Se reúne el G20 bajo la presidencia de Argentina atravesada por la crisis

0
131


En el medio de las tensiones globales por la disputa comercial entre Estados Unidos y China, una nueva reunión de ministros de Comercio e Inversión del G-20 empezó ayer y finaliza hoy en Mar del Plata. Bajo la presidencia de Argentina que atraviesa una crisis económica y política en ascenso producto de las corridas cambiarias.

Durante los días 14 y 15 de septiembre se lleva a cabo en Mar del Plata una nueva reunión del grupo de los veinte, que actualmente se encuentra presidido por la Argentina.

La reunión de ministros de Comercio e Inversiones, que estuvo encabezada por los ministros de Relaciones Exteriores y Culto, y de Producción y Trabajo de la Argentina, Jorge Faurie y Dante Sica, respectivamente, cuenta con la participación de más de 35 jefes de delegación.

Algunos de los funcionarios participantes son Cecilia Malmström, comisaria de Comercio de la Unión Europea; Roberto Azevêdo, director general de la Organización Mundial del Comercio; Liam Fox, secretario de Estado de Comercio Internacional del Reino Unido; Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo de España; Suresh Prabhu, ministro de Comercio e Industria de India; Simon Birmingham, ministro de Comercio, Turismo e Inversiones de Australia, y Rob Davies, ministro de Comercio e Industria de Sudáfrica, entre otros.

Según se la información oficial los temas a debatir serán “sobre la nueva revolución industrial y sus efectos sobre el empleo. Al respecto, apuntarán a generar condiciones que permitan aprovechar los beneficios derivados de los nuevos modos de producción y del comercio, aspectos vinculados a otras dos prioridades del G20 este año: el futuro del trabajo y la infraestructura para el desarrollo.

En agenda también aparece el debate sobre las oportunidades y los desafíos del sistema multilateral de comercio, donde el G20 tiene un peso propio preponderante al representar el 75% del comercio internacional y el 80% de las inversiones globales.

Además, esta reunión se da en un contexto de profunda inestabilidad financiera global tanto por las posibles subas de las tasas de la FED, como por los efectos de la apreciación del dólar que ha generado devaluaciones y crisis cambiarias en las economías “emergentes”, siendo Turquía y Argentina los más afectados.

Podes leer: El desplome de la lira turca, el efecto contagio y las amenazas arancelarias de Erdogan

Pero el principal factor de inestabilidad se ancla en la disputa comercial entre Estados Unidos y China, incluso desde la FED han advertido en sus minutas que estas amenazas arancelarias si a escala mayor podría perjudicar la confianza de las empresas, las inversiones y el empleo.

Tampoco hay que dejar de remarcar que Argentina preside este año el G20, con mucha ayuda de los países miembro y del capital internacional. Argentina atraviesa una importante crisis económica luego de las corridas cambiarias que impulsaron una megadevaluación del peso que ya alcanza el 120 %. La inestabilidad cambiaria permanece y el FMI ha salida de garante para sostener (con dólares constantes y sonantes) a un Gobierno chocó la calesita de la economía y aún no tiene un rumbo claro.

Podes leer: Argentina: entre la recesión y el vaciamiento serial

Lo que dejo el día 1: algunas medidas para evitar las “guerras comerciales”

Según las versiones oficiales, los países del G20 llegaron este viernes a un consenso en la reunión de Mar del Plata para impulsar una reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), como reivindicaban diversos países y la Unión Europea para adaptar ese organismo a los nuevos desafíos que plantea el escenario global.

“Es claro que todos compartimos que es sumamente importante que podamos encontrar propuestas para que la OMC pueda ser más responsiva a los desafíos que tiene el comercio”, dijo al término del encuentro el canciller argentino Jorge Faurie.

En declaraciones a la prensa realizada al finalizar el primer día, los ministros de Comercio e Inversiones que han “aumentado el diálogo” sobre las disputas en el comercio internacional y que hay una “necesidad urgente” de mejorar la OMC.

Un tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el bloque del Mercosur estaba en “etapas finales de negociación”, con un acuerdo probable para la última parte del año, añadieron los funcionarios.

Algunos analistas consideraron que estas buenas intenciones y predisposición al dialogo por mejorar las relaciones comerciales, han sido una muestra de apoyo al gobierno argentino que atraviesa su peor momento. Sin embargo, mas allá de lecturas intencionadas, la escalada del conflicto comercial entre las mayores economías del mundo podría afectar negativamente los intereses económicos de todos los países participantes del G20.

La reunión del G20 en su primer día dejó buenas intenciones y una lectura obligada sobre la situación del comercio mundial, restará ver cuales son las resoluciones finales. Muchos economistas han comenzado a debatir sobre la caída de crecimiento global hacia 2020, enmarcadas en tensiones globales en ascenso. En ese sentido la cumbre del G20 pareció estar por fuera de esta compleja realidad global.

Podes leer: Tensiones emergentes en la coyuntura económica internacional



Source link