Rafael fue noticia estas últimas semanas, ya que las actividades organizadas por distintos grupos de estudiantes que se pronunciaron a favor de los derechos de las mujeres y la comunidad LGBTI, han generado una respuesta ofensiva y reaccionaria por parte de los sectores de derecha vinculados al Verbo Encarnado que hay dentro y fuera del Instituto.

Empezaron rompiendo los carteles que se habían realizado en el marco del Día del Orgullo LGBTI, mientras se podían ver carteles con fotos de fetos descuartizados e información incorrecta y malintencionada sobre el Proyecto de Ley del Aborto Legal. Luego avanzaron pidiendo sanciones para las y los estudiantes que hablaran de sus derechos, y finalmente terminaron presionando a las autoridades del Instituto para que censuraran a la agrupación de mujeres Pan y Rosas y que no realizara la charla que había anunciado con la dirigente de la Izquierda Noelia Barbeito, sobre el derecho al aborto legal.

Podes leer: Mendoza: continúan los ataques y la censura de la derecha sanrafaelina

Te recomendamos: Denuncian que en el IES del Atuel censuraron charla sobre los derechos de las mujeres

Esta forma de proceder de la derecha católica y los grupos denominados “pro-vida”, basado en la persecución, discriminación, amenazas y censuras contra quienes quieren organizarse y expresarse por la ampliación de libertades y derechos democráticos, se volvió a repetir este fin de semana con pintadas y carteles pegados afuera del IES del Atuel, en contra de los derechos de las mujeres y de las y los estudiantes, comparando al aborto con un asesinato y con frases como “viva la patria”, “no al aborto, si a la vida” y “no adoctrinen”.

Cartel pegado en el IES por grupos “pro-vidas”

Pintada afuera del IES

Estos son los mismos grupos ultras que argumentan cínicamente estar en contra de que se “haga política” dentro de una institución pública, mientras buscan imponer su ideología a como de lugar. Sin embargo, sus acciones generan cada vez mayor repudio entre la juventud que no está dispuesta a abandonar la pelea por conquistar derechos elementales, como el derecho al aborto legal, seguro y gratuito.



Source link