Sectores “pro-vida” agreden a mujeres por estar a favor del aborto legal

0
125


Sucede prácticamente todos los días y los agresores dicen estar a favor de la vida. ¡Qué ironía!

Como viene ocurriendo en otras ciudades del país, sectores autodenominados “pro-vida” golpean, escrachan, agreden verbalmente y censuran a toda persona que porte el pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, como así también, a todo profesional u organización que quiera dar charlas sobre el tema en lugares de trabajo o estudio.

Luego de aprobada la media sanción del proyecto de ley que legaliza el aborto libre, seguro y gratuito en la Cámara de Diputados de la Nación, los ataques van en aumento, ocurriendo hechos de ese tenor prácticamente todos los días.

Así ocurrió, por ejemplo, días atrás cuando dos mujeres adolescentes fueron golpeadas en pleno centro de la capital puntana por el simple “pecado” de portar pañuelos verdes en sus mochilas, y esta semana, cuando personas pertenecientes a organizaciones eclesiásticas coparon una charla organizada por agrupaciones feministas en la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) interrumpiendo el desarrollo de la misma y terminándola a los empujones e insultos.

Estos agresores, que dicen ser “pro-vida” y que forman parte de grupos auspiciados por la Iglesia Católica, son conocidos por oponerse a la legalización del aborto, es decir, por no importarles que 300 mujeres pobres sigan muriendo al año, a causa de los abortos clandestinos. Claramente no se puede esperar otra cosa de personajes ni de organizaciones que se codean con el obispo de la provincia y que no muestran un mínimo de respeto por las opiniones de nadie.

Por eso, este 8 de agosto – cuando se trate el derecho al aborto en el Senado Nacional – se hace indispensable que nos organicemos en cada lugar de trabajo y estudio para confluir en las calles y en las plazas, siendo miles las personas que exijamos la legalización definitiva de la interrupción voluntaria del embarazo y la urgente separación de la Iglesia y el Estado.



Source link