Se incendió un aula de primaria en escuela pública de Ciudad Evita

0
84


En Ciudad Evita otra escuela que se incendia y demuestra la crisis en la que está la educación pública y donde están puestas las prioridades del Gobierno.

Otra escuela que se incendia y demuestra la crisis en la que está la educación pública y donde están puestas las prioridades del Gobierno. Esta vez se trata de la Escuela N°145 de Ciudad Evita, que pertenece al partido de La Matanza.

El incendio del que todavía no se detallan las causas afectó un aula de primaria y la biblioteca que funciona para los secundarios que utilizan la misma sala por falta de aulas. Hoy no se dictarán clases en el establecimiento, aunque sí funcionará el comedor para los chicos, informaron las autoridades educativas.

Aunque las causas del siniestro aún no fueron establecidas es mas que evidente las condiciones en las que se encuentran las escuelas de muchas localidades de la provincia de buenos aires y del País. La muerte de Sandra y Ruben en Moreno, destaparon una gran realidad que viene siendo denunciada por los docentes desde antes de la explosión de la escuela de Moreno.

Falta de mantenimiento, humedad, ventanas rotas, perdidas de gas, problemas de electricidad, caída de techos, falta de calefacción son los problemas comunes que atraviesan todas las escuelas y hace que docentes y alumnos trabajen y estudien en pésimas condiciones. Son los docentes los que se ponen al hombro el sostenimiento de las escuelas publicas. Muchas de ellas son el único lugar donde muchos de los chicos tienen como único lugar para acceder un plato de comida.

Es así como ocurrió hoy con la escuela de Ciudad evita, que a pesar del incendio y de que no se dicten las clases, el comedor funcionará para que puedan ir los chicos. Así lo detalló la Jefa Regional de La Matanza, Claudia Rodríguez Zerda. “Ya se planificó la remoción de los escombros y se visualizó la zona que quedó muy afectada, que es un aula del nivel primario y la biblioteca del secundario, donde se perdieron aproximadamente 300 volúmenes, por lo que ahora se está en la tarea de volver a poner en funcionamiento el edificio”. La funcionaria ratificó ademas que, abrirá el comedor y, “a los alumnos les daremos tareas para el hogar”.

Los casos se multiplican. El viernes de la semana pasada otro incendio en la escuela primaria 1 y secundaria 13 de Ituzaingó, dejaba otra vez de manifiesto las condiciones en las que se encuentran las escuelas.

Como siempre, aparece el debate si fue un corto y la electricidad, o si la estufa quedó prendida, llevando a naturalizar las condiciones de precariedad de las escuelas.

“Si la educación fuera una prioridad, ¿no deberían estar en condiciones todas las térmicas con control permanente y arreglo inmediato?

¿No deberían existir sensores que detectan fuga de gas, o un sistema de riego ante un principio de incendio?

¿Por qué tenemos que aceptar la llave de gas cerrada al tener una pérdida, o cerrar un aula por peligro de derrumbe, o no apoyarte en tal pared por posible descarga eléctrica?”

“No son accidentes, no es desidia. La plata está, pero sus prioridades son otras.

Esto podría haber sucedido con los pibes y docentes en el aula,” expresaba una de las docentes de la escuela.

La plata está, como expresa la docente indignada por hechos que ocurren cotidianamente en las escuelas, pero el Gobierno la destina a otras prioridades, esas prioridades son cumplir con los planes del FMI y descargar la crisis sobre el conjunto del pueblo trabajador. Y la educación es una de las mas afectadas y pibes y docentes pagan las consecuencias. Es necesario invertir las prioridades y que la plata de la deuda sea para la educación y la salud.



Source link