Según la UCA, la pobreza aumentará por la alta inflación y la devaluación

0
133


El director de la universidad advirtió que habría más pobres y que las “mejoras” de 2017 estarían en retroceso. Según el Indec, en 2017 había más de 10 millones de pobres en Argentina.

Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), alertó que, por la devaluación y la inflación, la pobreza “podría aumentar de forma importante”.

El show montado por Macri a comienzo de año para anunciar que en Argentina había más de 10 millones de pobres, puede volver a opacarse. En esa ocasión Macri celebraba la baja de la pobreza de 30,3 % en el segundo semestre de 2016 a 25,7 % en el mismo período del 2017.

Salvia advirtió que “la tendencia a la mejora registrada en el segundo semestre de 2017 se vio paralizada con un rebote inflacionario en el primer trimestre, después de la devaluación de diciembre”, en declaraciones a radio Millenium.

El director del Observatorio de la Deuda Social agregó que “todas las evidencias muestran que estaría aumentado la pobreza de forma no explosiva, pero sí importante. Y seguramente las mejores obtenidas en 2017 estarían teniendo algún nivel de marcha atrás”.

Además, Salvia explicó que el empleo no está creciendo en “los hogares pobres” y que “los salarios no están aumentando o lo hacen por debajo del ritmo inflacionario”.

El especialista afirmó que “salir de la pobreza va a requerir crear más y mejores empleos y eso todavía es muy lento. No sólo es necesario bajar la inflación, lo que se necesitaría también para traccionar a los sectores más pobres es crear empleo de trabajo intensivo”.

El verso de la pobreza cero

Los últimos datos del Indec proyectados más allá de los 31 aglomerados estimados por el organismo revelaban alrededor de 11,4 millones de pobres.

La leve reducción de pobres que festejó el Gobierno correspondía a la comparación con un momento de deterioro de la economía como fue el 2016 contra el 2017, etapa que además coincidió con el período electoral y de aumento de la actividad.

Durante el segundo semestre de 2017 hubo una mejora del empleo, más trabajo precario, pero al medir pobreza por ingresos, hubo un sector que pasó de ser desocupado a tener una “changa” o un empleo inestable y por lo tanto algún tipo de ingreso.

Te puede interesar: Pobreza: los números mágicos de Mauricio Macri

A pesar de la reducción que midió el Indec, la pobreza estructural no mejoró. La UCA estima además de pobreza por ingresos, la pobreza multidimensional, que analiza la ausencia de derechos como la alimentación, cobertura de salud, servicios básicos, vivienda, educación, sistema de seguridad social y el acceso a la comunicación e información.

En el tercer trimestre de 2017, la universidad calculó que la pobreza multidimensional afectó a más de la mitad de los hogares, el 64,5 % padecía al menos una de estas carencias; y el 41,3 % al menos dos carencias.

El anuncio de pobreza del Indec que anunció Macri quedó muy atrás. La crisis que se abrió por los tarifazos y la disparada del dólar provocaron devaluación, una inflación que se acelera y un parate de la economía. El fin del “gradualismo”, una etapa de más ajuste por las negociaciones con el FMI con meses de menor empleo y menores ingresos.

El Indec difundirá los datos de pobreza correspondiente al primer semestre de 2018 en septiembre. Lejos de la pobreza cero que prometió Macri, es probable como advierte la UCA que se deterioraran los indicadores sociales, y la pobreza aumentará.



Source link