Se arrodillan ante el FMI mientras persiguen y estigmatizan a inmigrantes

0
31


Inspirados en Bolsonaro y casi al unísono, Bullrich, Frigerio y Pichetto pidieron que se expulse a los cuatro inmigrantes detenidos en la represión durante la votación del Presupuesto 2019, una verdadera cacería.

Un saldo de 31 detenidos dejó la protesta contra el presupuesto de hambre que propuso el gobierno junto al FMI. Entre ellos había cuatro inmigrantes, uno de los cuales ni siquiera estaba participando de la movilización.

Le entregan en bandeja las riquezas del país al FMI, los empresarios y banqueros internacionales, entregan la tierra a lo Benetton y otros empresarios extranjeros que sí son bienvenidos, permiten a los yanquis poner sus bases militares acá, todo esto mientras hambrean al pueblo trabajador y culpan a los inmigrantes de los problemas del país.

Claro, si venimos para trabajar como esclavos en los talleres clandestinos de Awada, en las obras de construcción en negro, limpiando su mugre, llevándoles comida, cocinando y un largo etcétera, eso está bien. Pero si queremos luchar por nuestros derechos nos dicen terroristas y quieren deportarnos. Es un hecho gravísimo y una amenaza también para las miles de mujeres que luchamos en las calles por el aborto legal y por #NiUnaMenos. Su nacionalismo es una farsa. Es solo para sembrar odio entre nosotros y desviar la atención porque acaban de votar media sanción para entregar nuestro futuro a los yanquis.

Te puede interesar: Xenofobia transversal: Bullrich y Pichetto quieren echar a inmigrantes detenidos en Congreso

Pero no son solo los funcionarios de pelaje marrón. Los burócratas sindicales aportan su grano de xenofobia, no solo porque no pelean nunca por los derechos de los trabajadores inmigrantes, sino porque muchas veces ellos mismos promueven la división entre argentinos e inmigrantes, así como lo hacen entre efectivos y contratados. Quienes nacimos en otras tierras hoy somos trabajadores en su mayoría sin derechos, que con mucha suerte llegamos a tener un trabajo fijo y peleamos por sobrevivir. Durante muchos años tenemos que pagar alquileres carísimos en habitaciones hacinadas, o vivir en villas en condiciones deplorables, porque no podemos pagar más o no conseguimos una garantía. Padecemos el ajuste en la educación y la salud pública porque es a lo único que podemos acceder. Y para las mujeres es peor.

¿Cómo no nos vamos a unir para reclamar?

Cuando se vote el presupuesto en el Senado tenemos que ser cientos de miles en las calles y exigir también: ¡no a la expulsión de los inmigrantes por persecución política!

Tanto en América Latina como en otras partes del mundo, millones de personas están obligadas a huir de las hambrunas, las guerras, las invasiones… todas miserias a las que nos condena este sistema. Los imperialistas yanquis y europeos que saquean nuestros países, y nuestros gobiernos que entregan todo junto a los empresarios, son los responsables. ¡A los que hay q expulsar es a ellos! Al FMI, los banqueros y los empresarios.

Te puede interesar: Inmigrantes en Argentina: la defensa de sus derechos es la de toda la clase trabajadora

Nosotras y nosotros hacemos mover este sistema con nuestro trabajo y nuestra fuerza. Lo mejor que podemos hacer es unirnos para imponer otra salida a la crisis y que no la paguemos con nuestra vida y nuestro futuro.

Por eso los que hacemos este diario en once países del mundo, también estamos poniendo en pie una organización internacional de las y los trabajadores y oprimidos. Y en Argentina desde el PTS estamos impulsando la creación de un gran partido unificado de toda la izquierda y de los trabajadores, que sea una alternativa ante el saqueo en nuestro país.

Te puede interesar: Declaración: paso libre y seguro y plenos derechos políticos y sociales para la caravana migrante



Source link