Seamos una marea de mujeres en todo el continente para gritar ¡#EleNão!

0
38


Este sábado 20 de octubre, a las 15:00 horas, vamos a la embajada de Brasil. Sos la gota que hace falta para que se levante la marea.

Estuviste rodeando el Congreso, con frío, lluvia y viento, para exigir el derecho al aborto. Seguís con tu pañuelo verde en la mochila y ahora agregaste otro, naranja, que muestra tu enojo con la Iglesia y tus ganas de que se separe esta institución oscurantista y reaccionaria del Estado.

Fuiste al Encuentro Nacional de Mujeres, aunque te costó muchas horas de viaje y ahorrar para el pasaje que, además, te lo aumentaron a último momento por la inflación y los tarifazos. Y si no pudiste ir, sos de las que se comunicaron con sus amigas allá en Trelew o estuvo atenta a las fotos y los posteos en las redes sociales de las mujeres que estaban allá.

Sos una gota en la marea verde; pero sabes perfectamente que las olas se hacen con muchas, centenares, miles, millones de gotas.

Y sabes que esa marea de la cual sos protagonista en Argentina, también se contagió a otros países. Por eso te emocionaste cuando millones de mujeres salieron a las calles en Brasil a gritar “Ele não”, contra Jair Bolsonaro, el candidato derechista que es misógino, homofóbico, racista y que quiere ir contra el pueblo trabajador brasileño para imponer los planes de ajuste y miseria que les tiene reservados el imperialismo yanqui.

Por eso, no me cabe duda de que vas a estar en la embajada de Brasil en Buenos Aires este próximo sábado 20 de octubre, a las 15:00 horas.

Porque ante unas elecciones donde el pueblo brasileño no pudo elegir al candidato que quería, porque está preso y ni siquiera le permiten dar una entrevista a los medios, tenemos que acompañar el odio y la voluntad de lucha contra Bolsonaro que ya demostraron las mujeres brasileñas en las calles y que lo volverán a hacer este próximo sábado.

Tenemos que acompañarlas, también desde Argentina, para conducir esa bronca hacia el único terreno en el que podremos triunfar, que es la movilización en las calles, algo que no se propuso ni se propone hacer el PT de Lula ni la central sindical más importante que dirige ese mismo partido y que cuenta con la simpatía y la fuerza de millones de brasileñas y brasileños.

Y porque con nuestra movilización queremos recordar también a Marielle Franco, la concejala, asesinada hace siete meses por levantarse contra el golpe de Temer. Por ser una mujer negra, lesbiana, de izquierda que rechazó la intervención del ejército en Río de Janeiro. ¡Justicia para Marielle!

Porque en Argentina fuimos un ejemplo para el mundo cuando salimos a las calles al grito de ¡Ni una Menos!, también repudiamos todos los ataques misóginos y transfóbicos de los fanáticos de Bolsonaro, como el de la joven que fue atacada en Porto Alegre por tres hombres, sólo por llevar una remera que decía #EleNão. Estos energúmenos le marcaron una esvástica con una navaja. Hagamosle saber a nuestras hermanas brasileñas que aquí también decimos ¡No pasarán!

En Argentina, los que se llenan la boca de antimacrismo pero nos dicen que la única forma de enfrentar el ajuste del gobierno es esperar a las elecciones del 2019, nos invitan nada menos que ¡a marchar a la Basílica de Luján ese mismo día! ¡No queremos saber nada con el Papa y con la Iglesia que impidió que se aprobara el aborto legal!

Esos mismos encubridores de abusadores, los que bancaron a la dictadura genocida, los que cobran abultados salarios que salen de nuestros bolsillos son los mismos que ahora se ofrecen como garantes de “paz social” al gobierno de Macri, para evitar que las trabajadoras y los trabajadores se radicalicen en su lucha contra los despidos, los cierres y suspensiones.

Son los que ofrecen su mediación para evitar que el hambre del pueblo pobre, que cada vez es mayor, se transforme en una “amenaza” para las grandes empresas, con movilizaciones reclamando comida.

Por eso, no vamos a Luján. Rodeemos de solidaridad a nuestras hermanas brasileñas. Las mujeres de Pan y Rosas marcharemos a la embajada este próximo sábado 20 de octubre, mientras nuestras compañeras de Pão e Rosas harán lo mismo en Brasil.

Vos no podes faltar, porque si avanza la derecha de Bolsonaro en el país vecino, también se fortalecen el ajuste de Macri y los gobernadores en Argentina y los planes del Fondo Monetario Internacional y el imperialismo para todo el continente.

Vos sos la gota que hace falta para que se levante la marea. Te esperamos.

Embajada de Brasil: Cerrito 1350, Buenos Aires.



Source link