Segundo semestre recargado: nuevos ajustes, precios sin frenos y salarios viejos

0
76


La canasta básica de alimentos subió un 3,22 % en junio. Se vienen nuevos aumentos de naftas, prepagas y tarifas de luz, gas. La inflación azota el poder adquisitivo de los salarios.

El dólar no fue el único que se disparó en las últimas semanas. Los precios están en la misma carrera que la divisa. Ya anticipan que la inflación de junio rondará el 3 %. Los aumentos no se detendrán. En este semestre habrá nuevas subas de las prepagas, naftas y de las tarifas de electricidad y gas.

Fuera de esta carrera quedaron los salarios porque las paritarias se cerraron por porcentajes que apenas llegarían a la mitad de la inflación esperada para 2018. Incluso el mismo Gobierno en la Carta de Entendimiento al FMI reconoció que la suba de precios de este año podría alcanzar al 32 %.

Artículos y alimentos por las nubes

Consumidores Libres reveló que la “canasta básica de alimentos” aumentó un 3,22 % durante el mes de junio, y desde el 1° de enero la suma acumulada es del 13,69 %.

El mes pasado se registró una suba del 2,06 % en relación al mismo período del 2017. En el acumulado de este año hubo un alza del 4,80 % en relación al mismo período del año 2017.

El estudio surge de un relevamiento efectuado por la entidad en supermercados y negocios minoristas de la Ciudad de Buenos Aires, de 38 artículos en los supermercados Coto, Plaza Vea, y en centros de abastecimiento de los barrios de La Boca, Caballito, Liniers y Pompeya.

Los cuatro productos que más subieron en junio fueron: tomate perita por kilo (42,65 %), acelga por kilo (14,84 %), harina por kilo (13,76 %), aceite por litro (12,63 %).

Durante el primer semestre los productos que más aumentaron fueron: té de 50 saquitos (73,92 %), harina por kilo (50,36 %), azúcar por kilo (43,10 %), acelga por kilo (41,03 %).

En tanto, un informe realizado por la consultora Focus Market durante el 20 de abril hasta el 22 de junio (período de crisis cambiaria) mostró que los precios de los alimentos, higiene personal y limpieza tuvieron un incremento de hasta un 28,7 % en 20 días.

La consultora estimó la evolución de precios versus el tipo de cambio. Los artículos que más subieron fueron: chocolates (28,7 %), pastas secas (22,2 %), aceite (15,5 %), quesos untables (11 %), gaseosas (10,1 %), yerbas (8,3 %), galletas (8,1 %), mayonesa (8 %) y manteca (7,6 %).

Un informe de Scanntech, que analiza los productos vendidos en los negocios chicos y supermercados chinos, mostró un alza promedio del 20,4 % en el último semestre (hasta el 22 de junio) en relación al mismo periodo del 2017.El estudio revela una aceleración más pronunciada de los precios en las últimas tres semanas, en junio.

Por su parte, la contracara es el menor consumo. Un documento realizado por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación German Abdala calculó que en mayo, el consumo medido por el Indicador Mensual de Consumo se expandió un 1,2 % anual, el menor crecimiento en diez meses. Las ventas minoristas profundizaron su caída y se contrajeron un 4,8 % anual.

Inflación en alza

Ayer el BCRA publicó su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), donde los analistas privados pronosticaron que la inflación de este año alcanzará el 30,1 %. Se modificó al alza la estimación que fue del 27,4 % en mayo.

Los analistas esperan que, luego de la suba la inflación vuelva a caer en los próximos meses hasta ubicarse en un 1,8 % mensual en el último trimestre del año.

Federico Furiase, de la consultora EcoGo, afirmó en TN sobre la inflación que “para junio tenés tres frentes complicados que podrían llevarla hasta un 3,5 % o 4 %, con un aumento núcleo de entre 3,8 y 4 %. Se trata de la suba en naftas del 5 %, alzas en transporte e inflación en alimentos hasta del 4 % a partir del ‘arrastre’ que dejó mayo. Y a eso se suma la devaluación”. Según el especialista, la inflación interanual sería del 29,5 %.

Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, sostuvo “la volatilidad del tipo de cambio va a afectar el cálculo para los próximos meses” de la inflación y prevé para junio que la suba será mayor al 3 %. El analista advirtió sobre la inflación del mes pasado si “tendremos que ver si está más cerca de 4 % de acuerdo a los últimos datos”, en declaraciones al sitio iProfesional.

Siguen los aumentos

El segundo semestre continuará con nuevas subas. El domingo pasado YPF anunció el aumento del 5 % en las naftas y el gasoil. El lunes fue el turno de Shell que ajustó un 9 % su nafta súper, 11 % la Premium.

La llegada de Javier Iguacel al Ministerio de Energía, en reemplazo de Aranguren, no detendrá las subas pactadas en las tarifas. El extitular de Vialidad Nacional, afirmó durante una entrevista televisiva, que habrá un nuevo aumento en las tarifas de gas y luz.

Las prepagas también tendrán un alza. A fines de junio, el Gobierno autorizó a las empresas de medicina prepaga una suba de hasta 7,5 % en sus cuotas a partir del 1° de agosto.

Las empresas ya aumentaron 7,5 % en junio, y 4 % en febrero. Así, en los primeros ocho meses de este año, acumularon un ajuste del 19 %.

Salarios atrasados

Mientras los ajustes continúan los salarios no se actualizaron de la misma manera. El grueso de las paritarias se acordaron en 15 %, y en el caso se negocien subas adicionales hasta el 5 % como prometió el Gobierno para el sector privado, los aumentos serían inferiores a la inflación de este año.

El Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo estimaron que “el salario real formal volvió a deteriorarse en mayo y se ubica en el nivel más bajo desde julio de 2016. Desde septiembre pasado cayó 5,9 % y, respecto a noviembre de 2015, la caída es del 8,4 %”.

La situación es más grave para los trabajadores estatales que sólo acordaron por el 15 % en cuotas. Un informe realizado por la Junta Interna de Ate Indec demostró que el poder adquisitivo del salario del sector público de mayo de 2018 fue un 18,2 % inferior al de noviembre de 2015. El acuerdo con el FMI implicará un mayor ajuste sobre el sector.

Te puede interesar: Ante la creciente inflación, los salarios pierden por goleada

La inflación golpeó el poder adquisitivo de los salarios y los próximos aumentos profundizarán este deterioro. Hay que exigir un salario mínimo que cubra la canasta familiar y luchar por un 30 % de aumento en una sola cuota y cláusula gatillo para actualizarlos en base a la inflación real. El paro nacional de la semana pasada mostró la fuerza de los trabajadores. Las centrales sindicales quieren volver a las negociaciones con el Gobierno. Es necesario un paro general activo y un plan de lucha unificado.



Source link