Secundarios técnicos en pie de guerra contra las reformas de Macri y Vidal

0
111


Este martes, cientos de estudiantes secundarios marcharon en repudio a las reformas que quiere implementar Vidal en las escuelas técnicas. También exigieron al Consejo Escolar de San Miguel el rechazo a la medida del gobierno quiere quitar más de 1500 horas a lo largo de toda la formación.

Siendo las 10 de la mañana, en el último día de julio, estudiantes, docentes y familiares asistieron al punto de encuentro fijado, por los distintos centros de estudiantes de las escuelas técnicas, en el límite entre San Miguel y Malvinas Argentinas. Allí comenzó la movilización en una caravana encabezada por los estudiantes de las escuelas técnicas de San Miguel, José C. Paz, Grand Bourg, Pacheco, Escobar; como también acompañaron gremios docentes, y Centros de Estudiantes Universitarios.

Estas reformas, significan una avanzada del gobierno de María Eugenia Vidal sobre las escuelas técnicas, en el marco de un plan de ajuste y recorte en diversas áreas de administración provincial, se inscribe como uno de los innumerables ataques a la Educación Pública, junto al cierre de escuelas, cierre de bachilleratos de adultos, y de los Equipos de Orientación Escolar, para nombrar los más recientes.

Con la consigna “La escuela pública no se toca” más de 600 personas marcharon hacia la puerta del municipio de San Miguel y luego hacia Consejo Escolar donde presentaron un petitorio para elevarlo a La Plata, repudiando la reforma que ataca directamente a la educación pública de calidad. Esta reforma eliminaría más de trescientas horas en el Ciclo Básico, a un promedio mayor de 100 horas por año, y más de 1100 horas en la formación técnica específica y talleres. Los egresados dichas escuelas ya los títulos no serían técnicos C sino una orientación a alguna modalidad, esta reforma es una más de las recetas de ajuste que piden organismos internacionales como el FMI y el Banco Mundial.

Vease también: Vidal ataca las escuelas técnicas

Sergio D., presidente del centro de estudiantes de la Técnica 1 de José C. Paz le dijo a LaIzquierda Diario “…estamos marchando contra la reforma que quiere hacer Vidal recortando 1500 hs., de distintas materias. Quitando materia de suma importancia como Ciudadanía, Derecho al trabajo, Historia, que perjudica a los alumnos como a los docentes…”.

Rodrigo G. integrante del Centro de Estudiantes de la escuela técnica 3 ½ 7 de Tortuguitas como Ezequiel B. y Benjamín B. de la Técnica 1, coinciden que esta reforma es un ataque directo a la educación pública de calidad y precariza su título. También coinciden que la única forma de vencer este avance, es organizándose entre todos los estudiantes y salir a las calles.

La arremetida del gobierno contra las escuelas técnicas, no es ajeno a la política de degradación de la educación pública. Las paritarias por debajo de la inflación a los docentes, el recorte en el presupuesto universitario, la adhesión al Sistema Nacional de Reconocimiento Académico de Educación Superior; los pésimos estados infraestructurales de las escuelas, por eso es necesaria la unidad de estudiantes y docentes, en defensa de la educación pública.

Los puntos de la reforma de Vidal no son a la azar. Bajo el argumento de “reforzar el vínculo de los colegios con el mundo del trabajo e interrelacionar los espacios de taller con el resto de las áreas curriculares” se eliminarán los espacios de formación donde se tratan los derechos ciudadanos, donde se generan espacios de reflexión y que pretenden promover en los jóvenes un espíritu crítico. Los empresarios quieren jóvenes egresados sin conocimiento sobre sus derechos, sin una formación critica, sin posiciones. Quieren jóvenes operarios que desconozcan la historia del movimiento obrero y sus conquistas. Quieren como explica Marx que el trabajador sea una apéndice de las máquinas. Inclusive que los títulos tengan menos peso va ligado con la precarización laboral, los empresarios se ahorrarían millones, ya que no contrarían técnicos. Es hora que dejen de benificiarse los mismos de siempre con la complicidad de los gobiernos. ¡Nuestra educación y nuestras vidas valen más que sus ganancias!



Source link