Seis claves del ajuste anunciado por Macri y Dujovne

0
99


Ante la crisis el Gobierno comunicó un fuerte recorte del gasto y la aplicación de un tibio impuesto a los exportadores que fueron beneficiados por la megadevaluación. Los principales puntos del anuncio.

La crisis avanzó y antes de viajar a negociar el acuerdo con el FMI el Gobierno anunció un fuerte recorte del gasto y la aplicación de un leve impuesto a los exportadores que fueron beneficiados por la megadevaluación.

A continuación los principales puntos de las medidas:

-Reducción de ministerios de 22 a 11: se fusionaron carteras, y pasaron a secretarías. El gabinete quedó conformado por: Marcos Peña (Jefatura de Gabinete), Rogelio Frigerio (Interior), Nicolás Dujovne (Economía), Dante Sica (Producción), Guillermo Dietrich (Transporte), Patricia Bullrich (Seguridad), Germán Garavano (Justicia, )Jorge Faurie (Cancillería), Oscar Aguad (Defensa), Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Alejandro Finocchiaro (Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología).

Te puede interesar: Así quedaría el nuevo Gabinete tras los anuncios de ajuste de Macri y Dujovne

En esta reestructuración pueden aumentar los despidos de los trabajadores estatales como ya ocurrió la semana pasada en Agroindustria que despidieron a más de 500 trabajadores.

-Déficit cero: se recorta la meta de rojo fiscal, previsto hasta ahora en 1,3 % del Producto Bruto Interno (PBI) a 0 % para 2019. Y en 2020, Dujovne aseguró se llegaría a un superávit del 1 % sobre el PBI, con un “ahorro” de U$S 5.000 millones. Sólo disminuyen el déficit fiscal primario (previo al pago de intereses de deuda), que incluye recortes de obra pública y gasto de remuneraciones y gastos operativos (más despidos de trabajadores estatales).

No hay déficit cero para los especuladores. El mismo documento que difundió Hacienda, reconoce que en 2019 los intereses de deuda se llevarán 3,3 % del PBI. Con la devaluación crece el peso de la deuda a fines de este año podría ser mayor al 70 % del PBI.

-Recortes: rebaja de gastos de capital (obra pública) en 0,7 % del PBI, un “ahorro” real del 50 %. El freno en la construcción es una medida que frenará aún más la economía.

Disminución de subsidios, una caída de 0,5 % del producto por el traspaso del gasto a las provincias, que se harán cargo de la tarifa social y de las bonificaciones.

Reducción del 0,2 % del PBI en las remuneraciones y los gastos operativos que paga el Estado. Ese porcentaje surge del recorte del 20 % en bienes y servicios. Esto afectará los salarios de los trabajadores públicos, más erosión del poder adquisitivo y nuevos despidos.

-Gasto social: el Gobierno anunció que habrá nuevas partidas para atender el gasto social. Es el reconocimiento oficial que la crisis tendrá consecuencias graves para los sectores de menores ingresos. La pobreza volverá a aumentar.

-Retenciones a las exportaciones: se aplicará un impuesto de $ 4 por dólar para las exportaciones primarias y $ 3 por dólar para el resto de las exportaciones. Se reducirá al 18 % en la alícuota para porotos, harinas y aceite de soja. El Gobierno estima que esta medida permitirá recaudar en 2019 $ 280.000 millones. Esta medida es un impuesto leve a los exportadores que ganaron con la megadevaluación. Como advirtió el especialista Daniel Schteingart con este esquema si el tipo de cambio sube, las retenciones se licúan, “incentivando a los generadores de dólares a presionar para devaluar”. Por ejemplo con un dólar a $ 40, los sojeros “ceden” 4 % de lo que ganaron desde diciembre de 2017 por devaluación. Si el dólar se va a $ 45 “ceden” 2 %.

-Contribuciones patronales: postergan por un año de la suba del mínimo no imponible de las contribuciones a la Seguridad Social prevista para el año 2019. Según el Gobierno, esto implicará una recaudación adicional en 2019 por $ 40.000 millones.

Te puede interesar: El Gobierno regalaría $ 140.000 millones a las patronales por rebaja de contribuciones

La suba del mínima no imponible fue incluida en la reforma tributaria proempresaria y representaba una pérdida de recursos entre $ 100.000 millones y $ 140.000 millones al fisco en 2022 (a valores de hoy). Medida que beneficiaba a las grandes empresas de servicios, como supermercados (Carrefour, Coto), comidas rápidas (Mc Donalds, Burguer King, etc), y bancos privados, con reducciones de contribuciones que llegan hasta el 70 % en esos casos. Ahora con la crisis, sólo se posterga por un año.

El paquete de medidas golpea al pueblo trabajador. Esta crisis tiene claros ganadores los exportadores, los bancos, las grandes empresas y los especuladores a los que se les seguirá pagando dólar por dólar por la deuda.

Te puede interesar: Megadevaluación: las penas son de nosotros, las ganancias son ajenas



Source link