Santiago del Estero: la Policía tiroteó una casa y dejó en coma a una adolescente de 17 años

0
28


Con la excusa de perseguir un supuesto robo quisieron ingresar a una vivienda humilde del barrio Newbery. Silvia Maldonado, madre de dos hijos, no los dejó pasar. Respondieron a los tiros. Uno le entró en la frente y la dejó con muerte cerebral.

Fue en la noche del domingo, en el humilde barrio Gas del Estado de la capital santiagueña. Efectivos de la policía provincial llegaron a la casa de una familia diciendo que iban a allanarla por sospechar que ahí habría elementos robados.

En la casa viven Paola Morales, sus hijas adolescentes y sus nietos pequeños. La mujer contó ante el Canal 7 de Santiago que “como a las 23.30 horas (del domingo) un gran número de policías intentaron ingresar a mi domicilio y Silvia los atendió y no les permitió el ingreso. Por eso fue que la Policía, tomándola del cuello, le apuntó con una escopeta”.

La adolescente, madre de dos hijos (uno recién nacido), tras negarse a dejar entrar a los efectivos se metió en la casa. Y ahí fue cuando ellos comenzaron a disparar contra la vivienda desde la esquina. “Hicieron muchos disparos y uno de esos tiros le dio en la cabeza a mi hija”, relató Paola desde las puertas del Hospital Regional Ramón Carrillo de la capital provincial. Según contó Paola, “los médicos no le dan posibilidad de vida” a Silvia.

Leé también Otro récord de Cambiemos: ahora el Estado mata a una persona cada 21 horas

Este lunes, enterados de los hechos, vecinos a la familia se acercaron a la Comisaría Quinta de Santiago y atacaron su frente a pedradas, expresando su indignación y repudio al accionar criminal de los uniformados. Según relató la hermana de Silvia al diario El Liberal, en medio de esa manifestación el cabo primero José Abraham se le acercó y le dijo “mirame bien a la cara, yo soy el que le metió el cuetazo a tu hermana”.

En el video del Canal 7 la madre de Silvia afirma que “los de la seccional Quinta son de lo peor. Son ellos los que te atropellan. Si vas a hacer una denuncia y te tratan mal”.

El fiscal de turno, Ramón Alfonso, dispuso que todos los policías que actuaron en el operativo fueran demorados. Entre ellos, obviamente, le asesino Abraham. En total ocho efectivos fueron detenidos y Alfonso ordenó indagarlos y realizarles pruebas de parafina.

Leé también Bullrich: “Luciano Arruga fue una construcción como quisieron hacer con el caso Maldonado”

Según la versión policial, el intento de allanamiento a la casa de Silvia estuvo motivado por una denuncia de una vecina del barrio a quien supuestamente le robaron “una soldadora, un taladro y varias herramientas de plomería”. Con esa “justificación” abrieron fuego contra la vivienda y dejaron casi sin vida a la joven.

Silvia fue ingresada al hospital con un balazo en la frente, en estado de coma y quedó en terapia intensiva, asistida por un respirador artificial.

Nuevamente las políticas represivas del Estado se cargan una vida adolescente. El gatillo fácil como “recurso” de las policías de todo el país sigue cosechando sus terribles resultados. Lo que a nivel nacional (en manos de Patricia Bullrich) se traduce en la Doctrina Chocobar, a nivel provincial se expresa en las acciones brutales de la Policía gobernada por el radical-kirchnerista Gerardo Zamora, el mismo que junto a su esposa gobierna la provincia desde el año 2005.



Source link