Según la ONU, se agota el tiempo para limitar el calentamiento global

0
39


Los expertos del IPCC reclamaron reducir emisión de gases de efecto invernadero a cero para 2050. “Los próximos años son probablemente los más importantes de nuestra historia”, declararon.

“Para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían cambios de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad”, afirmó el Panel Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC) tras aprobar el pasado sábado 8 de octubre en Incheon, República de Corea, un informe especial titulado El Calentamiento global de 1,5 °C.

En el nuevo informe se señala que para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían transiciones “rápidas y de gran alcance” en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. “Sería necesario que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyeran en 2030 alrededor de un 45 % respecto de los niveles de 2010, y siguieran disminuyendo hasta alcanzar el “cero neto” aproximadamente en 2050. Eso significa que se necesitaría compensar cualquier emisión remanente por medio de remover CO2 de la atmósfera”, declaró el organismo.

El IPCC, fundado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y encargado de evaluar los conocimientos científicos relativos al cambio climático, sus impactos y sus futuros riesgos potenciales, considera que este informe especial será una contribución científica fundamental en la Conferencia sobre el Cambio Climático que se celebrará en diciembre de este año en Katowice (Polonia), en donde se examinará el Acuerdo de París de 2015.

“Con más de 6.000 referencias citadas y la contribución abnegada de miles de examinadores expertos y gubernamentales de todo el mundo, este importante informe da testimonio de la amplitud y la pertinencia normativa del IPCC”, señaló Hoesung Lee, presidente del IPCC y economista especializado de la Universidad de Corea.

Noventa y un autores y editores-revisores de 40 países han preparado el informe del IPCC en respuesta a una invitación hecha por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) cuando aprobó el Acuerdo de París en 2015.

Datos claves

“Uno de los mensajes fundamentales arrojado de forma contundente por el informe es que ya estamos viviendo las consecuencias de un calentamiento global de 1 °C, con condiciones meteorológicas más extremas, crecientes niveles del mar y un menguante hielo marino en el Ártico, entre otros cambios”, dijo Panmao Zhai, exsecretario general de la Sociedad China de Meteorología y actual copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC, grupo que evalúa las bases físicas del cambio climático.

En el informe se destaca una serie de impactos del cambio climático que podrían evitarse limitando el calentamiento global a 1,5 °C en lugar de 2 °C o más. Por ejemplo, en 2100 la elevación del nivel global del mar sería 10 cm inferior con un calentamiento global de 1,5 °C en comparación con uno de 2 °C. La probabilidad de que el océano Ártico quedara libre de hielo en verano sería de una vez por siglo con un calentamiento global de 1,5 °C, frente a un mínimo de una vez por decenio con uno de 2 °C. Los arrecifes de coral disminuirían entre un 70 % y un 90 % con un calentamiento global de 1,5 °C, mientras que prácticamente todos ellos (> 99%) desaparecerían con uno de 2 °C.

Hans-Otto Pörtner, biólogo y químico de la Universidad de Bremen (Alemania) y actual copresidente del Grupo de trabajo II del IPCC (el que aborda los impactos, la adaptación y la vulnerabilidad), declaró que “cada porción extra de calentamiento tiene importancia, especialmente en la medida en que un calentamiento de 1,5 °C o más incrementa el riesgo asociado a cambios duraderos o irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”. La limitación del calentamiento global también daría más margen a la población y a los ecosistemas para adaptarse y permanecer por debajo de unos umbrales de riesgo pertinentes, añadió Pörtner.

En el informe también se examinan las trayectorias disponibles para limitar el calentamiento a 1,5 °C, qué se necesitaría para seguirlas y cuáles podrían ser las consecuencias.

“La buena noticia es que algunos tipos de medidas que se necesitarían para limitar el calentamiento global a 1,5 °C ya se están llevando a cabo en todo el mundo, pero sería necesario acelerarlas”, afirmó Valerie Masson-Delmotte, paleoclimatóloga francesa copresidenta del Grupo de trabajo I. Por su parte Jim Skea, profesor escocés en el Centro de Política Ambiental de la Universidad Imperial de Londres y copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC, grupo dedicado a la mitigación del cambio climático, declaró que “limitar el calentamiento a 1,5 °C es posible según las leyes de la química y la física, pero para ello se necesitarían cambios sin precedentes”.

En el informe se afirma que si se permite que la temperatura global supere o “sobrepase” 1,5 °C, sería necesario depender en mayor medida de técnicas que absorbieran CO2 de la atmósfera para volver a un calentamiento global inferior a 1,5 °C en 2100. La efectividad de esas técnicas no está probada a gran escala y algunas de ellas pueden conllevar importantes riesgos para el desarrollo sostenible.

“Limitar el calentamiento global a 1,5 °C en lugar de 2 °C reduciría los impactos problemáticos en los ecosistemas, la salud humana y el bienestar, y facilitaría la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”, declaró el indú Priyadarshi Shukla, copresidente del Grupo de trabajo III del IPCC.

Debra Roberts, copresidenta del Grupo de trabajo II del IPCC, afirmó que “las decisiones que tomemos hoy son decisivas para garantizar un mundo seguro y sostenible para todos, tanto ahora como en el futuro”. Según Roberts, quien fue profesora e investigadora en el Departamento de Ciencias Biológicas y Ciencias Geográficas y Ambientales de la Universidad de Natal, Sudáfrica, “este informe proporciona a los responsables de las políticas y los profesionales la información que necesitan para adoptar decisiones dirigidas a afrontar el cambio climático teniendo en cuenta el contexto local y las necesidades de las personas. Los próximos años son probablemente los más importantes de nuestra historia”.

El Calentamiento global de 1,5 °C es el primero de una serie de informes especiales que se elaborarán en el sexto ciclo de evaluación del IPCC. El año que viene el IPCC publicará el Informe especial sobre los océanos y la criósfera en un clima cambiante y El cambio climático y la tierra, que examina el modo en que el cambio climático afecta al uso de la tierra.



Source link