Se realizó la primera primera Asamblea de preparación del 8M

0
564


En la Ciudad de Buenos Aires, con cientos de participantes, se realizó la primera primera Asamblea de preparación de la jornada del próximo 8 de marzo. Se resolvió exigencia de paro a la centrales y sindicatos para hacer efectivo el paro y movilizar ese día. Cuáles fueron los principales debates.

Para comenzar con los preparativos de la jornada del próximo 8 de marzo, Día internacional de las mujeres, cientos de participantes se reunieron en la primera Asamblea de mujeres, travestis y transexuales que se realizó este viernes en la Ciudad de Buenos Aires, a tono con las que ya hubo en otras provincias, como Córdoba, Rosario y Mendoza, y a tono con las reuniones que también viene habiendo en países como Brasil, Chile, o el Estado Español.

En el playón de la mutual Sentimiento, en el barrio de Chacarita, se hicieron presentes organizaciones de mujeres, políticas, algunas organizaciones sindicales y activistas que vienen siendo parte de este potente movimiento. Mujeres de países hermanos que resisten la avanzada de la derecha en la región, trabajadoras que protagonizan los principales conflictos en Argentina, familiares de víctimas de la violencia machista y protagonistas de la lucha contra este flagelo, también dijeron presente.

Las diputadas del Frente de Izquierda, Nathalia González Seligra (PTS) y Romina del Pla (PO), la abogada María del Carmen Verdú (Correpi), Nina Brugo y otras referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito y otras luchadoras, también llevaron su saludo. Varias integrantes el colectivo Ni Una Menos hicieron uso de la palabra. Pese a que la herramienta del paro sería uno de los principales puntos del debate de las mujeres, las referentes de las conducciones sindicales -en su mayoría alineadas con el kirchnerismo-, no participaron del encuentro ni hicieron llegar su adhesión a la Asamblea.

Con expresiones en todo el mundo, la movilización argentina es una de las que concentra buena parte del interés del movimiento de mujeres de diversas latitudes, así como la atención de distintos sectores que han ido tomando nota de la profundidad de sus reclamos y de la potencialidad de su lucha. Desde las marchas de 2015 ante la brutalidad de los femicidios a las movilizaciones de 2018 por el aborto legal, ese movimiento siguió ganando simpatía y apoyo, con millones de personas que acompañaron su lucha y se inspiraron en ella.

De fondo, esta fue una de las tensiones que atravesó el primer encuentro, que en medio del año electoral que comienza en el Argentina y de un nuevo saqueo que se prepara de la mano del FMI, estuvo marcado por el debate sobre cómo enfrentar la avanzada del imperialismo y las derechas en la región, y cómo conquistar en ese marco derechos elementales como el aborto legal, las medidas más básicas para enfrentar la violencia que sufren las mujeres, con la expresión brutal de los femicidios y travesticidios, y otro reclamos básicos por los que siguen peleando las mujeres en el país. La necesidad de exigir un paro activo a las centrales sindicales se llenó nuevamente de motivos.

Solidaridad internacional

Al inicio del encuentro, mujeres de Bolivia, Venezuela, y otros países de la región tomaron al palabra para contar su situación y la de esos países hermanos. La pelea que está planteada contra la injerencia imperialista de Estados Unidos fue en ese contexto, uno de los principales debates.

La diputada nacional Nathalia González Seligra (PTS en el Frente de Izquierda), dirigente también del SUTEBA La Matanza, planteó que “esta avanzada es parte de los planes de ajuste del imperialismo en la región de la mano del FMI, como lo vemos en Venezuela, Brasil y también nuestro país”.

“Sabemos que las más afectadas por la crisis a la que llevan estás políticas somos las mujeres, por eso es muy importante que levantemos con fuerza las banderas del antimperialismo y de la ruptura con el Fondo Monetario”, manifestó. Como señaló Seligra, “esto necesariamente significa que hay que dejar de pagar la deuda”, y que ese tiene que ser uno de los puntos centrales con los que el movimiento de mujeres salga a las calles el próximo 8M, marcando la agenda en Argentina al gobierno nacional, a los gobiernos provinciales, a los partidos del oficialismo y de la oposición del PJ.

La situación en Venezuela y en Brasil, también muestran que para enfrentar la avanzada de los sectores más reaccionarios, “hay que pelear de manera independiente de esos partidos del régimen, que tampoco son alternativa”, sostuvo al tiempo que llamó a desarrollar la más amplia solidaridad con las mujeres, trabajadores y jóvenes que enfrentan esos planes.

Apoyo a las luchas

Al terminar los saludos internacionales, tomaron la palabra las trabajadoras en lucha de Siam, Madygraf, Pilkinton, INTI, entre otras. Laura Sobrado, de Madygraf (ex Donnelley) habló desde la gestión obrera de la gráfica y puso de manifiesto que su realidad es la de muchas mujeres. “Nosotras nos venimos organizando desde la Comisión de mujeres junto a nuestros compañeros. Estamos al frente de la lucha por el derecho al aborto, contra la violencia, contra el tarifazo. Gestionamos nuestra fábrica. No le debemos nada a este gobierno ni al anterior”, sostuvo, y remarcó que “esto nos plantea la necesidad de coordinar lo que la burocracia sindical divide junto a los empresarios. Esa es la alianza que necesitamos para conquistar nuestros reclamos y enfrentar los ataques de las patronales y gobiernos de turno”.

Foto: Laura, Comisión de mujeres MadyGraff, ex Donelley

La lucha contra los despidos también tuvo un momento destacado. Luego de la enorme jornada que protagonizaron este jueves en el Puente Pueyrredón, Alejandra, una de las despedidas de Siam llevó su adhesión a la asamblea, contó que junto a sus compañeras y compañeros de la metalúrgica de Avellaneda siguen en pie de lucha y destacó que “este 8 de marzo tenemos que estar todas y todos. No podemos ser las mismas de siempre”. Por eso, dijo, es necesario que haya un paro que sea efectivo, una acción decisiva para poner freno a los planes de ajuste de Macri y el FMI.

Paro efectivo

A propósito de cómo organizar un verdadera jornada de lucha, Catalina Balaguer, una de las destacadas leonas que enfrentó los ataques de la multinacional PepsiCo, dirigente de Pan y Rosas y el PTS- FIT, planteó hacia la asamblea que “acá estamos muchas de las que venimos resistiendo y enfrentando al gobierno de Macri, y muchas de nosotras aprendimos en esas experiencias a tener conciencia de que podemos pelear ya no solo por nuestros puestos de trabajo sino por todas nuestras reivindicaciones”.

Foto: Catalina Balaguer, trabajadora de la alimentación, agrupación de mujeres Pan y Rosas

“Sobre esto quiero traer una reflexión importante”, manifestó, y destacó que “este es un año electoral, pero tenemos que tener en claro que gane quien gane, sea Macri con los radicales o el peronismo en cualquiera de sus formas, Argentina será gobernada por el FMI. Por eso quiero proponer que el 8M sean grandes banderas nuestras la lucha por el aborto legal, la exigencia a las centrales sindicales de paro efectivo y el no pago de la deuda externa”.

“Nuestra lucha no empezó ni terminó el año pasado”

Guadalupe Oliverio, presidenta del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras de la UBA y referente juvenil de Pan y Rosas recogió muchas de las intervenciones y planteó que “como diciendo, nuestra lucha no empezó ni terminó el año pasado. Sigue habiendo femicidios y no hay aborto legal y una niña fue obligada a parir en Jujuy. Hay hambre, hay despidos, y las jóvenes y mujeres somos obligadas a realizar los trabajos más precarios. Esta asamblea tiene que servirnos para sacar un balance de lo que fue este año y cómo seguir esta lucha. Estoy convencida de que Macri es la derecha, pero Macri no gobernó solo, y eso lo aprendimos ese día en el Congreso: gobernó con las iglesias, con los gobernadores, con los senadores y los diputados de todos los partidos patronales y con la burocracia sindical”.

“A esa fuerza, que no es invencible, tenemos que contraponerle la nuestra. Estoy convencida que a las pibas no nos pueden decir que a lo que tenemos que aspirar es a votar este año el ‘mal mayor’ o al ‘mal menor'”. “Las trabajadoras que hablaron acá me llenan de orgullo”, dijo, y destacó que ese es el camino. “Este mes que nos queda hacia el 8 de marzo, desde el Centro de Estudiantes vamos a abrir las puertas de nuestra facultad y vamos a pelear por la coordinación entre las estudiantes y las trabajadoras, y por unir lo que las burocracias sindicales desunen, porque nuestra fuerza en las calles es la unidad que necesitamos y queremos”.

Foto: Comisión de Mujeres de Pilkinton

Distintas mujeres que tomaron la palabra plantearon la necesaria unidad del movimiento de mujeres para enfrentar al gobierno. Esto fue parte de lo debatido respecto a qué aliados tiene que conquistar el movimiento de mujeres y qué métodos de organización. A cada perspectiva, idea y programa le corresponde un método de expresión de las distintas posturas y reflexiones en tan diverso movimiento, por lo que en la próxima asamblea será un punto de debate. El viernes 15 nuevamente mutual Sarmiento recibirá a la Asamblea de Mujeres que prepara el 8M.



Source link